Guía para la fotografía nocturna: Consejos, configuración y técnicas.

Cómo Aprende a sacar el máximo partido a tus fotos de noche con esta guía para la fotografía nocturna. Se acabaron las fotos borrosas, no vuelvas a perder una buena imagen por culpa de una mala configuración. Descubre los mejores trucos y técnicas en esta guía creada con la colaboración de expertos en fotografía y diseño.

Contraste de luces por la noche

Contenidos:

¿Qué es la fotografía nocturna?

La fotografía nocturna no es otra cosa que las fotos que se hacen de noche, en entornos con poca luz. En concreto, son las fotografías que se hacen en exteriores entre el anochecer y el amanecer. Los fotógrafos suelen usar luz artificial o ajustar la configuración de sus cámaras para conseguir unos buenos resultados.

 

El sol se pone, se encienden las luces de la ciudad, y cambia la forma de utilizar la cámara. Hacer fotos de noche es sinónimo de poca luz. Ya sea que estés capturando las estrellas o las calles de una ciudad, la fotografía nocturna requiere una atención adicional a la luz y al movimiento. Hay mucho que tener en cuenta, pero también mucho con lo que jugar.

 

A veces, las condiciones adversas correctas te hacen descubrir las imágenes más interesantes. Sigue leyendo para descubrir los consejos de fotografía nocturna que pueden ayudarte a aprovechar al máximo las fotos en la oscuridad.

2 AdobeStock_204643120

Herramientas necesarias para la fotografía nocturna.

Empecemos por lo primero: ¿qué equipo necesitas?

 

La preparación será, sin duda, importante. Es conveniente hacerse con una cámara que te permita aumentar el ISO, objetivos especiales, un trípode o un disparador remoto si lo necesitas, una posible fuente de luz adicional, entre otros elementos a considerar.

 

Algunos fotógrafos de hecho prefieren la fotografía nocturna a la diurna:

 

“La fotografía nocturna es el mejor ambiente para trabajar porque, a diferencia de las fotos diurnas, la luz no cambia, es muy similar durante toda la noche. Además, tienes mucho margen para experimentar; puedes seguir probando cosas hasta que sientas que lo has hecho bien sin preocuparte por el cambio de luz. Durante el día, cuando estás afuera, el sol cambia continuamente”.

             Alex Tan, fotógrafo y director artístico

 

Cámaras.

No cabe duda de que necesitarás una cámara que te permita hacer fotos de noche, o con objetivos intercambiables que puedas utilizar para tus fotos nocturnas. Lo mejor será una cámara DSLR que cuente con ajustes manuales para que pueda darte más juego, que soporte el formato RAW y posea el modo BULB (modo para exposición prolongada) y modo Live View. Estas son las especificaciones que ayudarán con la fotografía nocturna:

 

  • El sensor. Cuanto mayor sea, mejor.
  • La sensibilidad ISO. Es importante que responda bien a rangos de ISO elevados.
  • Pantalla LCD trasera con ajuste de brillo. Resultará muy útil.
  • Reducción de ruido. Si permite esta opción, conseguirás mejores resultados.
  • Construcción robusta y sellada. Mejor para exteriores.

 

Aunque estas son las recomendaciones, si tu cámara no reúne todos estos requisitos, no dejes que eso te detenga. La fotografía nocturna posee la magia de reinventar la realidad y eso no consiste solo en la aplicación de la técnica.

3 AdobeStock_98976284

Objetivos.

Después del fotógrafo, lo más importante es la óptica. Incluso más importante que la cámara que elijas, será contar con una buena lente. Para la fotografía nocturna, es recomendable que el objetivo reúna estas características:

 

  • Que sea lo más luminoso posible, para poder captar el máximo de luz. Es decir, que tenga una apertura de, como mínimo, f/1,8 (focal fija) o a partir de f/2,8 (focal variable o teleobjetivo).
  • Que cuente con una focal gran angular, es decir, que logre una gran nitidez en todos los planos con el diafragma muy abierto.

