Qué es el ISO en fotografía y cómo utilizarlo.

Uno de los elementos a tener en cuenta para conseguir resultados fotográficos de alta calidad es la sensibilidad ISO, es decir, la cantidad de luz que deja entrar la cámara. Te explicamos por qué es importante dominarla, cómo ajustarla en tu cámara y cómo sacarle provecho para hacer fotos profesionales.

Controles de exposición de una cámara

Contenidos:

¿Qué es el ISO en fotografía?

El ISO es uno de los tres pilares fundamentales de la exposición en fotografía. Junto con la velocidad de obturación y la apertura de diafragma, la sensibilidad ISO conforma lo que se conoce como “el triángulo de la exposición” e determinará lo oscuras o claras que sean tus fotos. Es por esto que es necesario saber cómo ajustarla en tu cámara, ya sea por razones técnicas o por razones artísticas.

 

Más específicamente, la sensibilidad ISO determina la cantidad de luz que dejará entrar la cámara. Es un concepto que ya existía con la fotografía tradicional, pero todavía se utiliza en la actualidad con la fotografía digital, pues sigue siendo clave controlar la luz que va a necesitar la cámara para hacer una foto.

 

A diferencia de la velocidad de obturación y la apertura del diafragma, la sensibilidad ISO no deja pasar más o menos luz en el sensor de la cámara de manera natural, sino que lo que hace es incrementar ese paso de la señal (es decir, de la luz) de forma digital. Es por eso que se suele recomendar trabajar con un ISO bajo, aunque eso no será siempre posible en fotografías nocturnas y con movimiento.

 

El ISO es la escala de sensibilidad fotográfica utilizada actualmente, y con ella, se determinaron los valores que indicaban la sensibilidad de una cámara analógica a la luz, pero ese mismo sistema de numeración sigue utilizándose en las cámaras digitales modernas.

 

Los fotógrafos no solo deben conocer qué significa ISO en fotografía, sino también su importancia. Saber ajustarlo bien (lo veremos a continuación) incidirá directamente en tus resultados. Necesitarás mantenerlo bajo en condiciones de luz buenas, mientras que entornos oscuros pedirán unos niveles de ISO más altos. Ahora bien, elevarlo mucho tendrá sus consecuencias: la aparición de ruido. Saber encontrar el punto justo denotará un buen conocimiento fotográfico.

ES-Qué-pod-02-720x411

¿Cómo ajustar el ISO en tu cámara?

Los mejores resultados profesionales siempre vienen precedidos por un buen conocimiento de la configuración de la cámara. Aunque el modo automático puede sacarnos de más de un apuro, conocer cómo ajustar valores como el ISO ayudarán a incrementar la calidad de tus fotografías, ya sea a nivel técnico o artístico.

 

Ajustar la sensibilidad ISO en cada cámara dependerá de cada dispositivo, aunque en términos generales deberías poder hacerlo desde el menú. Será especialmente el caso en las cámaras DSLR y cámaras MILC más sencillas, aunque en modelos más avanzados quizás encuentres un botón ISO dedicado. Otras cámaras incluso disponen de una rueda con varios ajustes ISO para hacerlo aún más fácil.

Tipos de ISO.

Ya ha quedado claro que en escenarios con niveles diferentes de iluminación, necesitarás también un valor ISO diferente. En entornos bien iluminados, los valores IOS bajos son los más recomendados, mientras que necesitarás un IOS más alto para compensar en condiciones con poca luz disponible.

“Cuando el sol brilla al aire libre, apenas ajusto el ISO. Sin embargo, si el sol se está poniendo o estoy haciendo fotos dentro y las condiciones de luz cambian, comienzo a subir el ISO para mantener las fotos correctamente expuestas.” 

         Ivy Chen, fotógrafa

A continuación, encontrarás una lista de varios tipos de ISO para que sepas cómo y cuándo usarlos, aunque recuerda que nada te enseñará más que tu propia experiencia. Así, no tengas miedo a probar y equivocarte.

Tipo

Uso

Ejemplo

ISO 100

El ISO 100 es ideal para fotografiar al aire libre en días soleados, pues seguramente sea la situación con más luz en la que vayas a fotografiar jamás.

 

Será el caso de la fotografía callejera o de viajes. Quizás incluso encuentres las imágenes demasiado expuestas, en cuyo caso deberás bajar la velocidad de obturación.

ES-Qué-pod-03-319x162

ISO 200

El ISO 200 es la mejor opción para fotografiar al aire libre en días nublados o en interiores.

 

También será indicado para fotografías de calles y paisajes pero en días poco soleados.

ES-Qué-pod-04-319x162

ISO 400

El ISO 400 es utilizado en interiores que fotografíes con flash, aunque en algunas ocasiones también lo puedes usar en exteriores de día con poca luz.

