Conoce la historia y las técnicas de la fotografía en color.

Obtén información sobre los orígenes de las fotografías en color y descubre varias maneras de expresar el color en la fotografía digital.

Fotografía en color de varios platos con polos bien organizados en una mesa

El mundo no es monocromático.

Las primeras fotografías fueron en blanco y negro, y la fotografía en blanco y negro sigue siendo un medio importante para la exploración de la luz, la textura y la composición. Sin embargo, hoy en día, lo habitual en la fotografía digital es imitar el espectro completo de colores visibles.

 

“La fotografía en color consiste en crear imágenes que se asemejen más a cómo es el mundo”, afirma la fotógrafa Nicole Morrison. También puedes jugar con los tonos de una imagen en color para mejorar la atmósfera o la sensación con la fotografía en color. Además, las herramientas de edición digital pueden ayudarte a conseguir que los colores de tus fotografías queden justo como los quieres. “Todas las imágenes que me hacen sentir bien —señala Morrison—, todas las fotografías que me entusiasman son realmente coloridas”.

La historia de la fotografía en color.

Se ha recorrido un largo camino desde la fotografía analógica en blanco y negro hasta las imágenes de colores vibrantes que vemos en la actualidad. Mucho antes de la cámara digital, los primeros fotógrafos ya tomaban fotografías en blanco y negro desde mediados de la década de 1830. Denominados daguerrotipos, se fabricaban en placas de metal pulido usando un proceso fotográfico que implicaba tiempos de exposición extremadamente largos y productos químicos sensibles a la luz. La fotografía en blanco y negro evolucionó y siguió siendo popular a lo largo de la Primera Guerra Mundial.

¿Cuándo se inventó la fotografía en color?

Thomas Sutton creó la primera fotografía en color en 1861. Para esta famosa fotografía de una cinta de tartán, Sutton usó un método de tres colores inventado por el físico James Clerk Maxwell, que se dio cuenta de que la percepción de todos los colores de una imagen podía crearse a través de un proceso de varios pasos en los que se tomaban varias imágenes a través de tres placas de vidrio de los colores rojo, verde y azul. Louis Ducos du Hauron empleó una técnica similar para crear la famosa fotografía de un paisaje en color del sur de Francia en 1877, denominada Vista de Agen.

 

La placa autocroma Lumière, creada por Auguste y Louis Lumière a principios del siglo XX, fue otra técnica de fotografía en color de larga exposición que usaba placas autocromas recubiertas con microscópicos granos de almidón multicolor en lugar de un único color. Aun así, los métodos de placas eran procesos complejos y demasiado largos que no lograban los mejores resultados. Hasta que en 1908 Gabriel Jonas Lippmann ganó el Premio Nobel de Física por su método para crear color en una fotografía en un único proceso usando un recubrimiento de película o una emulsión sensible al color encima de una placa de vidrio.

 

De la pérdida de tiempo a la revista Time.

Con el tiempo, la emulsión química de Lippmann dio lugar al tipo de película de color más ampliamente adoptada, que también usaba una emulsión sensible a la luz. Dos Leopolds, Leopold Mannes y Leopold Godowsky, inventaron este estilo de película de color en paquete de tres en 1935 y se popularizó por empresas como Kodak o Polaroid. Aun así, incluso después de que las tiendas empezasen a vender las películas de color Kodachrome de Kodak, la fotografía en color tardó algunas décadas más en hacerse popular. El color se consideraba una especie de truco más que un tipo de fotografía artística hasta que fotógrafos como William Eggleston ganaron reconocimiento en la década de los 70 a través de exposiciones en galerías de arte y publicaciones respetadas.

Fotografía aérea en color del valle de los Monumentos
Fotografía en color de un primer plano de las hojas verdes de una planta
Una pared de oficina colorida y decorada
Fotografía nocturna de las rocas del valle de los Monumentos

Consejos para hacer fotografías en color.

Las cámaras digitales modernas hacen que sea más fácil que nunca capturar el mundo en colores vivos. Puedes hacer fotografías y editar los colores de forma diferente para crear efectos únicos. Ten en cuenta lo siguiente para aprovechar al máximo tu sesión fotográfica en color.

 

Fotografía en formato RAW.

Captura las imágenes con tu cámara configurada en el modo RAW, que registra todos los datos que capta tu sensor, a diferencia del formato JPEG, que los comprime. Esto te permite trabajar con más datos. “Querrás tener toda la información posible para cambiar y retocar las imágenes, sobre todo, con la fotografía en color”, señala Morrison.

 

Usa el color de forma estratégica.

“La gente se ve atraída por los colores llamativos, así que úsalos de forma estratégica”, comenta el fotógrafo y autor Jeff Carlson. “Prueba a usar solo un poco de color para dar un toque a la imagen, pero no uses tanto como para que la gente no sepa dónde mirar”.

 

Escoge una paleta con la rueda de color.

“Si no sabes por dónde empezar o no te sientes seguro de tu capacidad para juzgar qué colores pueden combinar bien, comienza con la rueda de color”, recomienda Morrison. Explora y crea paletas de colores distintas de forma sencilla usando Adobe Color.