 

La distancia focal gana en importancia porque si quieres capturar fotos de las estrellas y el cielo de noche querrás abarcar todo el campo de visión que sea posible. A menor distancia focal, mayor profundidad de campo. Al elegir el objetivo perfecto para tus fotos de noche, deberás decidir si prima la calidad o la versatilidad, además del precio de coste y disponibilidad del objetivo que prefieras. Otros aspectos que tener en cuenta para elegir un objetivo pueden ser los siguientes:

 

  • Permite abrir al máximo el diafragma.
  • Rapidez en el autoenfoque.
  • Estabilizador de imagen integrado.
  • Nitidez y precisión.
  • Buen contraste.
  • Control de la distorsión.

 

Toda esta información puede resultar algo abrumadora para los principiantes que todavía no entienden del todo cómo funcionan los objetivos de una cámara. Tendrías que buscar objetivos que te permitan usar aperturas de f/1,2, f/1,4, f/1,8, f/2,0 y f/2,8. Además, suelen usarse objetivos de 24 mm, 35 mm y 50 mm, pues son algunos de los más recomendados para hacer fotos en condiciones de poca luz.

 

 

Trípode.

Si no cuentas con un trípode, sin duda es el momento de hacerse con uno. Es un accesorio esencial para la fotografía de noche. En la oscuridad, la falta de estabilidad puede jugar malas pasadas y más aún si te encuentras en exteriores que aumenten esa falta de estabilidad, como en la naturaleza, la montaña, etc. Pero, ¿cómo elegir un buen trípode? A continuación, encontrarás características para tener en cuenta:

 

  • Estabilidad. Es la característica más importante. El trípode debe ser robusto para soportar las condiciones en el exterior, como terrenos inestables o viento.
  • Las secciones y altura de las patas. Los trípodes compactos, con muchas extensiones en las patas, son ideales para viajar, pero suelen ser menos estables. Es preferible contar con un trípode de tres secciones, de longitud adecuada para conseguir la altura que deseamos. Es recomendable también que se puedan ajustar de forma individual para adaptarse al terreno.
  • El acabado de los pies. Las patas pueden acabar en varios materiales, normalmente en plástico, o con punta metálica o una combinación de ambas.
  • El tipo de cabezal. El cabezal de tres ejes, que permite ajustar la cámara en ángulo horizontal vertical o inclinado, es el más preciso para las fotos nocturnas.
  • El peso máximo que puede soportar. Asegúrate de que el trípode y el cabezal puedan soportar algo más que el peso de tu cámara y de tu objetivo más pesado.
 4 AdobeStock_305750466

Disparador remoto.

Pulsar el obturador directamente puede causar vibraciones que afectan a la estabilidad. Para minimizarlas es recomendable utilizar un cable disparador o un disparador remoto por infrarrojos. Cabe resaltar que este último en ocasiones puede dar problemas en el modo BULB, por lo que es conveniente consultar esta función bien antes de hacerse con un disparador remoto. Si trabajas en una noche con viento, o si intentas captar el cielo nocturno, puedes usar lo que tengas a mano a modo de contrapeso para minimizar el movimiento de la cámara.

 

 “Utilizar un cable para controlar el obturador de manera remota, para no tocar la cámara, es muy muy importante. Asimismo, es importante tener un trípode. Porque, de nuevo, tienes que limitar el movimiento. Puedes montar tu trípode y luego para que no lo mueva el viento cuelga tu mochila, que actuará como una especie de saco de arena”.

            Samuel Nute, fotógrafo de paisajes

 

Otros accesorios.

Además de la cámara, los objetivos, el trípode y el disparador remoto, hay otros accesorios a tener en cuenta a la hora de hacer fotos nocturnas:

 

  • Tarjetas de memoria. Es recomendable hacer las fotos nocturnas usando el formato RAW, pero eso significa que la tarjeta de memoria que utilices puede quedarse sin espacio rápido. Es por eso que deberías llevar otra de repuesto.
  • Baterías recargables. No hay nada que dé más rabia que quedarse sin batería justo en el momento de disparar la foto perfecta. No olvides llevar contigo baterías recargables.
  • Iluminación artificial. Lleva también encima flashes y otros tipos de iluminación artificial para ayudarte a conseguir mejores resultados en condiciones de luz pobres.
  • Frontal. Si vas a hacer fotografías de noche, usa una de esas linternas de las que se colocan en la cabeza para iluminar el camino y así evitar peligros innecesarios.
  • Ropa y botas de montaña. Asimismo, debes tener en cuenta que hacer fotos en el exterior puede significar tener que trabajar en condiciones de lluvia, frío y viento. Vístete y cálzate acorde a eso.
5 AdobeStock_98248449
6 AdobeStock_325349571

La configuración para conseguir la foto de noche perfecta.

