Fotografía de conciertos y toda esa movida.

Examina de la mano de profesionales estos consejos para hacer fotografías musicales y descubre cómo sacar fotos de conciertos que plasmen la atmósfera y la energía de la música en directo.

Una muchedumbre de personas delante del escenario sobre el que está actuando un grupo de música

Imagen de Mark Tepsic

Fotografía de conciertos profesional frente a ocasional.

Cualquiera puede usar su teléfono para sacar unas cuantas fotos en un evento de música en directo, pero muchos recintos prohíben sacar fotos, y las probabilidades de sacar fotos estupendas desde el meollo de la multitud son bastante escasas. Para sacar fotos de conciertos bonitas para documentales o con fines periodísticos, hay que hacer unos cuantos preparativos. “Se trata de un proceso formal —afirma el fotógrafo Mark Tepsic—. Requiere tener las credenciales y las competencias adecuadas, así como una buena dosis de experiencia”.

Lo ideal es que este tipo de fotografía musical capte el sentimiento y la atmósfera del espectáculo y los plasme fielmente. Se trata de una forma de poner en valor a los artistas y sus actuaciones en directo, y también de permitir que la gente que no pudo asistir al evento lea una reseña, vea los elementos gráficos que la acompañan y se haga una idea de lo que se han perdido.

“Lo habitual es que haya que pedir acreditación a una publicación, a un recinto o a un artista. Además, tienes que comprender las normas y el proceso para sacar fotos de un concierto. Posteriormente, también tienes que saber cómo editar, publicar y distribuir esas fotos al cliente final”, explica Tepsic.

Analiza la escena de la música en directo.

Locales pequeños frente a los grandes

Para sacar fotos estupendas de conciertos, debes ser capaz de adaptarte al entorno. Un espectáculo íntimo en un club de jazz requiere estrategias distintas que un concierto de pop que se celebra en un estadio de fútbol o en un festival gigantesco al aire libre con varios escenarios. Por lo tanto, cuando hagas tus pinitos en la fotografía de conciertos, procura tener en cuenta el recinto, así como el estilo musical y el tipo de público.

“Creo que cuando te inicias en la fotografía de conciertos y quieres labrarte un portafolio, debes acudir a un recinto pequeño con un grupo del lugar —recomienda Tepsic—. Estos locales suelen permitir que te lleves tu cámara y saques unas cuantas fotos (si es que no te animan a hacerlo). No te pagarán por hacerlo, pero tú estás allí para labrarte un portafolio. Eso ayuda al grupo, ayuda al local y la verdad es que no hay ninguna restricción”.

Una vista desde detrás del escenario orientada hacia el público de un grupo que toca sobre el escenario
Un plano cerrado de un contrabajo mientras alguien lo está tocando y dos miembros del grupo desenfocados tocando en segundo plano

Eventos en interiores y en exteriores

Por lo general, los conciertos en interiores lucen dinámicos en las fotos gracias a la brillante iluminación artificial enfocada hacia los intérpretes. Ahora bien, en algunos locales pequeños hay poca luz, lo cual puede ponértelo difícil para sacar una foto estupenda. “Si consigues elaborar un portafolio de buenas instantáneas con una iluminación pésima en un local pequeño, les transmitirás a las publicaciones la confianza de que en el futuro serás capaz de sacar la foto adecuada”, asevera Tepsic.

Las condiciones atmosféricas y la hora del día de una actuación al aire libre puede repercutir sobre tu trabajo fotografiando conciertos. Los espectáculos al aire libre durante el día son excelentes puntos de partida porque la mayoría de las cámaras DSLR funcionan mejor con más luz. La luz natural es tu mejor amiga a la hora de hacer fotos, pero debes asegurarte de equipar bien tu cámara y proteger tus materiales si el pronóstico es que llueva.

Prepárate para el concierto.

Consigue la acreditación adecuada.

