Tendencias digitales de 2021 predice el futuro tras la pandemia.

El reporte Tendencias digitales de 2021 captura un punto de inflexión monumental en la historia. Analizamos dos perspectivas: lo que cambió desde el impacto de la pandemia y lo que están planeando las compañías para el 2021. Descarga el reporte para consultar la información detallada y las recomendaciones.

El periodo más innovador en la historia del marketing.

El 2020 aceleró rápidamente tendencias que ya estaban en el horizonte. El 92 % de los altos ejecutivos coincidieron en que el periodo de confinamiento aumentó la prioridad de la transformación digital. En el reporte Tendencias digitales de 2021, los altos cargos comparten su visión sobre el trabajo en esta época turbulenta.

La nueva normalidad será digital.

En solo un año, la adopción digital se produjo a una velocidad entre cinco y diez veces superior a la estimada. Los periodos de confinamiento, la incertidumbre económica y la pérdida de la previsibilidad forzaron la presencia online de los clientes y las compañías en unos números hasta ese momento desconocidos. Esta migración desequilibró la balanza de poder, ya que los clientes ahora tienen mayor control de la relación y una menor lealtad a las marcas y los productos. Además de eso, el 60 % de las compañías observaron nuevos comportamientos en la compra como cambios en el tamaño medio de la cesta y los intereses por productos. La disrupción de la pandemia también ejerció presión en el sector B2B, lo que provocó que muchas compañías exijan un nivel similar de comodidad a los consumidores. Aunque Adobe lleva años enfatizando la importancia de la experiencia del cliente, las compañías que ya invirtieron en CX se fortalecieron en la segunda mitad del 2020. Cuando volvamos a la normalidad, no hay ninguna duda de que la nueva normalidad será digital.

El marketing tiene un sillón en la junta directiva.

El 2020 pasará a la historia como el año en el que el marketing llegó a la junta directiva. El 80 % de los altos ejecutivos declararon que el papel del marketing a la hora de definir una estrategia ganó peso desde la pandemia. Los consumidores tradicionales se pasaron a los canales online, lo que hace que el entorno digital sea incluso más importante en estos momentos. Esta prioridad elevó el perfil del marketing a medida que las compañías se apresuran por comprender al consumidor que prioriza lo digital. El campo de batalla de 2021 se centrará en la velocidad y la agilidad. Ahora que muchas compañías tienen datos preciosísimos, la diferencia radica en lo rápido que puedan personalizar la experiencia y responder al comportamiento de los consumidores. Se espera observar más inversión e innovación en la infraestructura tecnológica junto con el marketing.

El aumento del teletrabajo.

Uno de los cambios más profundos fue la tendencia hacia el teletrabajo. El reporte Tendencias digitales de 2021 reveló que el 28 % de los responsables de marketing estaban teletrabajando al menos 1-2 días a la semana en el primer trimestre de 2020. Solo seis meses después, cuando se preguntó para predecir situaciones pospandemia, la cifra aumentó al 80 %. Lejos de experimentar la aguda caída de la productividad que temían algunas compañías, el 70 % de los directivos ejecutivos informaron de una productividad estable o mejorada. Esto supone un interesante dilema para las compañías cuando volvamos a la normalidad: algunos empleados están deseando volver a la oficina, mientras que otros no quieren tener que desplazarse de nuevo cada día. Según la mayoría de las compañías que participaron en la encuesta, la preferencia es un enfoque híbrido que combine el trabajo remoto con una oficina central. Sin embargo, es probable que las compañías promocionen su actitud cultural como un beneficio competitivo.

Las respuestas para 2021 te están esperando aquí.

Adéntrate en la Experiencia de tendencias digitales de 2021 y sumérgete en un nuevo mundo de oportunidades. Aquí es donde las tendencias cobran vida.

Agilidad forzada para 2021.

A las compañías no les quedaba otra que responder rápidamente a los desafíos. Aunque no se clasifiquen formalmente como “ágiles”, los giros y cambios de la pandemia exigieron que los ejecutivos innoven sobre la marcha y colaboren para que salga adelante el trabajo. Esto se agravó con el teletrabajo, que eliminó las distracciones y generado más tiempo para el “pensamiento profundo”. Para compañías como Natwest, ofrecer a los empleados más autonomía para actuar y experimentar les permitió servir mejor a los clientes e incorporar talento. Por otra parte, las grandes compañías son más reacias a adoptar este enfoque a largo plazo; solo el 28 % de las compañías que generan una facturación de más de 100 millones de libras pretenden seguir siendo ágiles, en comparación con el 50 % de las compañías de tamaño mediano. Independientemente de la plantilla, una vuelta a las condiciones comerciales más estables no debería significar volver corriendo a las prácticas estándar y a las unidades aisladas que antes ralentizaban a los responsables de marketing.

La mentalidad de los empleados es un beneficio.

La otra cara de la experiencia del cliente es la experiencia del empleado. Tras darse cuenta de la relación entre unos empleados comprometidos y el éxito financiero, muchas compañías están volviendo su atención hacia ellas mismas al invertir en la mentalidad. Las compañías que se describieron como “intentando de manera activa impulsar una mentalidad fuerte” tuvieron un 40 % más de probabilidades de conseguir mejores resultados en su sector. En cuanto a los equipos remotos, consulta nuestros consejos sobre cómo impulsar la cultura desde la distancia. El reporte Tendencias digitales de 2021 también muestra que los empleados que se sintieron apoyados por su compañía durante la pandemia tienen un 50 % más de probabilidades de sentirse optimistas en relación con su estrategia corporativa para el 2021. A medida que emerge una situación laboral híbrida, la mentalidad se volverá incluso más esencial para evitar el agotamiento laboral y animar a los que están teletrabajando a que fijen límites saludables por las tardes y los fines de semana.

Más cambios que hay que esperar en 2021.

La empatía es el futuro de la experiencia.
La empatía hacia los clientes se usará como elemento diferenciador con las marcas que demuestren conocer a sus clientes y las formas únicas en las que pueden prestarles servicio.

El objetivo de marca solo importa si realmente es importante. 
El objetivo de marca debe ser algo más que un lema. Según el análisis de texto de más de 800 expresiones de objetivo de marca, solo el 40 % de ellas son auténticas y están centradas en los clientes.

El acrónimo del 2021 es MOPS.
Operaciones de marketing (MOPS) ofrece una base para los datos, el flujo de trabajo, la gestión tecnológica y otras partes cambiantes de la organización de marketing moderna.

Descarga el reporte para anticiparte.