Deberás asegurarte de que haya suficiente luz en el sujeto para que tu cámara pueda registrar lo que quieres mostrar. Los ajustes de la fotografía nocturna son un buen comienzo: abrir la apertura, reducir la velocidad de obturación o jugar con el ISO.

 

Aunque también puedes buscar maneras de ajustar la luz en el sujeto, lo que puede significar añadir un flash o una luz de relleno o simplemente, de ser posible, pedirle al sujeto que avance hacia el brillo de una fuente de luz.

 

Cada cosa tiene su propio conjunto de limitaciones, que precisan una buena planificación o un poco de suerte (si quieres que la rama de un árbol se aparte de tu luz, necesitarás una cuerda larga o un viento muy constante). No tendrás el control que ofrecen los ajustes de la fotografía diurna, así que, si tu objetivo es hacer fotos nocturnas increíbles, debes dedicar tiempo a experimentar.

 

 

Distancia focal.

La distancia focal es el alcance del objetivo, es decir, lo amplio que será el ángulo de visión. Es inversamente proporcional a la profundidad de campo, por lo que cuanto menor sea la distancia focal, mayor será el encuadre de una escena. Si usas un objetivo de distancia focal corta, por ejemplo, de 18 mm, la fotografía tendrá un ángulo de visión más amplio.

 

Una lente con distancia focal fija suele conseguir imágenes más nítidas en entornos con menos iluminación.

 

 

Velocidad de obturación.

La velocidad de obturación es la velocidad a la que se cierra el obturador de la cámara. En la fotografía nocturna, se utiliza una velocidad de obturación lenta, que da al fotógrafo una exposición (la cantidad de luz que recibe la cámara) más larga.

 

La velocidad de obturación también se utiliza para captar imágenes en movimiento y conseguir congelar ese movimiento. Cuanto más lenta sea la obturación, más desenfoque de movimiento capturará tu cámara al retratar sujetos en movimiento rápido.

“Debido a la oscuridad, la imagen tardará más en registrarse en el sensor o en la película. Esto significa que la velocidad de obturación tiene que ser más lenta para hacer la foto. Tienes que tener una exposición de referencia que muestre lo que estás captando con la luz ambiente. Después, averigua hasta dónde puedes llegar sin estropear los reflejos. ‘Este cartel de neón genial: si lo sobreexpongo, será blanco en lugar de tener este rojo o verde chulos’. Trabaja con eso hasta que tengas una referencia”.

         Anthony Pidgeon, fotógrafo veterano de la fotografía nocturna

Texto en luces de neón
8 AdobeStock_373101842
Calle en blanco y negro

ISO.

El ISO en fotografía es la sensibilidad que determina la cantidad de luz que dejará entrar la cámara. Junto a la velocidad de obturación y la apertura del diafragma, se considera uno de los tres pilares fundamentales de la exposición en fotografía, y determinará lo oscuras o claras que serán tus fotos.

 

Para tus fotos de noche, deberás incrementar el ISO todo lo posible. Podrás realizar pruebas con tu cámara variando el ISO para establecer cuál es el máximo nivel de ISO que puede soportar con buena calidad de imagen.

“Muchas veces quieres utilizar la luz para definir la forma o la escala de las cosas. Si tienes luz en una parte del edificio y justo se desvanece de manera que no puedes ver dónde termina el edificio y comienza el cielo nocturno, eso no queda bien. Encuentra una manera de meter algo en la esquina de ese edificio, de tal forma que defina el borde. Eso puede ser suficiente para crear interés. A veces puede ser tan simple como esperar a que pase un coche y encienda los faros un momento; eso solo te da esa pequeña ventaja. Es una manera de pensar diferente, porque tienes que estar pendiente de la composición de verdad. Tienes que añadir cosas, ya que hay menos con lo que trabajar”.

