El negocio y la práctica del fotoperiodismo.

Aprende a desarrollarte como fotoperiodista y a tomar imágenes que digan más que mil palabras. Además, conoce los consejos de veteranos expertos sobre cómo captar fotos dignas de portadas.

Persona con un kimono que toca un guzheng

Fotografía de Beth Nakamura

Cómo nos muestran el mundo los fotógrafos de noticias.

El fotoperiodismo puede resultar increíblemente poderoso. Una y otra vez, los fotoperiodistas o periodistas gráficos son quienes definen el modo en que la gente entiende los acontecimientos importantes. Aunque conozcas o no sus nombres, cuando piensas en la Guerra Civil Americana, piensas en las imágenes de los campos de batalla de Matthew Brady, y la foto de Dorothea Lange de la Madre migrante es la imagen icónica de la Gran Depresión. Los fotógrafos de guerra como Robert Capa fueron testigos de algunos de los peores conflictos bélicos del siglo XX, y, cuando nos imaginamos el fin de la Segunda Guerra Mundial, la primera imagen que nos viene a la mente a menudo es la imagen del beso del marinero captada por Alfred Eisenstaedt en Día de la victoria en Times Square.

 

El fotoperiodismo tiene una diversidad mucho mayor que lo mencionado. Tiene que ver con las reuniones municipales semana tras semana, la realización de instantáneas de un proyecto de nueva construcción en la comunidad, las fotografías de los mercados de granjeros y el registro de una protesta cámara en mano. Es un campo que encierra desafíos y recompensas. Usa estos consejos para sobrevivir y progresar en el fotoperiodismo, ya seas un profesional independiente que envía sus fotos a Reuters o formes parte de la plantilla del Washington Post.

 

Piensa y actúa como un fotoperiodista.

Los fotoperiodistas profesionales actúan de modo distinto al de las demás personas. Cuando hay una emergencia, echan a correr hacia ella, con la cámara en la mano. Cuando alguien habla en una reunión pública, ellos están en silencio. Durante un conflicto, están en uno de los lados para documentarlo. “Ayuda a ser el tipo de persona que no siente la necesidad de ocupar mucho espacio —afirma la fotoperiodista Beth Nakamura—. Me gusta observar y no hacer mucho ruido”.

Escaparate de noche
Persona con fonos coloridos de flores por la noche

Fotografía de Beth Nakamura

“Se supone que los reporteros hacemos saber a todo el mundo que estamos en la sala, somos locuaces y entrevistamos a la gente —afirma Kathleen Marie, que trabajó como fotoperiodista y directora artística para Willamette Week y Portland Mercury. Un fotoperiodista se mueve en segundo plano. No quieren que la gente sepa que se encuentran en la sala”.

 

Desaparecer como centro de atención y convertirse en la voz más callada de la sala resulta clave para realizar un buen trabajo. “Historias sobre las demás personas, sobre la amplificación de las voces de los demás —cerciora Nakamura—. Es muy gratificante. Es lo que te mueve. Siéntate en el fondo y no seas el centro de atención”.

 

Permanecer en silencio, ser un observador y dejar que los demás actúen mientras lo documentas es lo que les de a los fotoperiodistas su poder. “Tu introversión, el deseo de escuchar y el instinto para dejar espacio para los motivos son en realidad las cualidades clave —cerciora Nakamura—. Por lo tanto, gran parte de lo que hago es escuchar, y ser testigo es una forma de escucha. Me gusta observar. Usa esas características de tu temperamento natural para que jueguen a tu favor”.

Personas sentadas en un duelo
Muro exterior con ramos de flores

Fotografía de Beth Nakamura

Cómo entrar en el fotoperiodismo.

El fotoperiodismo y la fotografía documental son formas de labrarse un porvenir profesional basado en la observación. Para ello, los aspirantes a fotoperiodistas precisan saber qué los mueve y qué los motiva. “En primer lugar y por encima de todo, sé tú mismo en el trabajo —recomienda Nakamura—. Conócete a ti mismo y cuáles son tus valores, las cosas que te preocupan en el mundo y sigue estos impulsos. Sé tú mismo, tu auténtica voz y sigue esa senda”.

 

La industria del periodismo está sometida a un cambio constante. Los modelos de publicación y las fuentes de ingresos de los medios de comunicación de todos los tamaños cambian constantemente, y esto afecta a todos, desde el New York Times hasta los periódicos locales. “Estamos en unos tiempos en los que las cosas ocurren a una velocidad hiperrápida —puntualiza Nakamura—. Por lo tanto, muéstrate abierto siempre al cambio”.

