Los mejores trucos para fotografiar rayos y tormentas.

Aprende a fotografiar rayos y a mantenerte a salvo mientras fotografías tormentas. Además, descubre las mejores configuraciones y herramientas para hacer impresionantes fotos de rayos y sesiones en condiciones meteorológicas extremas.

Tormenta sobre un pueblo costero

Fotografía de Jason Weingart.

Hazlo por la emoción de cazarlas.

El carácter imprevisible de los rayos y las tormentas los hace sujetos fotográficos fascinantes. Las impresionantes imágenes que captan rayos y las fotos únicas de tormentas fascinan a los espectadores y también pueden ayudar en el estudio meteorológico. “No hay dos rayos iguales”, dice el fotógrafo Nick Ulivieri. “Es una muestra realmente interesante del poder de la naturaleza: captarlos es emocionante”. El cazador de tormentas y fotógrafo Jason Weingart ha capturado anomalías como descargas de plasma en su cámara. “Nunca sabes el tipo de acontecimiento excepcional que vas a captar”, declara. Antes de comenzar, investiga, para poder hacer la foto perfecta mientras estás alejado del peligro.

Rayo cayendo sobre el mar
Tormenta eléctrica sobre la costa

La seguridad es lo primero en la fotografía de tormentas.

Mantenerse a salvo es la primera preocupación en cualquier tipo de fotografía de tormentas o rayos. “Si escuchas truenos, entonces corres el riesgo de que un rayo te alcance”, dice el fotógrafo meteorológico y del medioambiente Jim Reed. “En algunos casos, ni siquiera tienes que escuchar el trueno”.

 

Resguárdate.
Configura tu cámara con un disparador con cable o con uno de relámpagos para que puedas fotografiar desde el coche o desde una estructura cercana. Aunque los coches son bastante seguros, “no estás completamente seguro a menos que estés en un edificio y no toques nada que esté conectado a una toma de corriente o a una tubería”, explica Weingart.

 

No te quedes bajo un árbol.
Si tienes que estar fuera, procura no ser el objeto más alto de la zona y tampoco te quedes bajo los objetos más altos, como árboles o líneas eléctricas. Si se cae un árbol cercano, la corriente puede llegar hasta ti o el árbol podría explotar. Si es seguro que no puedes entrar a tiempo, ponte de puntillas mientras te agachas; tienes que estar lo más abajo posible y minimizar el contacto con el suelo.

 

Mira el radar y ten cuidado.
Las aplicaciones de radar como RadarScope o RadarOmega no solo te permiten encontrar la tormenta, sino que también pueden mantenerte a salvo. Tienes que estar atento a la ubicación de la tormenta y verificar a menudo los cambios de velocidad o dirección. Si estás en el coche, fíjate en donde paras y estacionas. No te pongas en riesgo por una foto.

 

Quédate lejos de la tormenta.
Encuentra un lugar para tomar fotos de tormentas a una distancia de 8 a 30 kilómetros. Esta distancia es más segura e incluso puedes obtener imágenes más atractivas. “Toda la estructura de la tormenta iluminada se ve normalmente más bonita desde cierta distancia que directamente debajo de ella, con el rayo a menos de un kilómetro de distancia”, dice Weingart.

 

Encuentra un punto de observación y ten paciencia.
Si utilizas una aplicación de radar y la página web de la Agencia Estatal de Meteorología, puedes saber de qué dirección viene la tormenta y decidir una localización teniendo en cuenta la composición. “Intento llegar a un lugar seguro donde el espacio urbano se encuentre entre la tormenta y yo. De esta manera, puedo ver el sistema evolucionar a medida que se acerca”, dice Ulivieri. Si puedes encontrar un lugar elevado seguro, esto les dará más interés a tus fotos de rayos.

Rayos cayendo sobre la ciudad

Encuentra el equipo y la configuración correctos para captar rayos.

Un trípode resistente y un disparador con cable.
Es necesario un trípode para evitar que se desenfoque cuando fotografías un rayo, especialmente con el obturador abierto para una exposición más prolongada. Antes de fotografiar una tormenta eléctrica, invierte en un trípode estable que reduzca el movimiento de la cámara. También puedes usar un disparador con cable para echar la foto sin tener que tocar el botón del obturador, lo que reduce aún más la posibilidad de desenfoque.

 

Un disparador de relámpagos o intervalómetro.
Para las tormentas con luz diurna, necesitarás una exposición más corta y una apertura más estrecha para evitar que se estropee la imagen. Un disparador para relámpagos te puede ayudar, porque activa el obturador cuando percibe un relámpago, lo que permite que la exposición sea rápida. Cuando está oscuro, intenta capturar exposiciones repetidas más largas con un intervalómetro, que activará continuamente el obturador de tu cámara en intervalos regulares.

 

Un objetivo gran angular y protección contra la lluvia para tu equipo.
Utilizar un objetivo gran angular es una excelente manera de captar una estructura de una tormenta completa en una sola toma, pero asegúrate de protegerlo. Incluso si estás a kilómetros de la tormenta, puede haber precipitaciones. Pon tu cámara debajo de un toldo o dispara desde el interior de tu vehículo para no mojarte.

