Factura comercial o proforma: cuál utilizar y cuándo.

Descubre cuál es la diferencia entre factura proforma y comercial para saber cuál es mejor para tu empresa en particular, cómo tienes que utilizarlas y cuándo debes enviarlas.

Las facturas proforma y comerciales se suelen utilizar, principalmente, en comercio internacional. En resumen, la mayor diferencia entre ambas es que una se utiliza como borrador y la otra, para solicitar el pago definitivo. Las facturas proforma se emiten antes de enviar los productos y con ellas no se requiere ningún pago. Las facturas comerciales se emiten después de que los productos se hayan entregado y en este momento es cuando se debe abonar su coste.

Información sobre las facturas proforma.

El término “proforma” quiere decir “de acuerdo con la forma” y se utiliza para hacer referencia a un tipo de factura en el que se estima el precio de un bien o servicio antes de su envío o prestación. Emitir una factura proforma es una buena opción cuando es imposible dar a los clientes un precio exacto, pero si una idea aproximada de los costes que se pueden prever.

Si tu empresa se dedica a importar bienes, puedes utilizar este tipo de facturas para que en el despacho de aduana se hagan una idea de los costes. No obstante, tendrás que proporcionarles una factura comercial en un plazo de 180 días después de hacerlo.

¿Cuándo debo utilizar una factura comercial?

Puesto que las facturas comerciales son documentos que se emiten después de que las mercancías se hayan enviado o entregado, tendrás que emitirlas una vez finalizada la venta y servirán como justificante legal de la transacción.

Este tipo de factura contiene mucha más información que una proforma, como, por ejemplo, los datos del comprador y el vendedor, información sobre el lugar de la compra y una descripción exhaustiva de las mercancías. De hecho, si tu empresa realiza envíos internacionales, será obligatorio que utilices facturas comerciales.

Haz de la facturación una experiencia sin complicaciones.

Dale un impulso a tu empresa: empieza a crear plantillas de facturas digitales y utiliza un software de firma electrónica como Adobe Sign. Mantén tu negocio en marcha mientras creas, firmas y envías facturas con casi cualquier dispositivo y desde, prácticamente, cualquier parte. Explora qué más puedes hacer hoy con Adobe Sign.