Puedes crear videos médicos para hablar sobre atención sanitaria.

Tanto si se trata de un debate sobre ortopedia como si es una ponencia sobre los puntos más importantes de la hematología, descubre cómo puedes crear videos sobre medicina que conecten con el público en general y los estudiantes de este ámbito.

¿En qué consiste un video médico?

Se considera video médico a todo aquel video en el que se habla sobre atención sanitaria, medicina o cómo es el trabajo de un profesional de la salud. Esto incluye contenido como, por ejemplo, el videoblog de un enfermero sobre su trabajo diario en la unidad de urgencias o la ponencia especializada de una médico sobre neurocardiología.

 

Los videos médicos también pueden ser un recurso muy valioso para quienes están interesados en el ámbito sanitario, como, por ejemplo, posibles estudiantes de medicina y enfermería que quieren saber más sobre estos estudios o sobre el trabajo en una clínica. Los videos también pueden ser de gran ayuda para quienes ya están estudiando medicina y quieren absorber la información mediante tantas vías como sea posible.

 

Consigue que tus videos médicos sean divulgativos.

Antes de empezar a trabajar en tu proyecto de video, determina quién será tu público. ¿Tus espectadores serán gente corriente o estarán formándose en medicina?

 

Videos médicos para un público general.

Los videos médicos dirigidos a un público no formado en la materia tienen que ser accesibles y fáciles de entender. Se suelen crear al estilo de los videos explicativos.

 

“En gran parte, se trata de educar al público general, a nuestros pacientes —afirma la enfermera y YouTuber Sarah Flanagan—. El objetivo es simplificar la terminología médica y los temas importantes relacionados con la salud pública”. 

Un médico sentado en un sofá mientras graba un video médico con una cámara réflex digital

Lo que los espectadores quieren saber es qué les afecta a ellos y a su salud, de modo que hay que presentar estos temas desde la perspectiva del paciente. Es muy probable que quieran conocer lo siguiente:

 

  • Respuestas a preguntas sobre salud: ¿Cuáles son las señales de alarma de una insuficiencia cardiaca? ¿Qué provoca los dolores de estómago?
     
  • Qué esperar del sistema sanitario: ¿En qué consiste una exploración física? ¿Qué implica una visita cotidiana al hospital?
     
  • Consejos sobre cuidado de la salud: ¿Qué se puede hacer para mantenerse sano? ¿Qué hábitos alimenticios son saludables? ¿Cómo se puede evitar una enfermedad infecciosa?

 

Los videos médicos para un público general también tienen que perseguir acabar con algunos mitos. Internet está plagado de falsa información médica. Un buen video médico puede ayudar a desmontar teorías conspirativas en contra de las vacunas, información obsoleta sobre medicina o desinformación sobre temas como la COVID-19.

 

“Cuando dispones de una plataforma, lo ideal es que hagas todo lo posible por divulgar información precisa —explica Flanagan—. A mí me gusta educar a la gente y desmentir la información falsa, ofreciendo mis propios conocimientos y ampliarlos con los de profesionales que saben más que yo”.

 

Sea cual sea el tema que trates, deja claro que lo que dices no debe tomarse al pie de la letra como indicación médica. Si algún paciente necesita esto, deberá acudir a su médico. Aunque puedes ofrecerles ciertos consejos, advierte a tus espectadores de que tus videos no sustituyen la consulta con un experto.

Videos médicos para profesionales y estudiantes de medicina.

Aunque los videos dirigidos a expertos en medicina clínica o estudiantes son menos habituales, son un recurso bastante valioso. Normalmente, los centros de formación y las compañías de atención sanitaria contratan a otras compañías para crear estos recursos.

 

Cuando hablas con colegas de profesión, puedes asumir que cuentan con cierto nivel de conocimientos sobre términos académicos y técnicos. Aun así, tienes que intentar comunicarte de una forma clara, concisa y fácil de entender. Esto también es importante si te diriges a un público compuesto por colegas, es decir, incluso si no se trata de personas ajenas al campo de conocimiento en cuestión.

 

Al igual que sucede con los videos formativos, puede que los espectadores no conozcan en profundidad la materia; incluso los expertos necesitan refrescar lo que ya saben sobre áreas específicas más allá de su especialidad. Piensa en tus propios conocimientos: aunque conozcas muy bien un ámbito, siempre hay algo más por aprender, además de la información y las buenas prácticas nuevas que surgen constantemente.

