Introducción a la fotografía de producto.

Esta forma comercial de fotografía presenta diferentes dificultades y posibilidades. Aprende cómo perfeccionar tus productos y capturar buenas fotos, desde el estilo hasta la edición.

Editando una fotografía de unos zapatos

¿Por qué se distingue la fotografía de producto?

La fotografía profesional de productos es la forma comercial de la fotografía de bodegón. Crear fotos de productos de alta calidad no es nada fácil. Se necesita tiempo para aprender a preparar estéticamente productos, configurar la iluminación y componer diferentes exposiciones. Descubre cómo crear fotos en las que solo aparece el producto sencillas para fines de ecommerce y fotos complejas de estilo de vida para mostrar un producto en uso.

 

Puedes crear imágenes de productos limpias.

La fotografía de productos suele ser una imagen en la que solo aparece el producto sin nada más. Normalmente empleadas para listados de productos en tiendas online como Amazon o Etsy, estas fotos suelen tomarse con un fondo blanco simple para evitar las distracciones. Las imágenes en las que solo aparece el producto capturan los detalles del sujeto, como el tamaño, la silueta y el color. Estos detalles ayudan a los consumidores a encontrar exactamente lo que buscan cuando compran en línea.

 

Antes de sumergirte en las fotos de productos, cerciórate de ponerte en contacto con el cliente y descubrir exactamente lo que está buscando. ¿Hay ángulos específicos del producto que se tienen que ver? ¿La etiqueta debe verse en cada foto? Ser organizado te llevará a hacer un buen trabajo, así que recaba toda la información que necesites antes de preparar tu sesión de fotos.

Tomando una fotografía de unos zapatos

Consigue el equipo adecuado.
Para fotos de productos concretas, “casi siempre uso mi objetivo de 50 mm con mi cámara DSLR”, dice la fotógrafa de productos y alimentos Sarah Aagesen. “También llevo un objetivo de 20 mm para fotos de gran angular y un objetivo macro en caso de que tenga que capturar pequeños detalles”. Tener diferentes objetivos a mano es una garantía de que puedas adaptarte a los retos de una sesión.

 

No uses nunca la función de enfoque automático en tu cámara con fotos de productos inmóviles. “Si el sujeto no se mueve, no hay necesidad de usar el enfoque automático. Coloca tu cámara sobre un trípode y usa el enfoque manual”, explica el fotógrafo profesional Jason Deymonaz. Además, cerciórate de usar un cable disparador del obturador para que no muevas sin querer la cámara mientras tomas la foto. Este paso puede ahorrarte tiempo si estás tomando diferentes exposiciones desde el mismo ángulo para componerlo más tarde.

 

Prepara estéticamente el producto.
Como fotógrafo de productos, es tu responsabilidad hacer que el producto se vea lo mejor posible. Deymonaz dice: “Siempre llevo mi kit de limpieza con limpiavidrios, tijeras y Goof Off para retirar etiquetas, eliminar huellas dactilares y limpiar el polvo. Hago que el producto se vea lo más atractivo posible en la cámara, lo que me ahorra mucho tiempo en la posproducción”. Si entra una mota de polvo en el producto y se ve en todas las fotos, eso se traduce en una gran cantidad de tiempo editando cada imagen. Si estás fotografiando ropa o tejidos, cerciórate de planchar las arrugas que no quieras que se vean.

 

Prepara la toma.
Una vez que el producto esté impecable, prepara el resto de la toma. Puedes crear imágenes de alta calidad disparando sobre un fondo estable, como tejidos o papel de color blanco o negro. El producto tiene que destacar en estas fotos, así que mantén el fondo simple y limpio para evitar las distracciones.

 

Considera el uso de un softbox para la iluminación de fotografías de productos. Estos modificadores de la luz crean una luz suave y difuminada que reduce las sombras fuertes. Dado que quieres que los espectadores puedan leer las etiquetas y ver los detalles, tu configuración de iluminación para fotos en las que solo aparece el producto debe ser directa con todo bien iluminado. Considera el uso de cajas de luz y de luz artificial. Las cajas de luz son cubos de estructura metálica cubiertos con una fina tela blanca. Crean una atmósfera suave y difuminada en el interior que es perfecta para iluminar de manera uniforme objetos pequeños.

Cremas para el cuidado de la piel

“Con fotos en las que solo aparece el producto, no recomiendo usar la luz natural, porque puede cambiar muy rápido”, explica Aagesen. “Por lo general, tomas diferentes fotos desde diferentes ángulos y, si estás empleando la luz de una ventana, puedes estar tomando fotos con una luz totalmente diferente si se nubla”. Dado que la iluminación natural no es constante y difícil de repetir, la iluminación del estudio fotográfico suele ser mejor para conseguir una fotografía de producto exitosa. Luego de todo, es posible que debas tomar más fotos si salen al mercado nuevas versiones del producto.

