¿Qué es un anexo al contrato?

Te explicamos qué son los anexos al contrato y cómo pueden ofrecer flexibilidad y versatilidad a un contrato ya establecido entre dos o más partes.

Un contrato original, aunque legalmente vinculante, no siempre cubre el alcance de lo que dos o más partes pudieran necesitar. Cuando esto sucede, lo normal es recurrir a anexos al contrato para crear más flexibilidad o modificar detalles y ajustar plazos. Pero ¿qué son exactamente los anexos al contrato y qué utilidad pueden aportar? Sigue leyendo para obtener más información.

¿Qué es exactamente un anexo al contrato?

Básicamente, se trata de una adición posterior a un acuerdo legal ya firmado. Técnicamente, un anexo al contrato es un documento adjunto a un contrato inicial que añade detalles, cambia las condiciones o incluye disposiciones nuevas que no se incluyeron en el original.

¿Qué utilidad aportan los anexos al contrato?

Muchas partes consideran que los anexos al contrato son herramientas útiles porque ofrecen más flexibilidad, pueden ampliar las condiciones que ambas partes hayan acordado, cambiar detalles y reemplazar partes específicas del original. Básicamente, los anexos facilitan la realización de ajustes porque son un documento adicional, lo que significa que no es necesario descartar ni reescribir el acuerdo inicial.

En lugar de ello, el anexo al contrato es un documento de una o dos páginas que actúa junto con el acuerdo actual. Dicho esto, se deben usar con cautela: no es tan sencillo como que una de las partes quiera realizar un cambio y hacerlo directamente. Ambas partes deben acordar, redactar y firmar el anexo para que este se reconozca legalmente.

Mejora tus capacidades con contratos.

Tanto si buscas una solución perfecta para firmar documentos como una forma sencilla de autorizar contratos, Adobe Sign te resultará muy útil. Descubre qué más puedes hacer con Sign hoy mismo.