Una mirada desde cerca a la fotografía con teleobjetivo.

Descubre los teleobjetivos y cuáles son los sujetos que resulta más apropiado fotografiar con una distancia focal larga. Además, conocerás cómo cambia una imagen la profundidad de campo.

Dos frailecillos juntos de pie sobre una roca

¿En qué consiste la fotografía con teleobjetivo?

La fotografía con teleobjetivo es un tipo de fotografía que te acerca los sujetos lejanos mediante distancias focales largas. Mientras que las distancias focales cortas exageran los sujetos más cercanos, los teleobjetivos te permiten enfatizar y acercar sujetos lejanos, desde personas hasta animales salvajes y montañas.

Las ventajas de la compresión.

“Los teleobjetivos te acercan a tu sujeto. En los objetivos de largo alcance se produce un proceso denominado “compresión” mediante el cual cualquier cosa que esté al fondo parece visualmente más cercano —explica la fotógrafa Julia Ohst—, lo cual resulta muy útil, por ejemplo, si quieres enfatizar en la imagen unas bonitas montañas”.

Los teleobjetivos también son estupendos para sacar primeros planos o para resaltar diferencias de tamaño impresionantes. “Te permite ampliar la imagen y enfocar a un sujeto más en concreto —afirma el fotógrafo Adam Ruggieri—. Para mí, lo más importante también es la compresión: el poder colocar a una persona diminuta en una escena enorme, o una montaña inmensa detrás de una pequeña carretera. Todo consiste en mostrar las proporciones”.

Una persona de pie en una pradera con un cielo recubierto de nubes al fondo durante un atardecer

Tipos de teleobjetivos.

Puedes utilizar teleobjetivos con cualquier cámara que tenga un sistema de objetivos intercambiable, incluidas las cámaras de cine, las cámaras DSLR o las cámaras digitales sin espejo. Además, todos los principales fabricantes de objetivos —como Canon, Nikon, Sigma y Sony— ofrecen una amplia gama de teleobjetivos, desde unos más cortos como los de 70 mm hasta superteleobjetivos de más de 300 mm.

Un fotógrafo sacando una foto desde el borde de un precipicio mediante una cámara con teleobjetivo montada sobre un trípode

Distancias focales habituales de los teleobjetivos.

Objetivo de 24 mm–70 mm: un objetivo con zoom de entre 24 mm y 70 mm está a mitad camino entre los objetivos de gran angular más largos y los teleobjetivos de menor alcance. Este tipo de objetivos, indicados para la fotografía de paisajes, te permiten elegir entre un amplio ángulo visual con 24 mm y el efecto de compresión de los 70 mm.

Objetivo de 70 mm–200 mm: un tipo de teleobjetivos con un rango de zoom bastante habitual que resulta ideal para los retratos y te permite enfatizar elementos de gran tamaño que estén al fondo, como es el caso de montañas o el perfil urbano de una ciudad.

Objetivo de 200 mm–500 mm: este intervalo de distancias focales ayuda a los fotógrafos a captar animales salvajes desde lejos y a sacar fotos deportivas, así como en otras situaciones en las que necesitas ampliar la imagen.

Objetivo de 300 mm y superiores: todo objetivo de más de 300 mm es un superteleobjetivo. Este tipo de objetivos ofrece la máxima ampliación para los sujetos más diminutos y alejados, como es el caso de las aves mientras vuelan.

Objetivos con zoom frente a objetivos fijos.

Los teleobjetivos con zoom se pueden ajustar a diversas distancias focales, mientras que un teleobjetivo fijo está concebido para una sola distancia focal. Los objetivos con zoom aportan versatilidad, pero, por lo general, los fijos permiten obtener una apertura máxima superior e imágenes más nítidas. Si necesitas una apertura amplia o una imagen más nítida, apuesta por un objetivo fijo. Los objetivos fijos de 500 mm se suelen utilizar para fotografiar aves.

Factores de recorte y objetivos.

Cuando elijas un objetivo, recuerda que debes revisar si tu cámara es de formato completo o si tiene un factor de recorte. Una cámara de formato completo posee un sensor de formato completo, que te muestra toda la imagen en el visor. Por otro lado, un sensor de recorte como el APS-C creará imágenes ligeramente más ampliadas de lo que pudieras esperar, da igual el objetivo que le acoples.

