¿Cuáles son los diferentes tipos de facturas?

Conoce los tres tipos principales de facturas y cuándo utilizarlas para facturar correctamente a tus clientes.

Las facturas tienen muchas formas y tamaños, y cada una está pensada para un propósito específico. Estos son tres de los tipos de facturas más habituales y sus usos.

Factura proforma.

Una factura proforma es similar a una factura “previa”. No es una exigencia de pago como ocurre con una factura tradicional. Más bien se trata de una estimación de cuánto costarán los productos o servicios una vez que se termine el trabajo.

Este tipo de factura se suele utilizar para proyectos más grandes que contienen varios productos o servicios. Les ofrece a los clientes una idea del alcance del proyecto, una lista pormenorizada de los costes y el importe total que se deberá una vez que se complete el proyecto.

Factura provisional.

Una factura provisional está pensada para desglosar el coste de un gran proyecto en pagos más pequeños. En lugar de enviar una factura final después de que finalice el proyecto, se envían varias facturas pequeñas a medida que avanza el proyecto.

Puedes beneficiarte del uso de facturas provisionales para mantener el flujo de efectivo durante proyectos largos, cuando, de lo contrario, tendrías que esperar hasta que el proyecto termine para cobrarlo. Las facturas provisionales también pueden beneficiar a tus clientes, ayudándoles a gestionar los costes del proyecto dividiéndolos en porciones más manejables.

Factura final.

Una factura final es exactamente lo que parece: es la solicitud oficial de pago de un proyecto, servicio o producto completado. Debería incluir toda la información necesaria para que los clientes comprendan por qué están pagando y cómo hacerlo.

Si no hay ningún proyecto largo que requiera una estimación o facturas provisionales, este es el tipo que utilizarías. Para la mayoría de las empresas, se trata de la “factura estándar”.

Simplifica el proceso de facturación.

Muchas empresas exigen la aprobación firmada para poder completar o facturar un trabajo. La aceptación defirmas en línea con un software como Adobe Sign puede simplificar la aprobación del proyecto al permitir que los clientes firmen facturas legalmente de forma remota.

Aprende más sobre lo que Adobe Sign para facilitar la facturación a los clientes con cualquier tipo de factura.