Velocidad de obturación: qué es y para qué se emplea.

Aprende los conceptos básicos de este principio fotográfico y descubre qué oportunidades creativas ofrece.

Fotografía en movimiento de un baile

La fotografía es una combinación de arte y ciencia. Si bien eso puede hacer que parezca el doble de difícil, una vez que entiendes los conceptos básicos de estos dos aspectos, se pueden combinar para ofrecer formas casi ilimitadas de expresar tu visión creativa. La velocidad de obturación es un buen ejemplo. Es un tema técnico, pero, si aprendes a manipular la velocidad de obturación, puedes lograr cualquier cosa, desde fotos deportivas en movimiento nítidas y congeladas hasta tomas de cascadas fluidas y llenas de movimiento.

 

¿Qué es la velocidad de obturación?

Como su propio nombre indica, la velocidad de obturación es la velocidad a la que se cierra el obturador de la cámara. Una velocidad de obturación rápida crea una exposición más corta —la cantidad de luz que capta la cámara— y una velocidad de obturación lenta brinda al fotógrafo una exposición más larga.

Perros jugando en un parque
Luces de la carretera

“La velocidad de obturación te ofrece dos cosas. En primer lugar, te permite congelar el tiempo”, explica el autor y fotógrafo Jeff Carlson. “Si tienes una velocidad de obturación más rápida, se abrirá y cerrará rápidamente y conseguirás la toma de lo que esté sucediendo”.

 

“A continuación, está el caso en el que quieres una velocidad de obturación muy lenta que abra la abertura para dejar entrar más luz”, dice Carlson. “Puedes usar una velocidad de obturación lenta en un entorno más oscuro cuando necesites más luz para exponer una toma correctamente”.

 

Problemas a la hora de ajustar la velocidad de obturación.

Al ajustar la velocidad de obturación, ten en cuenta la luz y el movimiento. Si dejas el obturador abierto durante más tiempo para capturar más luz, el movimiento afectará a la foto; quizás de una forma que no te guste.

 

“El problema es que, cuando el obturador está abierto más tiempo, todo lo que se mueve en el encuadre durante ese tiempo se vuelve más borroso”.

 

“El problema es que, cuando el obturador está abierto más tiempo, todo lo que se mueve en el encuadre durante ese tiempo se vuelve más borroso”, afirma el fotógrafo, escritor y profesor Ben Long sobre las imágenes borrosas. “Otro problema surge cuando el obturador de la cámara está abierto durante mucho tiempo y mueves la cámara. Es inevitable que lo hagas, porque no somos máquinas”.

 

Una velocidad de obturación lenta puede ayudarte a iluminar una escena más oscura, ya que capta más luz a través del objetivo. Pero con una velocidad de obturación más rápida, el objetivo está abierto por un periodo de tiempo más corto, por lo que entra menos luz en el objetivo. Eso hace que la poca luz sea un problema y se demuestra la importancia de una escena bien iluminada. Ten en cuenta esto mientras fotografías o podrías terminar con fotos muy oscuras en las que se pierde lo que deseas capturar. 

 

Ajustar correctamente la velocidad de obturación es crucial cuando se trata de no perder el momento, sobre todo con sujetos que se mueven rápidamente.

Impala corriendo en la naturaleza

“Hace un par de meses, estaba fotografiando guepardos cazando”, nos dice Carli Davidson, fotógrafa de animales y autora con más ventas del New York Times. “No puedes decir: ‘Oye, ¿puedes volver a hacerlo? ¿Puedes ir más despacio y repetirlo, porque mi velocidad de obturación no era lo suficientemente rápida y la imagen salió borrosa?’”.

 

Experimentar con la velocidad de obturación antes de una sesión te ayudará a dominar lo que necesitas y cuándo lo necesitas.

 

Tiempo de congelación con velocidad de obturación.

Cuando no quieras desenfoque de movimiento —el efecto causado por un sujeto o la cámara al moverse durante una captura con exposición prolongada/velocidad de obturación lenta—, puedes congelar el tiempo con una velocidad de obturación rápida.

 

“Los niños de dos años son conocidos por nunca quedarse quietos”, dice Carlson. “Puedes configurar la cámara a una velocidad de obturación más alta para que no salgan borrosos cuando tomes esa foto”. 

 

Sin embargo, más allá de simplemente evitar el desenfoque de movimiento, la velocidad de obturación rápida brinda a los fotógrafos la capacidad casi mágica de poner un solo momento en una cápsula del tiempo. 

 

“Se remonta a la razón para tomar la fotografía”, explica el fotógrafo y diseñador Shawn Ingersoll. “¿Quieres capturar el movimiento de una fracción de segundo en el que algo se mueve, pero no lo parece? Como la roca que cae a un estanque, para ver esa fracción de segundo donde el agua salpica en el aire”.

 

El agua, un elemento que puede estar tan quieto como una gota de rocío o ser tan poderoso como un tsunami, muestra cómo la velocidad de obturación puede contar dos historias. 

 

“Si estás observando el océano durante el atardecer, es posible que quieras una exposición prolongada de 30 segundos”, sugiere Carlson. “Eso puede ayudarte a captar más luz para que todo no esté completamente oscuro. Suavizará todas las olas y le dará un aspecto realmente delicado y vidrioso al agua”.