Sujetos que se suelen fotografiar con teleobjetivos.

Puedes fotografiar prácticamente lo que quieras con un teleobjetivo, siempre y cuando esté lo bastante alejado de ti para estar dentro del rango focal de tu objetivo. Estos objetivos pueden obrar maravillas para los animales salvajes distantes, así como con los paisajes urbanos o montañosos.

Un collage de fotos de dos imágenes: una persona posando y un río fluyendo a través de un cañón rocoso
Una foto de un búho mirando hacia arriba

Fotografía de animales salvajes.

La ampliación que aporta un teleobjetivo resulta vital para captar los detalles de animales sin molestarlos. “Para los fotógrafos de fauna salvaje, un teleobjetivo es el aparato más importante de su equipo —afirma Ohst—. Por supuesto, cuanto mayor sea el objetivo, mayor será el coste, por lo que hay que llegar a un equilibro entre acercarte todo lo que quieres y la asequibilidad del material. Normalmente, la gente que saca fotos de animales salvajes quiere al menos uno de 400 mm, puede que incluso mayor”.

Fotografía de retrato.

Los teleobjetivos en el rango de entre los 70 mm y los 85 mm son estupendos para crear retratos. “Un objetivo de gran angular enfatizará la distancia entre las cosas, por lo que atraerá hacia ti todo lo que esté en primer término, lo cual queda horrible cuando fotografías a personas, ya que la nariz es lo que está más cerca. Nadie quiere que su nariz parezca más grande en una foto. Cuando te alejas y usas un objetivo más largo, los rasgos faciales de la persona se comprimen. Por lo general, queda mejor”.

Fotografía de paisajes y perfiles urbanos.

“Si quieres que el fondo tenga más presencia y quede más llamativo en la imagen, un teleobjetivo es una herramienta fantástica”, comenta Ohst. Por este motivo, los teleobjetivos permiten crear fotos de paisajes y perfiles urbanos con un dramatismo increíble.

“Puedes disponer una carretera y una montaña en línea recta, y la carretera parecerá normal al ojo humano, mientras que las montañas se percibirán enormes en la foto. De hecho, las montañas se divisan distantes y más pequeñas en persona, pero tú percibes el efecto de compresión —explica Ruggieri—. Otra cosa que me encanta es fotografiar perfiles urbanos desde lejos. En tales casos, puedes colocar algo en primer término y hacer que el perfil urbano parezca inmenso al fondo”.

Prácticas recomendadas para sacar fotos con un teleobjetivo.

Llévate un trípode.

Los teleobjetivos son más grandes y pesados que la mayoría de los objetivos, por lo que te conviene invertir en un trípode capaz de soportar el peso de tu objetivo. Un trípode capaz de soportar un objetivo de gran angular también pudiera parecer apto para un teleobjetivo, pero podría inclinarse lentamente hacia delante debido al peso adicional. Puede que también te interese un cardán para poder mover fluidamente la cámara mientras esta esté sobre el trípode, o un monopié para contar con un poco más de sujeción con los objetivos más prolongados.

Un fotógrafo sacando una foto junto a un lago con una cordillera de montañas rocosas al fondo

Pon a tope la velocidad de obturación.

Si no tienes la cámara sobre un trípode, una velocidad de obturación rápida puede garantizarte una imagen nítida. Por norma general, es aconsejable utilizar una que equivalga a uno partido por la distancia focal. Es decir, que si empleas un objetivo de 400 mm, debes configurar la velocidad de obturación a 1/400 de un segundo. “Si debo sacar fotos a una velocidad inferior para que el sensor perciba la luz suficiente, tendré que usar un trípode o aumentar el ISO”, explica Ohst.

Activa la estabilización de la imagen.

Esta prestación esencial, a la que también se la conoce como “reducción de la vibración”, puede ayudarte a evitar que las imágenes salgan borrosas. Dado que los teleobjetivos son largos y pesados, el riesgo de que la cámara se mueva es elevado. “Si no tienes la cámara sobre un trípode muy robusto, es importante procurar que la estabilización de la imagen esté activada”, recomienda Ohst.

Utiliza un disparador remoto.

Otra forma de evitar que la cámara se mueva es utilizar un temporizador o un activador remoto del obturador en vez de pulsar el botón de la cámara para sacar la foto. “Yo uso uno inalámbrico —comenta Ruggieri—. He perdido unos cuantos, así que me compro de los baratos: un paquete de tres te sale a unos 15 €”.

