Convierte tus proyectos manuales en videos entretenidos.

Si puedes hacerlo con tus propias manos, también puedes grabarte haciéndolo. Aprende a hacer videos de proyectos para hacer uno mismo de todo tipo: desde carpintería hasta decoración de uñas.

Cámara réflex digital sobre un trípode enfocando a un carpintero que realiza un trabajo manual

Muestra el camino a otros manitas.

No importa si lo haces de forma profesional o si es que te gusta hacer las cosas por ti mismo: gracias a los videos de proyectos DIY, puedes compartir tu experiencia y tus conocimientos con el resto del mundo. Con el equipo que ya tienes y unas nociones básicas sobre edición de video, puedes mostrar a otros el proceso paso a paso de manualidades con papel, restauraciones de estancias, trucos para el día a día, instalaciones de fontanería o cualquier otra cosa que hagas con tus propias manos.

 

Por dónde empezar.

Desde manualidades infantiles y trucos de cocina hasta reformas de una casa: basta con que tu proyecto trate sobre algo que necesitas o quieres hacer. Brad Rodriguez hace videos de proyectos DIY sobre mobiliario, mejoras del hogar y carpintería. En su caso, siempre empieza haciendo una lluvia de ideas con su mujer. “Hacemos una lista de las cosas que necesitamos, como habitaciones que aún tenemos que reformar, pero suele ser una mezcla de tareas que tenemos ganas de hacer o que pensamos que pueden interesar a alguien”, cuenta Rodriguez.

 

Si no sabes con seguridad qué puede interesarle a la gente, emplea Internet para descubrirlo. Tanto si tu público está compuesto por dueños de viviendas como si se trata de apasionados de las manualidades navideñas, siempre puedes comprobar qué videos están dando buenos resultados en YouTube o las redes sociales. También puedes buscar en Google Trends para ver qué es popular en este momento.

Persona tumbada en un sofá mientras ve un video sobre un proyecto DIY en una tablet

Ten en cuenta a tu público.

Antes de dar comienzo a tu proyecto, piensa en tu espectador ideal. ¿Qué conocimientos tiene? ¿Tendrás que ir más lento y explicar algunos conceptos básicos?

 

“Dirige tu contenido a un tipo específico de persona; esto te servirá de guía para todo lo demás”, afirma Rodriguez. Sin embargo, si aún estás empezando, no tienes por qué saber cuál es ese tipo. “Basta con que lo publiques y observes a qué público atrae —agrega Rodriguez—. Si hacen muchas preguntas en los comentarios, deberías plantearte simplificarlo o crear contenido para contestar preguntas frecuentes”.

 

A medida que vayas dándole forma a tu proyecto, cerciórate de que el público puede seguirte el ritmo. “Si se trata de un proyecto grande y con muchos pasos, yo voy a explicarlos todos —dice Amanda Badgley, creadora de proyectos DIY para decorar interiores—. Todo lo que busco es que la gente se sienta segura con lo que está haciendo y, si eso quiere decir que tengo que divagar sobre esas cositas que yo haría de forma distinta, eso es lo que haré”, cerciora Badgley.

 

Investiga.

Si no creaste nada parecido antes, busca en sitios como Pinterest e Instagram para encontrar ejemplos en los que inspirarte. Cuanto más al detalle planees cada fase, más probabilidades habrás de que te guste el resultado que vas a obtener. También puedes echar un vistazo a sitios web y videos de YouTube de otras personas especializadas en proyectos DIY.

 

Cuando veas los videos de proyectos DIY de otra gente, no te centres solo en las instrucciones. Fíjate en qué puedes aprender sobre cómo elaboran este tipo de videos. “Sin duda, consigo inspirarme viendo a otros creadores y prestando atención a la forma en que hacen sus videos”, afirma Rodriguez.

 

Badgley recomienda que se anoten las instrucciones paso a paso y se lean pensando en el público. ¿Los espectadores serán capaces de seguirte el ritmo? ¿Hay alguna forma alternativa de hacer algo que quieras mencionar o materiales con los que se pueda reemplazar otros más caros o difíciles de encontrar?