            Anthony Pidgeon, fotógrafo veterano de la fotografía nocturna

 

 

Enfoque.

Las cámaras DSLR te permiten enfocar de forma automática, incluso en la oscuridad. No obstante, el enfoque automático no es siempre la mejor opción y es recomendable aprender a dominar el enfoque manual.

 

Además, el enfoque a infinito solo puede hacerse si enfocas manualmente, lo que te permitirá conseguir mejores resultados cuando hagas fotos a las estrellas (aunque no es imposible hacer buenas fotografías al cielo de noche con el enfoque automático).

 

 

Balance de blancos.

El balance de blancos es el ajuste de una fotografía digital para hacer que sus colores parezcan más realistas. Consiste en ajustar que el blanco sea blanco, pero afecta a todos los colores de la foto. Las diferentes situaciones de iluminación crean diferentes temperaturas de color.

 

Para conseguir un buen balance de blancos en la cámara, es importante utilizar el formato RAW, que ayuda con la posproducción, buscar una iluminación constante y equilibrarlo con la configuración adecuada o utilizando una tarjeta de grises.

 

 

¿Cómo fotografiar la luna?

Retratar la luna es uno de los grandes desafíos para los fotógrafos de noche. Al tratarse de un foco de luz grande y muy luminoso, tiene ciertas ventajas, pero también inconvenientes respecto a otras fotos nocturnas, como al fotografiar cielos estrellados.

 

A continuación, listamos unos consejos a tener en cuenta:

 

  • Usa un teleobjetivo con distancia focal máxima. Para poder retratar la luna, es necesario contar con un buen zoom con el que puedas acercar la imagen. Lo mejor es contar con un objetivo que ofrezca una gran distancia focal, entre 300 y 500 mm.
  • Configura los ajustes correctos. Las fotografías de luna necesitan una velocidad de obturación rápida y el ISO al mínimo.
  • Utiliza trípode y disparador remoto. Para que las fotografías nocturnas no te salgan borrosas, es imprescindible contar con los accesorios adecuados: un trípode y un disparador remoto para que no se mueve la cámara.
  • Busca un cielo despejado fuera de la ciudad. Elegir el lugar donde vas a fotografiar la luna puede tener un gran impacto en tus resultados, así que es importante elegir un buen sitio. Preferiblemente, será un cielo sin nubes y sin contaminación lumínica.
  • Elige la fase de la luna. Ten en cuenta en qué fase quieres retratar la luna y espera al momento del mes idóneo para hacerlo. No querrás que tus esfuerzos sean en vano si quieres retratar la luna creciente en plena luna nueva.
10 AdobeStock_322699295

¿Cómo fotografiar las estrellas?

Fotografiar estrellas también tiene sus propios desafíos y son un escenario difícil de retratar. Necesitaremos que nuestra cámara capture la luz que emiten, y para ello te recomendamos que sigas nuestros consejos:

 

  • Opta por un objetivo angular y luminoso. Para dominar la astrofotografía, es aconsejable servirse de un objetivo angular para retratar paisajes amplios. También opta por una apertura de f/1,8 (focal fija) o f/2,8 (focal variable).
  • Configura la velocidad de obturación de manera manual. Esto te permitirá tomar fotos con larga exposición, lo que hará que puedas retratar bien las estrellas. Podrás usar una cámara réflex o mirrorless, pero no todas las compactas lo permiten.
  • Lleva encima un trípode y disparador remoto. Para fotografiar estrellas, también deberías usar accesorios para que la cámara no se mueva.
  • Huye de la luna. La gran potencia de luz de la luna puede entrometerse en tus fotos de estrellas, tanto que esa luz eclipsará las estrellas y no las podrás capturar.
  • Evita la contaminación lumínica. Asimismo, las farolas y luces de las ciudades también impedirán que tu cámara capture la luz de las estrellas.
  • Elige una localización que conozcas y no vayas solo. Fotografiar de noche puede ser peligroso, por lo que recomendamos ir siempre a sitios donde hayas ido antes y, a poder ser, acompañado.
11 AdobeStock_173192938@2x

Los tipos de fotografía que puedes hacer de noche.

