¿Qué es exactamente un contrato bilateral?

Échale un vistazo a este análisis de los contratos bilaterales en comparación con los unilaterales y entiende mejor qué es lo que implican, cuándo se utilizan y qué valor aportan.

Es probable que hayas oído alguna vez los términos contrato bilateral y unilateral, pero ¿en qué consisten realmente cada uno de ellos? Sigue leyendo y descubre la guía definitiva (y no por ello menos breve) para entender la diferencia entre ambos.

¿Qué es un contrato bilateral?

Un contrato bilateral es un acuerdo vinculante en el que dos partes se comprometen a cumplir con las obligaciones acordadas. Este tipo de contrato es uno de los acuerdos vinculantes más utilizados, puesto que otorga a ambas partes el papel de lo que se conoce como “persona que contrae una obligación”, es decir, una persona o parte que está vinculada a otra.

Los contratos bilaterales se utilizan tan a menudo que a veces se confunden con los de compraventa. En estos casos, si alguno de las partes no cumple con su parte del acuerdo, se considera que ha incumplido el contrato.

¿Cuál es la diferencia entre los contratos unilaterales y bilaterales?

Tantos los contratos unilaterales como los bilaterales son acuerdos legalmente vinculantes en los que se promete obtener un resultado, pero ¿cuál es la diferencia exacta entre ellos? A continuación, te dejamos la explicación.

En los acuerdos unilaterales, una persona u organización toma el papel de ofertante y propone un acuerdo a otra para que lleve a cabo una acción o servicio. Si lo hace, recibirá lo que el ofertante le ha prometido. En otras palabras, la responsabilidad recae únicamente en una de las partes, por lo que no hay un compromiso de reciprocidad entre las dos.

En los contratos bilaterales, como su propio nombre indica, se exige que ambas partes se comprometan, lleguen a un acuerdo y determinen los requisitos que se deben cumplir. Si alguna de las dos incumple las condiciones, se considera un incumplimiento del contrato.

Renueva tu forma de gestionar los contratos.

Con un software intuitivo de firma electrónica, elaborar y firmar contratos bilaterales es muy sencillo. Descubre todo lo que puedes hacer con Adobe Sign.