¿Qué es la fotografía comercial?

Descubre las múltiples posibilidades de la fotografía comercial. Obtén consejos de primera mano sobre cómo trabajar con los clientes, planear la sesión y ser el mejor fotógrafo comercial autónomo que puedas.

Asistentes de producción preparan a una modelo para una sesión de fotos comercial

Adéntrate en el mundo de la fotografía comercial.

La fotografía comercial es un género que engloba cualquier foto empleada para una compañía o publicación. “Es la fotografía que ayuda a vender cosas”, explica el fotógrafo Andrew Bennett. “Cuando hago fotografía comercial, es porque una compañía tiene un producto o servicio que vender y necesita contenido para venderlo”. Desde sitios web hasta vallas publicitarias, pasando por las campañas en las redes sociales, apenas hay límites para los posibles usos comerciales de las fotos.

Tipos de fotografía comercial.

La fotografía gastronómica, de moda, arquitectónica, los retratos corporativos y retratos son solo algunos de los tipos que abarca la fotografía comercial. Puedes trabajar en un estudio para producir una sesión fotográfica única y estilizada, o una compañía puede simplemente comprar los derechos de una foto que tomaste de forma independiente.

Collage: Una persona posando para una foto, un cóctel mixto y una máquina de expreso

Aunque la fotografía de estilo de vida es anterior a las redes sociales, el aspecto auténtico de las fotos que buscan ahora las marcas transformó el panorama de la fotografía publicitaria. En lugar de la fotografía de producto hecha en un estudio, el género comercial se ramificó para incluir el nebuloso y amplio campo de la fotografía de estilo de vida, que “tiene un elemento humano o muestra interacción con un producto”, según Bennett. En la fotografía de estilo de vida, el producto o servicio real puede pasar a un segundo plano frente al entorno o arte de la imagen. El objetivo es crear una imagen que muestre el producto o servicio perfectamente integrado en el estilo de vida del sujeto.

Sea cual sea el tipo de trabajo comercial al que quieras dedicarte, existen unas cuantas formas seguras de prepararte para el éxito en el sector.

Cómo hacerse un hueco en el sector de la fotografía comercial.

Puedes crear tu portafolio de fotografía comercial.

Aunque hay muchos caminos para conseguir experiencia comercial, desde la fotografía de inmobiliaria hasta la fotografía deportiva, lo más importante para conseguir trabajos es un portafolio. No pasa nada si no sabes en qué tipo de fotografía quieres especializarte por ahora. Es posible que no puedas permitirte el lujo de empezar a fotografiar lo que quieres.

Como regla general, no ofrezcas tus servicios gratis. Esto puede devaluar tu trabajo y el del sector de la fotografía en su conjunto. Pero puede ser una decisión que merezca la pena para un fotógrafo nuevo. “Es fundamental que llenes el portafolio desde el principio con el tipo de trabajo que quieres hacer. Y si eso significa fotografiar gratis, entonces debes hacerlo. Nadie te va a contratar para cosas que no fotografiaste antes”, explica Bennett.

Haz proyectos en tu tiempo libre y acepta trabajos que paguen y den experiencia. A medida que avances, presta atención a lo que te atrae. “Me llevó años descubrir lo que me gusta fotografiar y saber cuál es mi punto de vista”, comenta la fotógrafa Caydie McCumber.

Consigue que te contraten como asistente de fotografía.

“Empecé como asistente de iluminación y se lo recomiendo a cualquiera que quiera entrar en el mundo de la fotografía comercial”, cuenta McCumber. “Aprendes todos los tipos de modificadores de luz y a saber cómo iluminar a cualquier sujeto. Además, aprendes el protocolo de fotografía, que es muy importante”. El protocolo de fotografía es el conocimiento de cómo funciona un set y por qué, desde entender quién es quién hasta lo que hay o no que hacer, que constituye las reglas habladas y a menudo implícitas en una sesión fotográfica.

Los trabajos de asistente son un buen camino para los aspirantes a fotógrafos, porque, además de los conocimientos técnicos, los trabajos de asistente te presentan ante una gran variedad de profesionales en activo. Es una gran oportunidad para crear redes, establecer contactos y conseguir trabajos en el futuro.

