Cómo convertir correos electrónicos a PDF.

Aprende a convertir mensajes de correo electrónico a PDF en unos sencillos pasos para que resulte más fácil leerlos, compartirlos o guardarlos para usarlos en el futuro.

Una bandeja de entrada puede estar plagada de todo tipo de correos electrónicos: desde facturas y extractos bancarios hasta información de seguimiento, solicitudes de asistencia y mucho más. Hay ocasiones en las que puede que quieras guardar un correo electrónico tan solo para poder recurrir a él más adelante o para archivarlo por motivos relacionados con la gestión de tu empresa. Crear un PDF es una forma sencilla de convertir un correo electrónico en un documento fácil de leer y al que puedes remitirte todas las veces que necesites. Así es como se hace.

Pasos para exportar un correo electrónico a PDF.

No importa si utilizas Gmail, Outlook, Apple Mail o cualquier otro servicio de correo: cualquier archivo que se pueda imprimir se puede guardar y ver como PDF. Para convertir un correo electrónico en un archivo PDF, lo primero que tienes que hacer es ir al cuadro de diálogo Imprimir de dicho correo electrónico. Normalmente, el cuadro de diálogo Imprimir se presenta mediante el icono de una impresora.

  1. Toca el icono de la impresora.
  2. Selecciona Guardar como PDF o Exportar como PDF en el cuadro de diálogo Imprimir.
  3. Asigna un nombre al archivo y elige la ubicación del equipo en la que quieres guardarlo.
  4. Selecciona Guardar.

Descubre todo lo que puedes hacer con tu archivo PDF.

Una vez creado el PDF, podrás editar, marcar y compartir el archivo con compañeros de equipo y colaboradores. Descubre qué más cosas puedes hacer con Adobe Acrobat DC para que trabajar con archivos PDF sea una tarea rápida y sencilla.