Necesitas un pase de prensa para poder fotografiar conciertos profesionalmente. Para hacerte con uno, actúa de forma proactiva y contacta con publicaciones, promotores, publicistas y locales antes del concierto y envíales tu portafolio. Si colaboras con organizaciones asentadas, lograr los permisos adecuados resulta más fácil. Si estás empezando, busca un mentor que pueda presentarte a la comunidad y ayudarte a establecer contactos y crear vínculos.

Investiga sobre el grupo.

Mientras te preparas para el concierto, infórmate sobre la banda y los intérpretes. El número de miembros del grupo, su estilo musical y los instrumentos que tocan afectarán a tu forma de documentar el espectáculo. Investiga también sobre el repertorio de la banda, y mirar grabaciones de conciertos anteriores te servirá para prever lo que te interesa fotografiar. Sin lugar a dudas, debes averiguar cuáles son las canciones que tocarán en primer lugar, ya que esto puede determinar la iluminación y disposición del escenario.

Familiarízate con el recinto.

En función del recinto, igual puedes sacar fotos desde un lateral del escenario. Tal vez también puedas fotografiar desde el foso, una zona despejada por motivos de seguridad que se encuentra entre la parte delantera del escenario y el público. En otros recintos, es probable que las fotos las saques desde la mesa de sonido, el lugar en el que los técnicos de sonido ajustan la calidad y los niveles del sonido durante el concierto.

Un cantante de pie ante un público multitudinario que está animándole

Imagen de Mark Tepsic

Si fotografías desde la mesa de sonido, estarás más lejos del escenario, así que llévate un teleobjetivo para sacar buenas instantáneas en primer plano de los intérpretes. El lugar desde el que saques fotos variará en función de las restricciones del recinto y las preferencias de los artistas.

Ten en cuenta las normas del sector.

“Las reglas para la mayoría de los conciertos siguen una normativa del sector, y las verás en prácticamente todos los correos electrónicos de aceptación que recibas. Si te permiten sacar fotos del espectáculo, serán las tres primeras canciones, y sin flash”, indica Tepsic. Salvo que se indique lo contrario, los pases de prensa valen solo para las tres primeras canciones del concierto, y luego los fotógrafos musicales deben marcharse.

Lo que más te interesa del espectáculo es el grupo y el público, por lo que no te interesa llevar ningún flash brillante que fastidie una entrada triunfal o arruine la atmósfera. Si quieres causar una buena impresión, respeta siempre las reglas.

Equipa bien tu cámara.

Como sucede con cualquier otro tipo de fotografía, tienes que contar con los materiales adecuados. Necesitas una cámara que funcione bien con poca luz, así que plantéate agenciarte una cámara DSLR (por ejemplo, una Canon o una Nikon) y unos cuantos objetivos distintos. “Algo que se puede adaptar muy bien es un objetivo con zoom de 24-70 mm que te permita contar con una apertura bastante amplia, con una cámara DSLR básica o una cámara sin espejo. Con eso tienes material suficiente para sacar fotos fantásticas para tu portafolio”, afirma Tepsic.

Muchos fotógrafos experimentados llevan varias cámaras, cada una con su propio objetivo, de forma que no tengan que preocuparse por cambiar de objetivo durante el espectáculo. Dado que los conciertos suelen avanzar a un ritmo rápido y trepidante, así puedes ahorrar tiempo y sacar la instantánea perfecta.

Un fotógrafo sujetando una cámara con trípode y sacando una foto de una banda actuando en un concierto

Aparte de la cámara y los objetivos, procura llevar encima baterías y tarjetas de memoria de sobra para la cámara. No te olvides de llevar tapones para los oídos, ya que probablemente estarás cerca del equipo de sonido y te interesa proteger tu audición, sobre todo si la fotografía de conciertos se convierte en un trabajo a jornada completa.

