Iluminación 3D: tipos de iluminación y técnicas de iluminación 3D

Banner luminoso

La luz da forma a nuestro mundo. Tanto en espacios reales como ficticios, la iluminación se emplea para crear ambiente y dirigir la atención. Los fotógrafos, directores de fotografía, directores de cine y artistas 3D tienen que ser expertos en el uso de los efectos de iluminación, ya sea para reproducir la realidad o para conformar una escena.

Cinco tipos de fuentes de luz 3D.

Tanto si estás iniciándote en las técnicas básicas de iluminación como si estás trabajando en diseños sofisticados, primero debes entender cómo funcionan las distintas fuentes de luz que puedes emplear para crear un espacio iluminado.

  • Luz direccional: este tipo de fuente emite rayos de luz paralelos que iluminan el objeto desde la distancia, como el sol. Incide en todos los elementos de un escenario con la misma intensidad.
  • Luz de área: estas luces se presentan en forma de rayos direccionales que emanan de una superficie específica en forma de rectángulo. Este tipo de iluminación recuerda a la luz que entra por una ventana o al funcionamiento de los difusores que se emplean en los estudios, y resalta unas formas específicas. 
  • Luz puntual: una luz puntual es una fuente que emite luz en todas las direcciones. Este tipo de iluminación se puede emplear para recrear la luz que proyecta una lámpara o un bombillo incandescente.
  • Luz focal: mientras que una luz puntual recuerda a la que emana de una lámpara de mesa, una focal se parece más a la de una linterna. La luz que se emite desde ese foco está limitada a un ángulo concreto. La intensidad disminuye a medida que el objeto se aleja de la fuente, así como hacia los bordes del cono de luz.
  • Luz cenital: con este tipo de iluminación, la luz baña la escena desde arriba. Se emplea, principalmente, en escenarios al aire libre para recrear el efecto de la luz ambiental que produce un cielo abierto.

Iluminación desde uno, dos o tres puntos.

Además de los distintos tipos de luz que existen, el número de fuentes que se emplean definirá las características del entorno 3D.

Un punto de luz

Iluminación desde un punto.

Para este tipo de iluminación, solo se emplea una fuente de luz en el escenario, sin fuentes complementarias que rellenen las sombras. Se trata de una herramienta útil para crear escenas sobrecogedoras y de alto contraste.

Dos puntos de luz

Iluminación desde dos puntos.

Esta técnica de iluminación se sirve de una fuente primaria (o luz clave) y una secundaria. La luz clave será la más intensa, mientras que la secundaria se podrá emplear para refinar el contraste o separar al sujeto del fondo.

Tres puntos de luz

Iluminación desde tres puntos.

Este tipo de iluminación suele emplearse a menudo en las representaciones 3D y se inspira en el estilo de iluminación de las producciones cinematográficas de Hollywood. Consiste en emplear tres fuentes de luz distintas: la luz clave es la principal fuente de luz que ilumina al sujeto; la luz de relleno ayuda a controlar el contraste al atenuar las sombras que produce la luz clave, y la luz de fondo, o retroiluminación, es la fuente de luz intensa que se coloca tras el sujeto para separarlo del fondo.

Cuatro consejos para crear una iluminación 3D realista.

Observa el mundo a tu alrededor.

La iluminación 3D es una forma de arte y, como en cualquier otra, hay que partir de la observación para llegar a dominarla. Presta atención a los cambios de iluminación que tienen lugar a lo largo del día, la mezcla de fuentes de luz natural y artificial que iluminan lo que te rodea, y la manera en que varían las sensaciones que transmite un espacio si se mueven las fuentes de luz.

Simplifica.

Para una escena en 3D al aire libre y durante el día, suele bastar con una o dos fuentes de iluminación. En el mundo real, el sol suele proporcionar la mayor parte de esa luz, por lo que se puede emplear una luz cenital para simular los juegos de luces y sombras propios de una escena de exterior. Normalmente, no se requieren fuentes de luz puntuales, focales o de otro tipo.

Fíjate en las películas.

Los directores de cine son maestros del diseño de iluminación. Quienes están empezando pueden aprender mucho viendo películas reconocidas por las técnicas cinematográficas que emplean.

Experimenta con la iluminación implícita.

Si se ilumina una escena con fuentes de luz desconocidas que se encuentran más allá del encuadre, se puede crear una imagen tan misteriosa como realista. Parecerá que hay todo un mundo más allá de los límites de tu composición.

Plantéate la posibilidad de usar colores.

Aunque debes centrarte, principalmente, en el tipo de fuente de luz y su dirección, también deberías tener en cuenta sus características. Cada tipo de luz —de color blanco puro, azulado o amarillo, por ejemplo— creará un ambiente totalmente distinto.

 

Comprar por teléfono
 

Argentina

0800 266 0538

 

Ecuador

01800 000 163 

 

Colombia

01800 518 3516
 

Costa Rica

0800 012 1842
 

Perú

0800 77284