¿Cuál es la diferencia entre contrato vinculante y no vinculante?

Échale un vistazo a cuáles son las diferencias entre los contratos vinculantes y los no vinculantes, y descubre qué hace que un contrato sea legalmente válido.

¿Qué es un contrato vinculante?

Un “contrato vinculante” es cualquier acuerdo de obligado cumplimiento. Esto quiere decir que, si firmas un contrato vinculante y no cumples con tu parte del acuerdo, la otra parte puede llevarte ante los tribunales.

Para que un contrato sea vinculante, debe incluir varios elementos clave:

Si un contrato contiene todos estos elementos, puede considerarse vinculante y de obligado cumplimiento.

¿Qué es un contrato no vinculante?

Un contrato no vinculante es cualquier contrato que no incluya alguno de los elementos necesarios para ser vinculante o en el que se especifique que no hay obligación de cumplirlo con fórmulas como, por ejemplo, “este contrato no es vinculante”.

Los contratos no vinculantes se suelen utilizar cuando dos partes quieren plasmar en el papel las negociaciones iniciales para garantizar que están de acuerdo, pero aún no quieren acceder explícitamente a nada.

Una declaración de intenciones es un buen ejemplo de contrato no vinculante.

Aunque hay varias diferencias entre los contratos vinculantes y los no vinculantes, ambos tienen algo en común: deben firmarse.

Para simplificar la firma de contratos, fírmalos en línea con un programa como Adobe Sign. Con él, podrás añadir firmas legalmente vinculantes a documentos de Word o archivos PDF de forma rápida y fácil, utilizando tu equipo u otro dispositivo.

Obtén más información acerca de lo que Adobe Sign puede hacer para simplificar la elaboración de contratos.