“Suelo iniciar los preparativos la noche anterior. Cuando llego a casa después de un concierto, en seguida cargo las fotos a mi ordenador, y luego también empiezo a cargar las baterías y a prepararme para la siguiente jornada —relata el fotógrafo Derek Brad—. Compruebo que lo tengo todo en el ordenador y hago una copia de seguridad en dos discos duros distintos. Acto seguido, borro las tarjetas de memoria para tener las cámaras listas para la acción”.

Qué tener presente al sacar fotos.

Ajusta la configuración de tu cámara.

Prepárate para cambiar la apertura, la velocidad del obturador y los parámetros de ISO para solventar las necesidades del concierto. En la mayoría de los conciertos hay condiciones de poca luz, lo que significa que necesitas una apertura amplia para lograr exposiciones adecuadas. Si sacas fotos en el modo de prioridad a la apertura, puedes configurar la apertura de la cámara y el resto de los parámetros cambiarán según convenga.

No te fíes de los ajustes de enfoque automático de tu cámara. Dado que lo habitual es que los integrantes del grupo se muevan por el escenario con rapidez, te interesa ser capaz de seguirlos y enfocarlos por tu cuenta sin que sea la cámara la que tome el control. “Tengo que ser capaz de reaccionar con rapidez, ya que fotografío en modo manual. De este modo, nunca es culpa de la cámara si no saco bien la foto. Todo depende de mí”, afirma Tepsic.

Capta la atmósfera.

La idea de los conciertos es vivir la situación y el sentimiento del evento, y te interesa captar lo que se siente al estar allí. Para ello, debes sacar diversas instantáneas que condensen el concierto. “Intento tomármelo con calma para captar el ambiente del concierto. Si se trata de una banda, siempre trato de sacar una o dos fotos de cada uno de sus integrantes”, comenta Brad.

La fotografía de conciertos es una forma de hacer periodismo, por lo que recuerda que debes distanciarte un poco de la cámara y analizar la situación en su conjunto para procurar no perderte determinados elementos. En un concierto suceden cosas interesantes e imprevistas, así que presta atención a tu entorno y podrás captar una instantánea única.

Céntrate en la composición.

Presta atención al encuadre y a la composición: no te pongas a sacar fotos como si no hubiera mañana. Centra al sujeto en algunas fotos y prueba distintos ángulos y encuadres (como la regla de los tercios) en otras para contar con una variedad de instantáneas entre las que elegir y desarrollar tu estilo creativo personal.

“Cuando aplicas la regla de los tercios, la composición cambia por completo. Si veo que un artista se mueve de izquierda a derecha en el escenario, lo coloco en el lado izquierdo de mi enfoque, ya que lo dirijo al otro lado de la foto —explica Tepsic—; pero como todo sucede con tanta rapidez, cometeré errores y sacaré fotos que tendré que desechar, o fotos cuya composición no será exactamente la que buscaba en la cámara”.

Una cantante inclinada hacia delante, cantando bajo un foco sobre el escenario

Imagen de Mark Tepsic

Respeta el evento.

Cuando fotografías un concierto, estás allí para trabajar. “Personalmente, intento no tapar a los fans o me agacho, de forma que puedan ver el espectáculo por el que están allí”, afirma Brad. Ten en cuenta a la gente que compró su entrada y que ha ido a disfrutar del concierto, así que procura no obstaculizarles la visión. Y, en conciertos más pequeños e íntimos, ten cuidado con el clic de la cámara.

Respeta también a los intérpretes. “Cuando estás ahí, se te da un voto de confianza para que te puedas acercar al artista. No te conviene abusar de ese privilegio. Si el artista está justo delante de ti, no debes tocarlo”, indica Tepsic. Tampoco lo distraigas. Apaga la luz naranja de enfoque y desactiva el flash de la cámara, y abstente de escamotear más fotos después de que hayan sonado las tres primeras canciones. Si infringes estas normas, te arriesgas a perder la acreditación y la oportunidad de sacar más fotos en ese recinto en el futuro.