 

Lo necesitarán aquellos que quieran retratar a familiares y amigos dentro de casa o para un reportaje de diseño de interiores.

ES-Qué-pod-05-319x162

ISO 800

El ISO 800 deberá usarse también en interiores, pero cuando sean más oscuros y no tengas una fuente de luz adicional como un flash.

 

Otro ejemplo de uso será la fotografía de animales en exteriores en días nublados.

ES-Qué-pod-06-319x162

ISO 1600

El ISO 1600 está indicado para exteriores durante la noche o en interiores donde hay escasa luz. Deberás procurar ajustar una velocidad de obturación rápida si hay movimiento.

 

Será el caso de una sala de conciertos, donde la iluminación cambia cada dos por tres y predominan los momentos de oscuridad.

ES-Qué-pod-06-319x162

ISO 3200

El ISO 3200 o superior está reservado para entornos con mínima luz, pues la cámara estará preparada para dejar entrar el máximo de luz hasta el sensor.

 

El ejemplo podría ser el mismo que el anterior. Debes saber que habrá mucho ruido en el fondo de la imagen, pero el sujeto retratado se verá con claridad y nitidez.

ES-Qué-pod-06-319x162

Cómo afecta el ISO a tus fotos.

El uso del ISO tiene un pro y un contra: ajustar la cantidad de luz que entra en el sensor de la cámara incide directamente sobre el nivel de exposición de las fotografías, lo que ayuda en entornos poco iluminados. Pero a medida que se incrementan los parámetros ISO, también aumenta el ruido, algo que deberemos controlar para conseguir los resultados deseados.

 

En apartados anteriores, ya hemos explicado que, en términos generales, es recomendable mantener unos niveles de ISO bajos, pues las consecuencias de incrementarlos pueden ser incluso peores que obtener unas fotos oscuras y poco definidas. En cambio, preferirás la aparición de ruido que de otros “errores” como una foto en movimiento borrosa, pues el ruido puede arreglarse en posproducción.

 

¿Pero qué es el ruido? Son aquellos puntitos que aparecen en las fotografías digitales, parecidos al grano de las fotos analógicas, producidos por la pérdida de información. Este ruido siempre está presente en las imágenes, pero al aumentar su brillo, también se hacen más evidentes.

 

Además de evidenciar la presencia de ruido, aumentar los niveles de ISO también reduce el rango dinámico. Eso significa que notarás menos detalles en zonas con sombras, mientras que las partes más iluminadas dejarán de tener nitidez.

 

Pero obviamente, no podemos finalizar esta sección sin insistir en el principal impacto que tiene ajustar el ISO: la exposición. Al fin y al cabo, esta es su función. La exposición fotográfica es la cantidad de luz que recibe el sensor de la cámara. A efectos prácticos también hace referencia a lo clara u oscura que es una fotografía, a lo bien o mal iluminada que está.

¿Qué ISO deberías usar en tus fotos?

La exposición correcta, y por lo tanto el ISO adecuado, dependerá de lo que el fotógrafo o fotógrafa quiera transmitir con esa imagen, aunque en términos generales será la que consiga un equilibrio entre las luces y las sombras y la que permita plasmar todos los detalles y unos colores fieles a la realidad.

ES-Qué-pod-09-720x411

El mejor ISO para la fotografía de naturaleza o de paisajes es el más bajo, el ISO 100. Esto será así en la mayoría de los casos, pero en otras ocasiones deberás incrementarlo, especialmente cuando sea de noche, cuando quieras fotografiar sujetos en movimiento (y no quieras el efecto de movimiento) o si no usas trípode.

Fotografía callejera.

ES-Qué-pod-10-720x411

Hay quien recomienda ajustar la cámara al ISO 400 para hacer fotos callejeras, y eso irá bien en muchas ocasiones, especialmente si vas a utilizar flash o si el día está nublado. No obstante, para días soleados recomendamos usar el ISO 100-200.

ES-Qué-pod-11-720x411

Los retratos requieren la mejor calidad fotográfica posible, pues quieres ser fiel a la realidad y plasmar las expresiones faciales del sujeto. Es por eso que se recomienda evitar el ruido con un ISO bajo (entre 100 y 400), aunque deberás tener en cuenta también las condiciones de luz.

ES-Qué-pod-12-720x411

Para la fotografía de bodas, deberás pensar tanto en el lugar en el que se va a celebrar como en la hora del día. Puede que la ceremonia se celebre en plena luz del día en exteriores (ISO bajo) y que el convite tenga lugar en interiores de noche (ISO alto), así que deberás ir ajustándolo según convenga.