 

Los nuevos fotoperiodistas precisan ser conscientes de las nuevas ideas, los nuevos modelos de negocio y la nueva tecnología. Publicaciones tradicionales como Harper’s Weekly se pasaron al mundo online y deben tener en cuenta el modo en que su contenido funciona en las redes sociales de forma diaria, o incluso cada hora. La cámara digital y la tecnología fotográfica cambian constantemente. La forma en que las publicaciones pagan y emplean también cambia. Los editores y las editoriales están intentado descifrar siempre cómo estar en la cresta de la ola, y los fotoperiodistas también precisan saberlo. “Cuando haya una nueva idea o una nueva aplicación que te afecte —comenta Nakamura— compréndela”.

Dos personas sentadas que conversan en una oficina

Fotografía de Beth Nakamura

Consejos para conseguir un gran fotoperiodismo.

Ya seas un periodista independiente o un fotógrafo en plantilla, lleva siempre la cámara contigo. 

Nunca se sabe cuándo se producirá una noticia, cuándo te enviará el editor a un sitio o cuándo tendrás que meterte en faena. Estate preparado para cubrir acontecimientos y sucesos fuera de tu zona de confort. Incluso si sueles cubrir eventos de la comunidad, no dejes que eso te frene para cubrir asuntos políticos.

 

Para quien tiene autoridad editorial sobre las imágenes, cualquier foto es mejor que ninguna. Las fotos de alta calidad son ideales, pero las publicaciones nunca pueden saber con antelación qué es lo que resonará. “Basta con documentarlo y así sé en qué estuve metida” —comenta Marie—. No importa cuál sea tu tecnología, entra ahí. Consigue esa foto. No me preocupa si es una instantánea de una transmisión en tiempo real, necesitamos esa documentación”.

 

Mantén el orden.

Mantén la trazabilidad de cuándo tomaste las fotos y etiquétalas en consecuencia. “Básalo todo en las fechas —recomienda Marie—. Organízalo por año, mes y fecha: todo. Los metadatos también son superimportantes, por lo que cerciórate de que tus fotos no tienen solo un nombre como ‘instantánea’”. Adobe Photoshop Lightroom puede ser una gran herramienta cuando hablamos de organizar y clasificar miles de fotos.

 

Marie, como muchos editores y directores que trabajan con imágenes, tiene reglas específicas sobre qué formato y nombre deben tener los envíos. Los buenos fotoperiodistas conocen las convenciones a las que se adhieren sus publicaciones y editores, y las siguen.

 

Cuando esa imagen se pone en marcha, estará en un contexto completamente nuevo.

Tu trabajo aparecerá como apoyo de historias de noticias u otros contenidos. “Cuando un fotógrafo decide qué fotos va a compartir, finalmente le da a alguien más acceso editorial a sus imágenes”, comenta Marie. Esto incluye la publicación de las imágenes junto con el texto de otra persona.

 

Incluso con fotos sorprendentes, el poder real de una imagen no saldrá a la luz hasta que se incluya en un artículo o como ensayo fotográfico. “Ser un fotoperiodista no tiene que ver con tomar todas las fotos correctas —afirma Marie—, sino de mirar hacia atrás y encontrar fotos que creen historias”.

 

Conoce tus límites y conoce tus derechos.

Los fotoperiodistas no son espías. Sé respetuoso. “Pide siempre licencia, no perdón. El acceso es así de importante para los fotoperiodistas”, cerciora Marie. Ella trató con fotógrafos a quienes echaron de recintos o situaciones por no pedir licencia. “Creo que eso no le hace ningún bien al fotoperiodismo como un todo — comenta—. Si no tienes licencia, mantente a una distancia segura y conoce tus derechos legales”.

 

El fotoperiodismo es documentación, y eso es algo que puedes hacer en cualquier momento, aunque sea tu primera vez. Con independencia de quién seas o qué tipo de equipo tengas, hay todo un mundo que observar, ya te encuentres en carreteras rurales de un pequeño pueblo o en las bulliciosas calles de una ciudad.

Colaboradores

Puede que también estés interesado en…

Ñus cruzando un río

Trucos y consejos para fotografiar la naturaleza.

Explora las posibilidades de la fotografía de naturaleza, desde animales en movimiento hasta extensos paisajes.

Dibujo de dos rosas

Cómo dibujar una rosa.
Mejora los dibujos de rosas aprendiendo la anatomía de la planta en esta guía paso a paso.

Pan con queso, aguacate y semillas

El arte de la fotografía de alimentos.

Explora el mundo de la fotografía culinaria con consejos de los profesionales del sector.

Mujer con pecas mirando a la cámara

Iniciación a la fotografía de retrato.

Acércate a los retratos perfectos con consejos y recomendaciones de los fotógrafos profesionales.

Consigue Photoshop Lightroom.

Edita, organiza, almacena y comparte fotos desde cualquier lugar.

 

Comprar por teléfono
 

Argentina

0800 266 0538

 

Ecuador

01800 000 163 

 

Colombia

01800 518 3516
 

Costa Rica

0800 012 1842
 

Perú

0800 77284