Ten consideración por el resto de las personas que están trabajando en el concierto. Haz hueco al resto de los fotógrafos, y no ocupes la posición más privilegiada en el foso de los fotógrafos durante las tres canciones. “Hago todo lo posible por no tapar a nadie, y eso es algo que siempre tengo en cuenta —afirma Brad—. También es recomendable tratar a la gente con simpatía. Con los años, he llegado incluso a trabar amistad con agentes de seguridad del foso”. Todo el mundo que trabaja en el espectáculo tiene un cometido que cumplir y, con el tiempo, acabarás conociendo al personal que trabaja entre bambalinas.

Lleva el material a posproducción.

A la hora de editar las fotos, puedes adoptar un enfoque periodístico o artístico. Desde el punto de vista periodístico, hay que conservar las fotos con su forma más fidedigna y retocarlas solo sutilmente. Desde el punto de vista creativo, puedes utilizar Adobe Photoshop para quitar del encuadre objetos que distraigan como, por ejemplo, la mano de un fan o el cable de un micrófono.

“Yo trabajo mucho con Adobe Photoshop Lightroom. En particular, para la fotografía de conciertos, diría que el 90 % del trabajo de posprocesamiento lo hago en Lightroom”, declara Tepsic. Tanto si ajustas el contraste, aplicas un ajuste predefinido personalizado o mejoras el brillo de una imagen, retocar las fotos sutilmente puede ayudarte a perfeccionarlas.

“Yo no edito demasiado las fotos porque yo hago periodismo. Siempre intento conservar el sentimiento que transmite el concierto”, asevera Brad. A la hora de decidir cuánto vas a editarlas, ten en cuenta a tu cliente y sus requisitos. Si una publicación te ha pagado para sacar fotos, procura saber cuál es el tipo de imágenes que esperan que les entregues. Si lo que quieren es simple y llanamente periodismo, debes editarlas con un ligero retoque. Si es para un editorial, puede que tengas más margen para jugar de forma creativa.

La fotografía de conciertos es una forma apasionante de mejorar tus habilidades y labrarte un portafolio interesante. Además, de paso, puedes disfrutar de música maravillosa. Así pues, tanto si sacas fotos en clubes pequeños e íntimos, como si lo haces en estados enormes, vive el momento y céntrate en la energía de la actuación.

Colaboradores

Haz más con Adobe Photoshop Lightroom.

Edita fotos cómodamente con ajustes predefinidos de Lightroom, Súper Resolución, comparte fotos con facilidad desde cualquier dispositivo y accede a tus proyectos desde cualquier parte con la gestión del almacenamiento de fotos en la nube.

Puede que también estés interesado en…

Opción de calidad de imagen

Reduce el tamaño de una foto.
Aprende qué tipos y tamaños de archivos de fotos funcionan mejor para editar, publicar, compartir e imprimir.

Practicantes de monopatín pasean por la calle

Introducción a la fotografía documental.

Documenta eventos importantes y capta la vida diaria en una combinación de fotografía artística y fotoperiodismo.

o Imagen de una mujer con nubes que tapan sus ojos

Crea imágenes surrealistas mediante el fotomontaje digital.

Descubre la intrigante historia del fotomontaje y recibe consejos para crear collages digitales impresionantes.

Cabaña cubierta de nieve sobre una montaña nevada

Ajusta el equilibrio de blancos para mejorar tus fotos.

El equilibrio de blancos tiene como objetivo equilibrar los colores de una foto. Aprende a ajustarlo para llevar tus resultados fotográficos a otro nivel.

Lightroom

Plan de Lightroom

Edita, organiza, almacena y comparte fotos desde cualquier lugar.
7 días gratis, luego ... al mes.

Lightroom
Photoshop

Fotografía

Hazte con Lightroom, Lightroom Classic, Photoshop y 20 GB de almacenamiento en la nube. 7 días gratis, luego 12,09 € al mes.

Lightroom

Todas las aplicaciones

Consigue la colección completa de aplicaciones creativas y más.
7 días gratis, luego  62,99 € al mes.