ES-Qué-pod-13-720x411

La fotografía nocturna requerirá siempre un ISO alto, seguramente un ISO 800 en adelante. Los resultados pueden ser extremadamente impresionantes, pero no lo serán si no puedes diferenciar los elementos de la imagen. Deberás bajar el nivel de ISO solo si quieres hacer fotos durante la hora mágica (donde todavía hay luz) o si quieres fotografiar rayos y tormentas. En estos casos, es recomendable comenzar con un ISO bajo e ir aumentando según cambien las condiciones de luz.

ES-Qué-pod-14-720x411

A la hora de retratar productos, deberás asegurarte que estos están bien iluminados. Es por eso que no necesitarás ajustar un ISO alto, sino que deberás mantenerlo al mínimo para así reducir el ruido en las fotos y la pérdida de rango dinámico.

Consejos profesionales para sacar provecho a la sensibilidad ISO.

step

El ISO de tu cámara como herramienta educativa.

Antes de lanzarte a fotografiar todo lo que se te pone por delante y en cualquier circunstancia, es buena idea hacer pruebas. Tu propia cámara puede enseñarte mucho más de lo que has aprendido con este artículo. 

“Configura la cámara en ISO automático y mira el trabajo que has hecho para ver qué ISO tiene. Eso te ayudará a entender la relación que hay entre las situaciones reales y el ISO.”

          Stephen Klise, fotógrafo

step

No al ISO automático.

Aunque el ISO automático puede ayudarte a aprender cómo funciona este parámetro, deberías desactivarlo una vez hayas entendido los efectos que cada tipo de ISO tiene en tus fotografías. Hazte con el control de tu cámara y solo así conseguirás el resultado que andabas buscando.

step

No abuses del ISO.

Cuanto más alto sea el ISO utilizado, más granulado aparecerá en la fotografía. Y aunque eso puede utilizarse como efecto artístico, es preferible apostar siempre por el ISO más bajo posible para obtener los mejores resultados fotográficos.

“Quieres que el ISO sea lo más bajo posible mientras congelas la acción, incluso si deseas un poco de grano por razones estilísticas. Cuando más bajo es el IOS, más detallada es la foto.”

        Derek Boyd, fotógrafo

step

Ni tampoco te quedes corto.

No obstante, el ISO está aquí para utilizarlo si lo necesitas, y ese será el caso de los entornos poco iluminados. Aunque tu cámara pueda disparar con un ISO muy bajo, no tienes que quedarte allí siempre: experimenta para seleccionar el ISO apropiado a la situación y lograr así el nivel de claridad o ruido que deseas.

ES-Qué-pod-15-720x411
step

ISO como sustituto del trípode.

Además de ayudarte en entornos oscuros, el ISO puede convertirse en tu mejor aliado si vas a fotografiar sujetos en movimiento o si no tienes un trípode a mano. Ello evitará que el pequeño temblor que pueda producirse por sujetar la cámara con las manos se disimule si lo acompañas con una velocidad de obturación alta.

step

Experimenta en la posproducción.

Por último, la experiencia también te ayudará a determinar cuándo merece la pena aumentar los niveles de ISO para obtener una fotografía más clara y pese a la aparición de ruido. Eso será así especialmente cuando hayas aprendido a utilizar software como Adobe Photoshop Lightroom para compensar la poca exposición o la presencia de granulado en tus fotos.

Recomendaciones finales.

Con un poco de suerte, habrás llegado aquí entendiendo la importancia del ISO en fotografía. Entender cómo funciona y cuándo deberías usar uno y otro te permitirá conseguir siempre unas fotos bien expuestas y nítidas, además de eliminar el ruido. No tengas miedo a experimentar durante la sesión fotográfica, pero también en el proceso de posproducción, que te ayudará a perfeccionar tus resultados.

Los expertos en ISO en fotografía de Adobe.

CLos siguientes expertos han contribuido en la realización esta guía sobre el ISO en fotografía:

 

Puede que también estés interesado en…

Paisaje lleno de rascacielos

Qué es la hora dorada y cómo sacarle el máximo partido.

Explora cómo aprovechar el breve período que muchos fotógrafos consideran el mejor momento del día para sacar fotos.

Pan con queso, aguacate y semillas

El arte de la fotografía de alimentos.

Explora el mundo de la fotografía culinaria con consejos de los profesionales del sector.

Mujer con pecas mirando a la cámara

Iniciación a la fotografía de retrato.

Acércate a los retratos perfectos con consejos y recomendaciones de los fotógrafos profesionales.

Ñus cruzando un río

Trucos y consejos para fotografiar la naturaleza.

Explora las posibilidades de la fotografía de naturaleza, desde animales en movimiento hasta extensos paisajes.

Consigue Photoshop Lightroom.

Edita, organiza, almacena y comparte fotos desde cualquier lugar.

7 días gratis, luego 12,09 € al mes.