¿Qué proyectos debes aceptar?

Como nuevo fotógrafo, puede que te resulte difícil equilibrar los pros y contras de los distintos proyectos. Emplea esta sencilla regla general para ayudarte a sopesar los posibles beneficios para el portafolio: “En cada proyecto hay tres factores: portafolio, personas y precio. Tienes que tener dos de tres para aceptar el proyecto”, explica Bennett. Por ejemplo, si se presenta un proyecto que puede dar un gran impulso a tu portafolio y los clientes son fáciles de tratar, deberías considerarlo incluso aunque la remuneración no sea alta. Por otro lado, si un proyecto está muy bien pagado, pero no agrega valor a tu portafolio y los clientes son difíciles, es mejor que pases de él.

Un fotógrafo preparando una sesión fotográfica comercial

Cómo prepararse para una sesión fotográfica con éxito.

Necesitas un plan estable para cerciorarte de que la sesión se desarrolla sin problemas, desde la negociación del contrato hasta la entrega final de los archivos.

La comunicación con el cliente es la clave.

La mejor forma de prepararte para el éxito es establecer una relación fuerte con el cliente potencial. Haz muchas preguntas y conoce la marca o trabajo a fondo, para poder afrontar el encargo con confianza y claridad. Esto es especialmente factible si trabajas con pequeñas compañías o propietarios de negocios.

“En las reuniones de preproducción, averigua qué marcas admiran o quieren emular tus clientes”, aconseja Bennett. “Pregunta a los clientes sobre cualquier experiencia previa con la fotografía y qué les gustó o no de esa experiencia”. Estas preguntas ayudan a construir una relación con el cliente y a establecer las expectativas para cada uno de los papeles que desempeñas en la colaboración. A algunos clientes comerciales les gusta estar al tanto de todo, mientras que otros prefieren darte las riendas.

El entorno de trabajo de un fotógrafo, con escritorio, portátil y equipo fotográfico

Planea el equipo y la lista de tomas.

Una vez que definiste la estrategia de marketing y el tipo de fotografía que vas a realizar, empieza a planear la sesión. Es probable que el cliente proporcione la dirección creativa y una lista de imágenes a capturar. No obstante, en una sesión personal, tendrás que crear un tablero de ideas, hacer una lista de tomas y crear una lista de equipo. Estas listas te ayudarán a realizar el seguimiento de lo que necesitas conseguir en la sesión, para cerciorarte de que no se pasa nada por alto o se escapa accidentalmente. El objetivo en la fase de preproducción es eliminar tantas incógnitas como sea posible, para no malgastar dinero ni perder tiempo en el set.

No olvides que el servicio de fotografía por el que está pagando el cliente no son solo los archivos, sino también las ideas creativas y la capacidad de conceptualización. “Una gran parte de lo que vendemos es el asesoramiento creativo”, explica Bennett. “Las primeras reuniones son para conseguir el trabajo. Siempre intento proponer algunas ideas creativas, porque eso demuestra que no soy alguien que se limita a aparecer con una cámara y dice: ‘Dime qué tienes que fotografiar’. Voy a aparecer y a tomar la iniciativa en el sentido creativo”.

Navega por los contratos y las compensaciones.

No pases por alto el aspecto legal de tu negocio de fotografía profesional. Las cesiones de derechos, los derechos de uso y las ofertas de compensación son elementos esenciales de un trabajo legítimo. Los contratos son legalmente vinculantes, por lo que es importante que los detalles del acuerdo estén por escrito para evitar cualquier problema legal en el futuro.

Es habitual que los clientes indiquen en contrato el uso exacto de una foto y el tiempo que la van a emplear, pero las compras totales son cada vez más frecuentes, como señala McCumber. En una compra total, el cliente puede emplear la imagen en cualquier plataforma cuando quiera, indefinidamente, lo que le da libertad y hace que sea una opción más fácil para las redes sociales y el uso online. Esta opción suele ser la más cara, ya que los derechos de autor de las imágenes se transfieren al cliente en una compra total.