Existen distintos tipos de fotografía que puedes realizar también por la noche. Dentro de los parámetros de la fotografía nocturna, cada tipo de fotografía te permitirá practicar diferentes técnicas y configuraciones.

 

 

Fotografía nocturna de retratos.

La fotografía de retratos suele consistir en fotografías de primer plano. Es vital conseguir la luz correcta, aunque esto puede suponer todo un reto. Además, hacer coincidir la iluminación con el aspecto y la personalidad del sujeto es esencial. Un buen primer plano enfoca al sujeto al tiempo que resta importancia o incluso difumina el fondo. Lo más importante es cómo aparece el sujeto y la forma en que se presenta ante la cámara.

12 AdobeStock_307446706
13 AdobeStock_258532127
Calle en blanco y negro

Fotografía de naturaleza nocturna.

La fotografía de naturaleza abarca una amplia variedad de estilos y enfoques, desde fotos de fauna salvaje hasta fotografías macro con el potencial de contar atractivas historias. El mayor reto suele ser su naturaleza cambiable e incontrolable, conseguir captar el movimiento y contar con la luz adecuada para obtener la fotografía perfecta.

15 AdobeStock_186461414
13 AdobeStock_258532127
17 AdobeStock_261148348

Fotografía arquitectónica nocturna.

La fotografía arquitectónica abarca de fotos de monumentos y edificios históricos a todo tipo de construcciones y elementos arquitectónicos interiores o exteriores, y suele ser un punto de partida para muchos fotógrafos. El objeto para retratar está quieto, por lo que no se añade la complejidad de captar el movimiento, aunque la configuración de la luz será sin duda uno de los factores más importantes.

18 AdobeStock_341002153
19 AdobeStock_170322406
20 AdobeStock_259350171

Trucos, consejos y técnicas de los expertos de Adobe.

Explora diferentes entornos y experimenta con la luz. En ocasiones puedes también añadir una fuente de luz adicional.

“Pon una exposición de cinco segundos y enciende una linterna sobre algo. Podríais utilizar vuestros móviles y sería como: ‘Cuando cuente hasta tres, pintamos esa esquinita del edificio’. Si no ha funcionado, puedes probar de nuevo, puede ser muy divertido”.

        Anthony Pidgeon, fotógrafo veterano de fotografía nocturna

Conserva la nitidez asegurando la estabilidad.

“Puede que tengas que tener algo más estable si estás abriendo la apertura o reduciendo la velocidad de obturación. Fotografiar de noche es un proceso un poco más lento. Mucha gente desenfoca por la noche; los sujetos no son nítidos. Cuando se abren a una profundidad de campo realmente amplia, la nitidez no perdona. Si el sujeto se aleja de dos a cinco centímetros de la cámara, se sale de repente del rango de enfoque”.

        Alex Tan, fotógrafo y director artístico

Aprende a adaptarte, a probar cosas nuevas, a imaginar. Eso pasa por jugar con los ajustes de la cámara y por probar varias situaciones lumínicas.

“Puede que tengas que tener algo más estable si estás abriendo la apertura o reduciendo la velocidad de obturación. Fotografiar de noche es un proceso un poco más lento. Mucha gente desenfoca por la noche; los sujetos no son nítidos. Cuando se abren a una profundidad de campo realmente amplia, la nitidez no perdona. Si el sujeto se aleja de dos a cinco centímetros de la cámara, se sale de repente del rango de enfoque”.

        Alex Tan, fotógrafo y director artístico

Aprovecha la hora azul. Es una forma muy práctica de hacer más bellas tus fotografías. La hora azul es el periodo durante el crepúsculo donde no hay ni luz de día ni oscuridad. Se trata de una luz de calidad, muy especial e idónea para hacer fotos.

 

Adobe, tu asistente en la edición de fotografía nocturna.

