¿Qué es exactamente una cláusula contractual?

La jerga de los contratos puede ser compleja, así que intentaremos hacer todo lo posible para simplificar este punto. Descubre los conceptos básicos sobre las cláusulas contractuales y cómo funcionan, y conoce mejor cómo se recogen dentro de los contratos.

Los contratos y los acuerdos, como la mayoría de los documentos escritos, están compuesto por varias partes diferentes que abordan todo tipo de aspectos específicos. Uno de esos elementos funcionales es la cláusula contractual: una herramienta escrita crucial en cualquier contrato.

¿Qué es exactamente y qué hace? Sigue leyendo para obtener más información sobre las cláusulas contractuales y cómo se pueden utilizar para crear contratos que abarquen todo lo necesario.

¿Qué es exactamente una cláusula contractual?

La forma más sencilla de visualizar una cláusula contractual es entenderla como una sección escrita en la que se requiere la realización de una actividad dentro de la legalidad. En otras palabras, una cláusula contractual es una sección única que aborda una necesidad, privilegio, derecho, plazo o deber específicos.

Básicamente, es una parte escrita en la que se aclara cualquier aspecto del contrato que pueda dar lugar a una confusión. Aunque hay muchas formas de escribir una cláusula y cada una se aplica a un aspecto diferente, su objetivo es, en esencia, el mismo: definir y subrayar una cuestión específica del contrato o acuerdo.

¿Cómo se utilizan las cláusulas en los contratos?

Casi cualquier sección de un contrato que se utilice para definir específicamente los límites del acuerdo podría considerarse una cláusula. Sin embargo, para ilustrar mejor cómo funcionan, proporcionaremos algunos ejemplos de cómo se pueden utilizar los distintos tipos de cláusula.

Transforma hoy mismo tu forma de gestionar los contratos.

Autorizar documentos y firmar y elaborar contratos con seguridad nunca había sido tan fácil. Descubre hoy mismo todo lo que puedes hacer con Adobe Sign.