Sean cuales sean las condiciones que elijas, cerciórate de que se expresan claramente en el contrato para que todas las partes implicadas las acepten.

Una fotógrafa y una asistente de producción preparando un set fotográfico comercial
Fotógrafo preparando la cámara con una productora y una editora trabajando al fondo

Consejos para un día fluido en el set.

Busca las ubicaciones con tiempo, llega antes, comprueba la iluminación y ten planes de reservación. “Cada trabajo es un poco diferente”, cuenta McCumber. “Puedes conseguir el mismo resultado de varias formas diferentes. El camino que elijas depende de las necesidades del cliente y de lo que creas que es la mejor manera de ejecutarlo. También dependerá de las herramientas y habilidades que tengas a tu disposición”.

Si los clientes están en el set contigo, colabora activamente con ellos durante la sesión para que den su opinión y hagan ajustes sobre la marcha. No temas fotografiar más de lo necesario, ya que probablemente no habrá tiempo para rehacer una toma; es mejor ir a lo seguro y capturar más imágenes que descubrir que no conseguiste la toma que necesitabas luego de recoger.

Consigue un flujo de trabajo en posproducción perfecto.

Muchos fotógrafos profesionales deciden contratar a un retocador para cubrir las necesidades de posproducción. “Retocar puede ser muy caro y requerir mucho tiempo”, señala McCumber. “Es mejor corregir la imagen en la cámara que depender de retoques adicionales. Le ahorrará tiempo y dinero a tu cliente después”.

Sin embargo, algo de edición es casi siempre necesario y, sobre todo, si estás empezando, es beneficioso y más rentable hacerlo tú mismo. Saber editar, retocar y gestionar archivos es una habilidad fundamental para los fotógrafos, y muchos fotógrafos comerciales emplean una combinación de Adobe Photoshop y Photoshop Lightroom en el posprocesamiento. A la hora de mostrar el nuevo trabajo en el portafolio online, crea un perfil profesional con Adobe Portfolio.

Cuando las selecciones finales estén listas para ser enviadas, recuerda que “siempre compensa tener clientes contentos que sienten que recibieron más de lo que esperaban”, explica Bennett. “Mis propuestas suelen incluir una entrega de unas más de 50 fotos editadas. Y, a menudo, envío un 50 % más o incluso el doble”. No incluyas fotos desechables para aumentar tus cifras, pero, si puedes, es mejor entregar más que menos.

Con esta información sobre todo lo relacionado con lo comercial, estás preparado para salir y empezar a hacer negocios. Promocionar tu trabajo en redes sociales o sitio web con tu portafolio es una buena forma de ganar audiencia y poner tu trabajo a disposición de posibles clientes. Cada proyecto supondrá un nuevo conjunto de retos creativos; con cada sesión que completes, estarás un paso más cerca de perfeccionar tu arte y conseguir el trabajo de tus sueños.

Colaboradores

Do more with Adobe Photoshop Lightroom.

Edit photos easily with Lightroom presetsSuper Resolution, easily share photos from any device and access your projects anywhere with cloud photo storage management.

Puede que también estés interesado en…

Editando una fotografía de unos zapatos

Introducción a la fotografía de producto.

Aprende cómo dejar impecables tus productos y obtén consejos para capturar unas fotos de producto excelentes.

Fotografía de dron de una intersección de autopistas y pasos elevados

Aprende a hacer fotografías con drones.

Descubre cómo surcar el cielo para capturar fotos desde una perspectiva aérea única.

Foto de una casa moderna con piscina

Iniciación a la fotografía inmobiliaria.

Empieza tu viaje a la fotografía inmobiliaria con estos consejos e información de profesionales en activo.

Pan con queso, aguacate y semillas

Consejos para fotografía culinaria.

Explora el mundo de la fotografía culinaria con consejos de los profesionales del sector.

Consigue Photoshop Lightroom.

Edita, organiza, almacena y comparte fotos desde cualquier lugar.

7 días gratis, luego S/ 34.16 al mes.