Tras tus sesiones fotográficas, los programas de edición como Photoshop y Lightroom pueden ser tu mejor asistente para crear la foto nocturna perfecta. Es preferible realizar tus fotografías sin filtros y utilizar las funciones de estos programas para aumentar y realzar los colores, la iluminación o para realizar correcciones.

 

La opción de reducción de ruido resultará también muy útil en la edición de tus fotos de noche, aunque lo que más te ayudará a editar bien las fotografías hechas de noche es haberlas hecho con el formato RAW. Eso te permitirá capturar todos los detalles de los paisajes que retrates sin alteraciones y podrás mejorarlas y sacarles todos sus colores.

21 AdobeStock_125284326

Fotografía nocturna: Preguntas más frecuentes.

¿Cómo se llaman las fotos nocturnas?

La fotografía nocturna, en particular cuando se refiere a la captura del cielo de noche, también recibe el nombre de “astrofotografía”.

 

¿Cómo sacar fotos nocturnas con el teléfono móvil?

Deberás jugar con los ajustes de tu móvil seleccionando el modo automático o el modo nocturno. Asegúrate de contar con una iluminación constante y realiza pruebas en ambos modos para conseguir las mejores instantáneas.

 

¿Cómo hacer fotos de noche sin flash?

Maximiza la luz asegurando la estabilidad, con un trípode, utilizando una velocidad de obturación lenta y un disparador remoto. Enfoca al infinito con el foco manual de la cámara, utilizando una sensibilidad ISO alta, abre bien el diafragma y utiliza el formato RAW, que captura muchos más detalles. Tus fotos de noche se verán mágicas sin la dura luz del flash.

 

¿Cómo editar fotos nocturnas?

Puedes editar y transformar tus fotografías con Photoshop para corregir imperfecciones, iluminación, realzar los colores o dar rienda suelta a tu imaginación. Con la aplicación Photoshop Express, podrás hacer esto desde tu teléfono móvil y compartir tus creaciones con quien quieras.

 

 

Los expertos en fotografía nocturna de Adobe.

Los siguientes expertos han contribuido en la realización de este artículo:

 

  • Anthony Pidgeon, fotógrafo estadounidense, veterano de fotografía nocturna. Explora su obra
  • Samuel Nute, fotógrafo estadounidense de viajes, paisajes y estilos de vida. Explora su obra
  • Alex Tan, fotógrafo y director artístico basado en Malasia, fundador de Alextan Artworks. Explora su obra

Puede que también estés interesado en…

Hormiga con otras hormigas borrosas

Fotografía macro: consejos para dominar los primeros planos

Las fotografías macro cambian nuestra perspectiva del sujeto y se centran en esos detalles que no se aprecian a primera vista.

Jarrón con flores amarillas

Las bases de la fotografía de bodegón.

Mejora tus habilidades de composición aprendiendo las bases de la fotografía de bodegón.

Pan con queso, aguacate y semillas

Consejos para fotografía culinaria.

Adéntrate en el mundo de la fotografía culinaria con estos trucos y consejos de fotógrafos profesionales.

Mujer pasea con un paraguas

La regla de los tercios: qué es y cómo aplicarla.

Mejora tus habilidades de composición de fotos para capturar imágenes más sorprendentes. 

Prueba Lightroom hoy mismo.

Lightroom (1 TB)
Obtén Lightroom para computadora y dispositivos móviles con otros servicios de Creative Cloud.

12,09 €/mes

|

Lightroom (1 TB)
Obtén Lightroom para computadora y dispositivos móviles con otros servicios de Creative Cloud.

12,09 €/mes.

Fotografía (20 GB)
Consigue Lightroom, Lightroom Classic y Photoshop en aplicaciones de escritorio y iPad.
12,09 €/mes

|

Fotografía (20 GB)
Obtenga Lightroom, Lightroom Classic y Photoshop para escritorio y iPad
12,09 €/mes.

Estudiantes y profesores

19,66 €/mes.

Ahorra más del 65% en más de 20 aplicaciones de Creative Cloud. Más información


Todas las aplicaciones

62,99 €/mes

Consigue más de 20 aplicaciones creativas, incluidos Photoshop para escritorio y iPad. 
Consultar lo que incluye | Más información