 

Fotografía tus productos.
Para algunos sujetos, deberás tomar diferentes exposiciones de la misma toma para captar diferentes detalles o partes del producto con la mejor luz posible. “Tomaré de tres a diez fotos diferentes y las combinaré en una sola toma”, dice Deymonaz. Cerciórate de tener luces estroboscópicas, reflectores u otras fuentes de luz a mano en caso de que necesites cambiar la iluminación. Si tienes un sujeto pequeño o estás disparando con poca profundidad de campo, es posible que también debas usar el apilamiento de enfoque para cerciorarte de que todos los perfiles están bien enfocados.

 

Edita tus fotos de productos.
Cuando se trata de editar fotos, cada fotógrafo tiene sus preferencias. “Siempre empiezo a editar modificando primero cualquier problema de brillo y exposición”, declara Aagesen. “A continuación, modificaré el balance de blancos, me cercioraré de que los colores sean los correctos y luego editaré el contraste, los reflejos y las sombras”.

Trozo de tarta cubierto de mermelada

La posproducción puede lograr que una foto de producto pase de ser aburrida a una preciosidad, pero es fundamental conocer las herramientas que puedes usar para cerciorarte de que tus fotos de producto destaquen. Consulta estos tutoriales de posprocesamiento para que tus fotos destaquen sobre las demás:

 

 

 

  • Si tienes que eliminar una etiqueta o un rasguño de tu producto, usa el Tampón de clonar para copiar los detalles y colores exactos de una parte de la imagen a otra.

 

Puedes crear atractivas fotos de estilo de vida.

Las fotos de estilo de vida ayudan a los clientes a hacerse una idea de cómo usar un producto, los ayudan a visualizarlo en su vida diaria. Si bien son diferentes de las imágenes en las que solo aparece el producto, muchas de las mismas reglas se aplican a las fotos de estilo de vida.

 

Prepara tu sesión de fotos de estilo de vida.

Con las fotos de estilo de vida, probablemente trabajarás con modelos para mostrar el producto en uso. “Si bien los modelos son una parte importante de la sesión, no son los protagonistas”, explica Aagesen. “Solo son personajes secundarios y el producto es la estrella. No tienes que mostrar la cara del modelo en cada foto”. Toma primeros planos de tu producto en la mano de alguien y prueba diferentes poses para que se vea natural.

Crema para la piel sobre una mano

Haz una lista de tomas para cerciorarte de conseguir todo lo que necesitas de la sesión. Haz muchas fotos y, una vez que terminaste tu lista de tomas, permítete experimentar un poco. Esta es tu oportunidad para ser más artístico e imaginativo con la fotografía de productos. A veces, las fotos imprevistas son las mejores de la sesión.

 

Si bien la luz natural no es ideal para tomas en las que solo aparece el producto, suele ser perfecta para fotos de estilo de vida. Puede iluminar tu escena de manera uniforme y natural sin mucho esfuerzo por tu parte. “Pero ten cuidado al hacer fotos con la luz directa del sol, ya que se pueden crear sombras fuertes, especialmente si tu producto es reflectante o brillante”, apunta Aagesen. Si es un día especialmente soleado, intenta disparar a la sombra y usar reflectores para hacer que entre la luz natural en la foto.

 

Edita las fotos de estilo de vida.
Si hiciste fotos con reflejos en tu producto accidentalmente o si tienes que eliminar personas o autos del fondo, consulta estos tutoriales para ayudarte a perfeccionar esa sesión de producto.

 

 

 

  • Un tinte de color es una capa general de color causada por la iluminación en la que se tomó la foto. Si se ve poco natural, elimínalo de tu foto.

 

Hacer buenas fotos de tu producto puede ser complicado, pero con las herramientas adecuadas a tu disposición, puedes editar y ajustar las imágenes para que destaquen de verdad. La foto correcta puede ayudar a que cualquier producto se venda rápidamente.

Colaboradores

Puede que también estés interesado en…

Jarrón con flores amarillas

Las bases de la fotografía de bodegón.

Mejora tus habilidades de composición aprendiendo las bases de la fotografía de bodegón.

Pan con queso, aguacate y semillas

El arte de la fotografía de alimentos.

Explora el mundo de la fotografía culinaria con consejos de los profesionales del sector.

Portada del libro Tarzán de los simios

Adéntrate en el mundo de la ilustración de cuentos infantiles.

Obtén información y consejos sobre el competitivo mundo de las ilustraciones para la literatura infantil.

Ñus cruzando un río

Trucos y consejos para fotografiar la naturaleza.

Explora las posibilidades de la fotografía de naturaleza, desde animales en movimiento hasta extensos paisajes.

Consigue Photoshop

Edita y combina imágenes.

7 días gratis, luego US$20.99 al mes.