Tormenta sobre las olas y las rocas
Rayos cayendo en el mar
Rayos cayendo sobre una montaña

Configura la cámara para fotografiar rayos.
La configuración ideal para fotografiar rayos dependerá de la cantidad de luz ambiente y de lo cerca que estés de la tormenta. “Algunos relámpagos son muy brillantes y estropearán la imagen, mientras que otros no. Tendrás que ajustar en consecuencia”, explica Reed. “Se trata de ajustar continuamente la exposición”. Si tu objetivo es captar tantos rayos como sea posible, las exposiciones más largas son clave. Una exposición más corta (con la ayuda de un disparador de relámpagos) es mejor para capturar un solo rayo.

 

Sigue los pasos que se detallan a continuación y después experimenta para optimizar tu fotografía de tormentas.

 

  • Apaga el estabilizador de imagen y el enfoque automático.
    Cuando fotografíes con un trípode, apaga el estabilizador de imagen. La mayoría de las tormentas serán demasiado oscuras para que el enfoque automático sea útil, por eso querrás confiar en el enfoque manual. Para ayudar con la claridad, enfoca con la cámara una luz lejana antes de comenzar a disparar.

  • Configura una exposición larga para la noche.
    Recuerda que las exposiciones más largas (más de 1/60 por segundo) aumentan las posibilidades de captar un rayo. Experimenta configurando la exposición más larga posible sin sobreexponer la imagen, a menos que estés disparando durante el día.

 

  • Reduce la apertura.
    Durante el día, reducir la apertura puede ayudarte a fotografiar una exposición más larga, incluso a la luz del sol. Intenta hacer fotos de prueba y luego ajusta lo que sea necesario según tus resultados. Sigue reduciendo la apertura a medida que el rayo se acerca más y más.
Tormenta nocturna sobre el mar

Fotografía de Jason Weingart.

Tormenta junto a una carretera rural

Fotografía de Jason Weingart.

Cómo editar fotos de rayos en Adobe Photoshop Lightroom.

Sigue estos consejos para sacar lo mejor de tus fotos de tormentas y rayos con Lightroom.

paso

Configura el balance de blancos.  Fotografía en formato RAW, después ajusta el balance de blancos cuando importes la imagen en Lightroom para compensar los matices o la decoloración no deseados.

paso

Retoca la exposición, los reflejos y las sombras. Modifica la exposición de una forma u otra si parece apagada. Reduce los reflejos para recuperar las zonas de rayos estropeadas.

paso

Ajusta los puntos blancos y negros. Mejora el contraste de tu imagen sin perder ningún detalle en los reflejos o en las sombras. Hazlo ajustando la escala tonal y configurando los puntos blancos y negros.

paso

Utiliza las herramientas Textura, Claridad y Borrar neblina. Potencia la realidad del cielo con el regulador Textura. Utiliza el regulador Claridad y la herramienta Borrar neblina para mejorar la imagen.

paso

Aumenta la intensidad. Utiliza el regulador Intensidad para aumentar la saturación de los tonos medios de la foto y mejorar el color del cielo, así como los paisajes naturales y urbanos detrás de la tormenta.

Tormenta sobre el paisaje de una ciudad

Crea una fotografía compuesta de rayos.
Si tienes varias fotos buenas de rayos desde el mismo ángulo, puedes crear una fotografía compuesta y mostrar todos los relámpagos a la vez. Abre Adobe Photoshop y superpón las imágenes en capas diferentes. Después, configura el modo de fusión de varias capas para cada una en modo “aclarar”. Esto hace que las partes más brillantes de cada capa, los rayos, permanezcan visibles.

 

La fotografía de tormentas es un homenaje a las expresiones de luz y color de nuestra compleja atmósfera. Además, es importante documentar los cambios climatológicos. Sin embargo, antes de comenzar a fotografiar tormentas, infórmate sobre los riesgos y pregunta a los expertos para que puedas estar a salvo. “Conoce al sujeto”, advierte Reed. “Eso forma parte de ser respetuoso con la naturaleza”. Y prepárate para que te sorprenda. “Siempre existe la posibilidad de que veas algo que nunca antes has visto. Es emocionante, especialmente si es una buena tormenta y recuerdas quitarle la tapa al objetivo”.

Puede que también estés interesado en…

Hormiga con otras hormigas borrosas

Consejos prácticos para la fotografía macro.

Adéntrate en un nuevo mundo y haz que los sujetos pequeños sean más llamativos con estos consejos de fotografía macro.

Ñus cruzando un río

Trucos y consejos para fotografiar la naturaleza.

Explora las posibilidades de la fotografía de naturaleza, desde animales en movimiento hasta extensos paisajes.

Bailarines actuando en el escenario - Fotografía de velocidad de obturación | Adobe

Velocidad de obturación: qué es y para qué se utiliza.

Descubre cómo la velocidad de obturación puede ser clave para capturar el movimiento y regular la exposición de nuestras fotos.

Portada del libro Tarzán de los simios

Adéntrate en el mundo de la ilustración de cuentos infantiles.

Obtén información y consejos sobre el competitivo mundo de las ilustraciones para la literatura infantil.

Consigue Photoshop Lightroom.

Edita, organiza, almacena y comparte fotos desde cualquier lugar.

7 días gratis, luego 12,09 € al mes.