Diferencia entre extracto y factura

Si utilizas correctamente los extractos de cuenta y las facturas, no solo aumentarás la eficiencia de tu empresa, sino que conseguirás recaudar pagos por parte de tus clientes de forma más rápida y fácil.

Las empresas tienen que enviar extractos de cuenta y facturas a los clientes, y, a veces, incluso a terceros. Descubre cuál es la diferencia entre un extracto de cuenta y una factura, y aprende a enviar estos documentos digitalmente. Existen algunas aplicaciones con las que crear, firmar y compartir extractos de cuentas y facturas resulta muy sencillo. Si sabes cuál de ellos tienes que enviar y cuándo, recibir los pagos pendientes será igual de fácil.

¿Qué es un extracto de cuenta?

Un extracto de cuenta es un documento en el que se indican todas las facturas (o recibos) pendientes de pago por parte de un cliente en particular. A diferencia de las facturas, los extractos de cuenta se suelen enviar o poner a disposición de sus destinatarios en momentos determinados. En muchas empresas, por ejemplo, los extractos de cuenta se les envían al final de cada mes o trimestre a aquellas quienes tengan saldo pendiente de pago.

Normalmente, se considera que los extractos de cuenta son documentos informales. Se suelen utilizar, principalmente, con fines informativos, ya que el cliente puede abonar una factura sin haber recibido aún su extracto de cuenta. Si, por ejemplo, un cliente recibe por correo un extracto de cuenta el mismo día en que ha pagado una factura, el extracto de cuenta dejará de estar actualizado. Aprende a crear fácilmente una plantilla de extracto de cuenta.

¿Qué es una factura?

Una factura es un documento formal en el que se indican los importes por pagar, los detalles de la transacción, los costes por hora o unidad, etc. En esencia, las facturas se envían a clientes u otras empresas con el fin de recibir un pago.

Los requisitos para realizarlo también se suelen incluir en la propia factura. Una empresa puede indicar, por ejemplo, que el pago debe realizarse a los 30 días de la fecha en que se prestaron los servicios o se entregó un producto.

Con un software de firma electrónica como Adobe Sign, los clientes pueden revisar, firmar y pagar electrónicamente las facturas desde casi todos los dispositivos y estén donde estén. De esta forma, te resultará más sencillo llevar un registro detallado de tus operaciones y recaudar pagos pendientes con más rapidez.

¿Quieres saber cómo se hace? Descubre hoy mismo todo lo que puedes hacer con Adobe Sign para darle un impulso a tu empresa.