 

Sin embargo, ese mismo océano en una sola instantánea a una velocidad de obturación rápida puede mostrar olas espumosas o la turbulencia de un mar picado. Son elecciones como estas las que brindan a los fotógrafos opciones creativas definidas por ajustes técnicos.

Río desembocando en el mar
Olas rompiendo bajo el sol al atardecer

Captura el movimiento en las fotos con las velocidades de obturación lentas.

“Solía hacer fotos de partidos de baloncesto en este oscuro gimnasio”, recuerda la periodista y fotógrafa de bodas Anna Goellner. “Para obtener la exposición adecuada, a veces tenía que bajar a una velocidad de obturación de 1/50, pero luego veía movimiento en mis imágenes, justo lo que no quería. En la fotografía deportiva, quieres que las imágenes sean limpias”.

 

Cuando el objetivo final de la toma es una imagen nítida y enfocada, como capturar la mirada de un deportista cuando anota ese tanto que hace ganar a su equipo, necesitas una velocidad de obturación rápida para congelar el objeto en movimiento. Cuenta la historia haciendo una pausa en un momento particular. Sin embargo, las tomas que detienen el tiempo y eliminan el movimiento pueden limitar ciertas posibilidades de contar historias.

 

“Cuando un equipo de baloncesto ganaba por bastante diferencia o ya tenía todas las fotos buenas que necesitaba, jugaba con ese movimiento”, continúa Goellner. “Seguir a un jugador de fútbol por el campo mientras corría y capturar ese movimiento... Creo que es muy divertido ser artístico con eso. Sin duda, puedes capturar el movimiento de los deportes jugando con la velocidad de obturación”.

Saque en un partido de fútbol americano

Es posible contar una historia o capturar una acción que va más allá de un solo momento con velocidades de obturación lentas. A veces, incluso es necesario. 

 

“Si estoy en la pista de carreras y hay un auto de Fórmula 1 a 320 kilómetros por hora”, dice Long, “y lo capturo a 1/8000 de segundo para congelar perfectamente el movimiento, cuando miro la imagen final, parece un auto estacionado. No parecerá una escena realista. No parecerá que estuviera manejando tan rápido”. 

 

“Si, en cambio, uso una velocidad de obturación más lenta en la cámara para seguir al auto a medida que pasa por el encuadre”, continúa Long, “el auto tendrá un poco de desenfoque, pero el fondo estará totalmente borroso; va a parecer que [el auto] iba a 320 kilómetros por hora. Es una elección creativa que tengo que tomar en ese momento para contar una realidad más fiel de la escena”. 

 

¿Cómo eliges la velocidad de obturación?

Pregúntate: “¿Qué tipo de foto quiero hacer?”. Para determinar la velocidad de obturación, tienes que considerar cuál será el objetivo final de la foto.

 

“Si tomas una foto de una cascada a una velocidad de obturación normal, el agua se congela y obtienes toda esa textura”, dice Carlson. “Pero también viste fotos de cascadas donde el agua es delicada y suave. Es un efecto espectacular y muy fácil de hacer. Todo lo que debes hacer es cerciorarte de que la cámara no se mueva y hagas la foto con una velocidad de obturación larga. Todos esos pequeños detalles del agua fluyendo se mezclarán y te darán ese aspecto”.

Humo moviéndose entre rocas

La velocidad de obturación le da al fotógrafo la capacidad de usar el movimiento —o de congelarlo— para contar una historia o capturar un ambiente. Tanto si decides tomar esa instantánea de una fracción de segundo con una velocidad de obturación corta como retratar el movimiento de los sujetos con una foto de velocidad de obturación lenta, estás abriendo posibilidades narrativas. ¿Se trata de capturar el momento tal como es o representarlo como lo percibimos? ¿O incluso de capturar la energía del momento en lugar de simplemente los detalles visuales? Dominar la velocidad de obturación pone ese poder en tus manos. 

 

Y, aunque el conocimiento técnico es útil para lograr este dominio, es la práctica lo que inevitablemente desarrollará esta habilidad en cualquier fotógrafo.

 

“Puede que tengas conocimientos académicos de cómo funciona la fotografía”, transmite Davidson. “Pero también tienes que tener el conocimiento práctico de probarlo y practicarlo siempre que puedas para hacerlos uno”.

Puede que también estés interesado en…

Bailarines actuando en el escenario - Fotografía de velocidad de obturación | Adobe

Velocidad de obturación: qué es y para qué se emplea.

Descubre cómo la velocidad de obturación puede ser clave para capturar el movimiento y regular la exposición de nuestras fotos.

Perro en la orilla de la playa-Consejos de distancia focal | Adobe

Introducción a la distancia focal.

Descubre formas de seleccionar la distancia focal ideal para todas y cada una de tus fotos.

Contraste de luces por la noche - Fotografía nocturna | Adobe

Iniciación a la fotografía nocturna: trucos y técnicas.
Poca luz no tiene por qué ser sinónimo de baja calidad con estos consejos para unas fotos nocturnas excelentes.

Pan con queso, aguacate y semillas

El arte de la fotografía de alimentos.

Explora el mundo de la fotografía culinaria con consejos de los profesionales del sector.

Consigue Photoshop Lightroom.

Edita, organiza, almacena y comparte fotos desde cualquier lugar.

 

Comprar por teléfono
 

Argentina

0800 266 0538
 

Chile

1230 020 0888
 

Colombia

01800 518 3516
 

Costa Rica

0800 012 1842
 

Perú

0800 77284