Cómo editar las fotos con teleobjetivo.

 Cuando llegas a casa después de una sesión de fotos, Adobe Photoshop Lightroom hace que organizar y perfeccionar las instantáneas sea un paseo. “La primera pasada que le hago a mis imágenes consiste en eliminar todas las que estén borrosas o hayan quedado inutilizables. Cuando empecé a fotografiar con teleobjetivo, acababa con más fotos de ese tipo de lo habitual porque el objetivo se movía o el trípode se hundía, o tenía varios problemas por el estilo”, cuenta Ohst.

Ordena las fotos cómodamente.

“Repasa y selecciona las más interesantes. Las puntúo con estrellas en Lightroom y, luego, selecciono a las que tienen al menos cuatro estrellas para trabajar con ellas y editarlas”.

Utiliza Borrar neblina para aclarar las instantáneas.

“En primer lugar, efectúo modificaciones básicas para que el color, las zonas iluminadas y las sombras queden bien —explica Ruggieri—. “Después, utilizo la función Borrar neblina de Lightroom. Me he fijado en que, cuando uso un teleobjetivo, se forma más neblina, por lo que empleo Borrar neblina un poco más que con otros tipos de fotografía. Después de usar esta función, una cosa que controlo es si la imagen presenta demasiada saturación. En ocasiones, la reduciré ligeramente para compensar”.

El panel de menú de efectos de Adobe Photoshop Lightroom superpuesto sobre una imagen dividida por la mitad con efectos distintos aplicados a cada lado

Juégatela con las fotos desde lejos.

Para familiarizarte con la telefotografía, tienes que salir a probarla. “Experimenta y fotografía todo lo que puedas. Trata de fotografiar todos los sujetos que puedas —aconseja Ruggieri—. Comprueba las diferencias entre una imagen sacada con teleobjetivo frente a si la haces con objetivo de gran angular o de rango medio”.

Puede que necesites una mochila más grande, pero si sales a hacer senderismo con un teleobjetivo, es posible que valga la pena. “Ya me ha pasado un par de veces de haber salido con la cámara sin la idea de fotografiar animales salvajes, pero que entonces se me planteara la ocasión —comenta Ohst—. Una vez, mientras hacía senderismo, vi un búho en un árbol y me alegré muchísimo de haberme llevado los teleobjetivos”.

“Por lo tanto, mi consejo es simplemente que lo lleves contigo, porque nunca se sabe —recomienda Ohst—. Llévatelo y punto”.

Colaboradores

Haz más con Adobe Photoshop Lightroom.

Edita fotos cómodamente con ajustes predefinidos de Lightroom, Súper Resolución, comparte fotos con facilidad desde cualquier dispositivo y accede a tus proyectos desde cualquier parte con la gestión del almacenamiento de fotos en la nube.

Puede que también estés interesado en…

Hormiga con otras hormigas borrosas

Fotografía macro: consejos para dominar los primeros planos

Las fotografías macro cambian nuestra perspectiva del sujeto y se centran en esos detalles que no se aprecian a primera vista.

Ciudad por la noche desenfocada.

Qué es el efecto bokeh y cómo desenfocar el fondo de tus fotos.

Obtén más información sobre el precioso efecto de desenfoque que puede darles un toque impactante a tus fotos.

Contraste de luces por la noche - Fotografía nocturna | Adobe

Fotografía nocturna.
Poca luz no tiene por qué ser sinónimo de baja calidad con estos consejos para unas fotos nocturnas excelentes.

Opción de calidad de imagen

Reduce el tamaño de una foto.
Aprende qué tipos y tamaños de archivos de fotos funcionan mejor para editar, publicar, compartir e imprimir.

Lightroom

Plan de Lightroom

Edita, organiza, almacena y comparte fotos desde cualquier lugar.
7 días gratis, luego ... al mes.

Lightroom
Photoshop

Fotografía

Hazte con Lightroom, Lightroom Classic, Photoshop y 20 GB de almacenamiento en la nube. 7 días gratis, luego 12,09 € al mes.

Lightroom

Todas las aplicaciones

Consigue la colección completa de aplicaciones creativas y más.
7 días gratis, luego  62,99 € al mes.