 

Recurre a expertos cuando vayas a crear tus videos. Si el video va a tratar sobre dermatología, contacta con un dermatólogo; si quieres hacer videos sobre salud infantil, encuentra a un experto en pediatría con el que hablar. Si dispones de una plataforma, puedes emplearla para hacer que la voz de los expertos llegue a un mayor número de personas y convertir esto en una poderosa herramienta.

 

El día a día de un creador de videos médicos.

Cómo prepararte para crear un video médico.

La planeación es clave para que cualquier video de instrucciones o para YouTube, y lo mismo ocurre en el caso de los videos médicos. Aunque es importante mantener un tono conversacional, es recomendable trabajar a partir de un guion o borrador. No intentes improvisar delante de la cámara; habla con honestidad, pero trabaja a partir de material preparado. Aun así, prepárate para hacer algunos cambios. Por cada video de diez minutos que finalmente se publica, Flanagan graba alrededor de una hora de contenido.

 

Encuentra el tono adecuado.

Dale tu propio toque. Los temas médicos pueden resultar abrumadores, complicados y técnicos; por esa razón, ofrecer tu propio punto de vista sobre lo que supone estudiar en una facultad de medicina o trabajar en un campo desafiante como la inmunología puede tener un valor incalculable para los futuros profesionales.

 

Adoptar un tono cercano y natural también resulta de ayuda al público general. Quienes no pertenecen a una profesión relacionada con la medicina suelen sentirse vulnerables y abrumados cuando se encuentran en un contexto médico. Explicarles qué es lo que pueden esperar y qué significa cada cosa a partir de tu propia experiencia puede ayudarles mucho.

Un médico sentado en un sofá mientras graba un video médico con un teléfono móvil colocado sobre un trípode
Una cámara réflex digital y un anillo de luz LED colocados sobre un trípode y situados junto a una mesa con un portátil encima

Equipo necesario para crear videos médicos.

Aunque la mayoría de los videos se pueden grabar con un smartphone, es posible que quieras actualizar tu conjunto de herramientas a medida que creces como creador de videos médicos. “Si vas a invertir en una cámara, no puedes olvidarte de adquirir un trípode bueno y resistente —afirma Flanagan—. Vas a darle más de un golpe, así que necesitarás que sea bueno”.

 

Aunque dispongas de un buen equipo de cámara, los videos verticales que se graban con un smartphone son perfectos para plataformas como TikTok e Instagram. Puede que tu biblioteca de videos en YouTube o Vimeo sean la parte central de tu marca, pero el contenido corto que se publica en las redes sociales puede llegar a más personas. Las herramientas de Adobe Premiere Pro pueden ayudarte a convertir fácilmente videos en horizontal a una relación de aspecto vertical.

 

Qué hacer para triunfar como creador de videos médicos.

Los creadores de contenido que triunfan son aquellos que se promocionan en todos los canales y son capaces de identificar quiénes son expertos y marcadores de tendencias en sus campos. Relaciónate con profesionales de enfermería y medicina, instituciones y afiliadas a los otros equipos interdisciplinares que conforman el sistema sanitario. Busca a personalidades reconocidas con las que puedas hablar y piensa en la posibilidad de entrevistarlos para poder llegar tanto a su público como al tuyo. Es muy probable que estos contactos te ayuden a crear contenido más elaborado, colaborar en proyectos con otros profesionales o hacer videos para algunas instituciones.

 

Sigue una programación, publica contenido de forma regular e interactúa con tu público. No puedes esperar conseguir un éxito inmediato, pero, si no te rindes y consigues hacerte de una biblioteca de videos, acabarás encontrando a tu público y ellos te encontrarán a ti.

Colaboradora

Haz más con Adobe Premiere Pro.

Puedes crear videos visualmente deslumbrantes de modo virtual y en cualquier parte: para películas, televisión y sitio web.

Puede que también estés interesado en…

Opción de calidad de imagen

Reduce el tamaño de una foto.
Aprende qué tipos y tamaños de archivos de fotos funcionan mejor para editar, publicar, compartir e imprimir.

Person adding audio into video using Adobe Premiere Pro

Add audio to video.

Add multiple audio tracks from voiceovers to sound effects to a video file.

Foto editada de una persona con efectos glitch en la imagen

Adición de efectos glitch a tus fotos.

Cómo simular la estética de la tecnología del pasado con el poder de Photoshop.

Padre con su hijo a caballito que miran por una ventana

Encuentra tu verdad en la fotografía artística.

Sigue tus pasiones y explorar las capas conceptuales de la creación de fotos artísticas.

Obtén Adobe Premiere Pro

Puedes crear producciones perfectas con el software de edición de video líder en su sector.

7 días gratis, luego MXN $449.00 al mes.