 

Cuanto más accesible sea tu proyecto DIY, más personas podrán participar.

Persona grabándose para hacer un video de un proyecto DIY

Consigue todo lo necesario.

Haz una lista con las herramientas, materiales y cualquier otro artículo que requieres para llevar a cabo el proyecto. Es mejor que cuentes con todo lo que crees que necesitarás antes de empezar para no tener que interrumpir tu flujo de trabajo. A continuación, cerciórate de tener todo lo que hace falta para la producción del video.

 

Smartphone o cámara de video

No te preocupes por comprar un equipo costoso, sobre todo si estás empezando a crear tus primeros videos. La mayoría de los smartphones cuentan con cámaras de alta definición lo suficientemente buenas como para hacer videos de proyectos DIY de calidad.

 

Trípode

Aunque no tienes por qué emplear un trípode, puedes encontrar opciones económicas para no tener que apoyar la cámara contra libros u otros objetos.

 

Micrófono

Los micrófonos que incorporan las cámaras no captan las voces muy bien, pero siempre puedes emplear un micrófono inalámbrico o grabar la narración para emplearla como voz superpuesta.

 

“Puedes grabar con tu teléfono y emplear unos fonos, como si estuvieras haciendo una llamada —dice Rodriguez—. Después, solo tendrás que sincronizar el audio con el clip de video”. Si luego de hacer varios videos te das cuenta de que no te convence la calidad del sonido, puedes subir de nivel y adquirir un micrófono de solapa o cañón.

 

Presta atención a los sonidos del entorno en el que estás grabando. Cerciórate de apagar cualquier aire acondicionado o ventilador. “Siempre es más fácil identificar la contaminación acústica previamente que tener que enfrentarte a ella más adelante”, explica Rodriguez.

 

Luces

Una buena iluminación es importante en cualquier producción de video. Si el espacio en el que grabas es una habitación con ventanas grandes, cerciórate de grabar en el momento adecuado del día, cuando no haya demasiada luz o muy poca. También puedes hacerte con un anillo de luz asequible o una luz que puedas acoplar a tu teléfono. 

Persona grabándose para hacer un video de un proyecto DIY

Consejos de producción.

Aunque el video de un proyecto DIY no debe tener el aspecto de una película de mucha cotización, el objetivo sigue siendo atraer al público. Para conseguirlo, hay que empezar por tener paciencia con el proyecto. “Si quieres hacer un tutorial, tendrás que tomarte más tiempo del habitual”, afirma Badgley.

 

Grábalo todo.

Antes de nada, haz pruebas de video y audio para comprobar que estás dentro del encuadre, que la cámara está grabando y que el micrófono capta bien tu voz. Especialmente en el caso de los proyectos DIY, puede ser caro, frustrante o imposible retroceder y volver a grabar algunas partes del proceso.

 

Después, grábate llevando a cabo cada paso del proyecto de forma que el público pueda ver qué es lo que estás haciendo exactamente. “Al final podrás unir todas las piezas”, dice Badgley.

 

“Yo me cercioro de documentar el proceso con fotos y videos, y, a veces, grabo un video con lapso de tiempo solo para poder visualizarlo desde el principio hasta el final. Es maravilloso poder ver algo importante de principio a fin en 30 segundos”, reconoce Badgley. La mayoría de los smartphones incluyen una función de lapso de tiempo en la aplicación de la cámara, por lo que puedes capturar los pasos que se repiten o procesos largos.

 

Deja que tu propia personalidad brille.

“Sé natural; háblale a la cámara como le hablarías a un colega —aconseja Badgley—. Los aficionados a realizar proyectos DIY tenemos la misma mentalidad: somos creativos y nos gusta probar cosas nuevas, así que solo tienes que explicar lo que estás haciendo. Aunque pienses que algo es bastante conocido, siempre puede no serlo para algunas personas”.

 

Selecciona las tomas.