 

Prueba retratos vibrantes al aire libre.

Encuentra fondos coloridos para las sesiones fotográficas justo en tu vecindario y haz que tus modelos lleven conjuntos que combinen. “Yo misma creé un mapa de Google que llamé ‘ubicaciones coloridas’ y marqué los sitios con chinchetas para volver en otra ocasión”, comenta Morrison.

Agrega color a la fotografía culinaria o de bodegón.

Saca fotos de objetos en fondos con colores en contraste o fondos con tonos similares. “Fui a la tienda de arte y compré todos estos papeles de colores diferentes”, afirma Morrison. “Entonces empecé a sacar fotos de diferentes cosas en los papeles para ver qué me gustaba”.

Un padre y su hija pintando un colorido mural en una pared

Herramientas de edición de color en Adobe Photoshop Lightroom.

Los días de complejos procesos de color para desarrollar impresiones fotográficas en color han terminado. Las herramientas avanzadas de edición de fotografía digital en Lightroom proporcionan infinitas formas de ajustar y perfeccionar los colores.

 

Configuración del balance de blancos.

Elimina los reflejos no deseados causados por elementos como la luz azul y haz que los colores de tu fotografía parezcan más precisos de forma inmediata al ajustar el balance de blancos. “La función automática de balance de blancos de tu cámara hará las cosas bien aproximadamente el 90 % del tiempo”, afirma Carlson. “Pero también puedes modificarlo de forma deliberada para conseguir una atmósfera más cálida o fría”.

 

Edición del regulador de color para el matiz, entre otros parámetros.

En la sección Color en el panel Edición de Lightroom, ajusta fácilmente los reguladores para cambiar la temperatura (de frío a cálido), el matiz (de verde a magenta), la saturación (la intensidad del color) y la intensidad (la intensidad de los colores apagados, que conserva el tono de la piel).

 

El tono, la saturación y la luminancia.

Haz clic en el icono de la rueda de color situado a la derecha del menú desplegable Color en el panel Edición para abrir el panel donde aparecen los ajustes de Tono, Saturación y Luminancia. Aquí puedes retocar de forma individual los valores de Tono, Saturación (intensidad) y Luminancia (brillo) de los ocho colores principales de la imagen.

 

Por ejemplo, si fotografías a gente sentada en el césped, puede que haya un reflejo verde en su piel. Desatura de forma ligera el amarillo y el verde en el panel de Tono, Saturación y Luminancia para corregir esto. ¿No estás seguro de qué color seleccionar para arreglar un área determinada? Haz clic en el icono de ajustes específicos en la ventana de Tono, Saturación y Luminancia, y selecciona el área que quieres ajustar directamente en la fotografía.

El tono puede hacerlo.

“Con la fotografía en color, solo quieres pasártelo bien”, afirma Carslon. “Sal ahí fuera, encuentra lugares con mucho color y acabarás con algunas fotografías interesantes”. Usa Pinterest para crear un panel conceptual de trabajos coloridos para inspirarte. Y habla con otros fotógrafos cuyo trabajo admires.

Profundiza en la edición de fotografías en color.

 

 

 

Encuentra todo lo que necesitas para aprovechar al máximo tu fotografía en color en Lightroom y Photoshop. Y lo más importante: no tengas miedo de experimentar. “La fotografía en color es como la fotografía en general. Aprendes las reglas y entonces decides cuáles seguir y cuáles obviar”, señala Morrison.

 

Colaboradores

Haz más con Adobe Photoshop Lightroom.

Edita fotos cómodamente con ajustes predefinidos de Lightroom, Súper Resolución, comparte fotos con facilidad desde cualquier dispositivo y accede a tus proyectos desde cualquier parte con la gestión del almacenamiento de fotos en la nube.

Puede que también estés interesado en…

Fotografía en blanco y negro de montañas nevadas

Introducción a la fotografía en blanco y negro.

Aprende a usar la fotografía en blanco y negro para perfeccionar tus habilidades fotográficas y efectuar fotos perfectas.

Uvas, naranja cortada y vaso de agua sobre una mesa.

Reglas básicas de una composición fotográfica.

La composición tiene una importancia capital para los fotógrafos. Aprende más con estos consejos de los profesionales.

Cabaña cubierta de nieve sobre una montaña nevada

Ajusta el equilibrio de blancos para mejorar tus fotos.

El equilibrio de blancos tiene como objetivo equilibrar los colores de una foto. Aprende a ajustarlo para llevar tus resultados fotográficos a otro nivel.

Imagen partida en dos con diferencias de coloración alterada de una mano que sostiene globos llenos de aire.

Cambia creativamente el color de tus fotos.

Modifica la paleta de colores de las fotos ajustando los niveles de las opciones Tono y Saturación en Adobe Photoshop. 

Consigue Photoshop Lightroom.

Edita, organiza, almacena y comparte fotos desde cualquier lugar.

7 días gratis, luego 12,09 € al mes.