En lo que se refiere a los ángulos de cámara, como con el resto de los elementos, piensa en tu público. ¿Qué planos serán más útiles e informativos? ¿Cuáles contribuyen a la narrativa del video?

 

Rodriguez se rige por las reglas de las producciones cinematográficas. “Me gusta contar tanto de planos de contexto como con medios o primeros planos. Esos son los tipos que tengo grabados a fuego en la mente”.

 

“Una de las cosas que aprendí es a voltear el teléfono en el trípode para tener enfrente la pantalla —dice Badgley—. De este modo, puedo ver lo que se está grabando y saber que tengo que moverlo si solo se me ve el trasero”.

Menú para agregar texto de Adobe Premiere Pro superpuesto a la imagen de una persona rompiendo en pedazos un azulejo con un martillo

Edita videos de proyectos DIY fácilmente.

Cuando terminaste el proyecto, llegó el momento de construir una narrativa a partir del material en una aplicación de edición de video como Adobe Premiere Pro. Puedes empezar explicando el proyecto, los materiales y herramientas que se requieren, y, quizás, mostrar una vista previa del resultado final. Después, suelta los clips de cada paso en la línea de tiempo y ordénalos cronológicamente. Quédate solo con las pates fundamentales.

 

Puedes grabar tu voz aparte y narrar los pasos del proyecto de esa forma. “Yo reviso el material y creo mi historia, luego de eso, escribo el guion —cuenta Rodriguez—. Intento darle valor con pequeños detalles y me centro en hablar sobre los puntos que pueden no ser tan obvios”.

 

Agrega música al video. “Cuando hice los clósets, aquel resultó ser un proyecto divertido, por lo que empleé música ‘dance’ —explica—. Se trata de evocar las sensaciones que quiero que mis espectadores experimenten”.

 

Agrega también texto. “Puedes hacer que todos tus consejos y trucos aparezcan escritos en la parte superior del video para ayudarte a explicar qué estás haciendo o de qué otra forma lo harías”, aconseja Badgley. 

Menú Exportar configuración de Adobe Premiere Pro superpuesto a la imagen de una persona aplicando pegamento en un azulejo hecho a mano

Comparte el video y mide los resultados.

Luego de publicar el video en una red social, puedes monitorear el número de visualizaciones y comentarios para aprender a partir de ellos. Es posible que obtengas información quiénes componen tu público y qué quieren para que el próximo video que crees les resulte atractivo.

 

“Gracias a las visualizaciones, los me gusta y los comentarios, cuentas con un mecanismo bastante discreto para recibir opiniones —afirma Rodriguez—. En nuestro caso, descubrimos que los temas relacionados con reformas del hogar funcionan bien: reformas de un baño o el suelo; tareas que la gente puede hacer por su cuenta y que no son demasiado complicadas”.

 

Rodriguez afirma también que, con tantos creadores haciendo videos, descubrieron que es muy importante incorporar al proyecto un giro o gancho. ¿Qué elemento inesperado y único puedes integrar en tus videos de proyectos DIY? 

Colaboradores

Haz más con Adobe Premiere Pro.

Puedes crear videos visualmente deslumbrantes de modo virtual y en cualquier parte: para películas, televisión y sitio web.

Puede que también estés interesado en…

Foto editada de una persona con efectos glitch en la imagen

Adición de efectos glitch a tus fotos.

Cómo simular la estética de la tecnología del pasado con el poder de Photoshop.

Opción de calidad de imagen

Reduce el tamaño de una foto.
Aprende qué tipos y tamaños de archivos de fotos funcionan mejor para editar, publicar, compartir e imprimir.

Padre con su hijo a caballito que miran por una ventana

Encuentra tu verdad en la fotografía artística.

Sigue tus pasiones y explorar las capas conceptuales de la creación de fotos artísticas.

Persona que agrega audio a un video con Adobe Premiere Pro

Agrega audio al video.

Agrega a tus videos varias pistas de audio, desde voces superpuestas hasta efectos de sonido.

Obtén Adobe Premiere Pro

Puedes crear producciones perfectas con el software de edición de video líder en su sector.