Cómo hacer un video de bebé que capture las sensaciones únicas de sus primeros meses de vida.

Atesora la recordación de los primeros días de un recién nacido —y uno de los momentos más importantes de su vida— en un video o presentación de diapositivas que capture todo su adorable encanto.

¿En qué consiste un video de bebé?

Los bebés se mueven, duermen e interactúan con el mundo que los rodea de una forma excepcional. Cuando crecen, esas experiencias únicas solo pueden rememorarse con fotos y videos, aunque no cabe duda de que estos último atrapan esos momentos de su vida como ningún otro medio.

 

“Me encantan las fotos —dice la fotógrafa y videógrafa Morgan Williams—, pero no son capaces de inmortalizar esta etapa de la forma en que lo hacen los videos. Ver a una madre dando mimos y besando en la frente a su bebé plasma ese sentimiento y esa interacción entre ambos de una forma especial e inigualable”.

 

Los momentos más importantes de la vida merecen estar bien documentados. A continuación, veremos que debes tener en cuenta si quieres ofrecer tus servicios como videógrafo de bebés.

 Pareja tomando medidas para preparar la habitación de un bebé
 Padre sentado en el suelo junto a una cuna mientras sostiene a su bebé en brazos y otro de sus hijos juega a su lado montado sobre un cojín grande

La preparación es clave en los videos de bebés.

Planea la sesión con tus clientes antes de que el bebé llegue al mundo. Las parejas que están a punto de tener un bebé suelen tener muchas cosas de las que preocuparse, por lo que es mejor que dejes cerrado todo lo relacionado con la programación, la cotización y la planeación lo más pronto posible.

 

Empieza enviándoles un email con un cuestionario básico: cómo es su casa, qué tipo de sesión quieren y si tienen otros hijos que vayan a participar en la sesión. Puedes encontrarte con padres que quieran hacer el video en el hospital, durante el parto. Es preferible preguntar con antelación si quieren que grabes todo el proceso a dejar pasar algún momento importante.

 

En la medida de lo posible, planea las cosas previamente para todo le resulte más fácil a tus clientes. “Yo misma fui madre primeriza —cuenta Williams— y se lo abrumador que puede ser. Por eso, intento ocuparme de todo esto antes de que nazca el bebé”.

 

Uno o dos días antes de la sesión, envíales a tus clientes un recordatorio por email con todo lo que acordasteis. A quienes se están adaptando a su nueva vida con un recién nacido no les viene mal un recordatorio.

 

Justo antes de la sesión, recuérdales que deben retirar todo lo que sobre del lugar en el que vas a realizar la sesión y preparar al bebé para su momento delante de las cámaras. “Yo les pido que mantengan al bebé despierto durante, al menos, una hora antes de la sesión —explica Williams— y que le den una buena toma de comida justo antes de empezar. Es mucho más fácil trabajar con un bebé un poco cansado y bien saciado”.

 

Williams les pregunta a sus clientes cuál es su café favorito, así puede llevar un par de tazas para unos padres que, sin duda, estarán agotados. Estas personas están acostumbrándose a una forma de vida completamente nueva y puede que, en algunos casos, estén experimentando dificultades como la depresión posparto. Sé paciente, comprensivo y flexible. Además, intenta ir armado con algunos consejos tranquilizadores sobre paternidad y mucha empatía.

Sala de estar con un puf grande situado junto a un sofá

Cómo grabar un video de bebé.

Para grabar un video de bebé, se requiere el mismo equipo que normalmente se usa, además de algunos artículos especiales. Un susurrador o “baby shusher”, un pequeño dispositivo que emite un ruido blanco relajante, puede ser justo lo que necesitas para calmar al protagonista del video. Williams también suele llevar a sus sesiones un puf y unas cobija para colocar encima para poder grabar y hacer fotos del bebé durmiendo entre sus cómodos pliegues.

 

Williams recomienda que la sesión se lleve a cabo sobre las 10 de la mañana. “La iluminación de por la mañana es más brillante y blanca”. Calcula dos horas de preparativos previas a cada sesión y empieza con tomas del bebé durmiendo. 

 

Cuando el pequeño se despierte, haz que empiece a participar el resto de la familia. Casi ningún videógrafo dejará pasar la oportunidad de grabar a la madre dando mimos al bebé, hablándole y dándole el pecho. Sin embargo, debes cerciorarte de grabar también al otro afiliado a la pareja con el pequeño, así como de incluir a los hermanos mayores.

Puede que los hermanos solo tengan un par de años más que el bebé y no puedan sostenerlo en brazos. De ser así, puedes hacer que el mayor se tumbe mirando al pequeño a la cara. También puedes animarlo para que le hable algo al nuevo afiliado a la familia.

 

En cualquier caso, ten siempre en cuenta el ángulo y la iluminación. “Me encanta que haya escaleras para poder grabar desde arriba —afirma Williams— Ese es uno de mis lugares favoritos“. Cuando haces fotos desde arriba, se puede apreciar bien a los adultos meciendo y sosteniendo en brazos al bebé.

 

No te olvides de grabar también a la familia al completo y no te avergüences por tener que decirles que hacer. Un videógrafo tiene que decirle a sus sujetos qué hacer, dónde colocarse y cómo actuar delante de la cámara. “No tengas problema en decirle a la familia que se junte un poco más o que se abracen”, aconseja Williams.

 

Posproducción de videos de bebés.

Normalmente, los videos de bebés se suelen grabar en una casa y, a veces, no hay espacio para colocar un trípode. En esos casos, es normal que la imagen tiemble o se mueva por grabar con la cámara en las manos. Por suerte, hay una forma de solucionar esto.

 

“Para eliminar el temblor de todos mis clips, aplico el efecto Estabilizador de deformación”, cuenta Williams. Los ruidos del ambiente pueden no ser, precisamente, la mejor de las bandas sonoras. “En lo que se refiere al audio, suelo emplear solo música”, explica la videógrafa. Más adelante, puedes invertir en micrófonos para capturar mejor el audio el día de la sesión.

 

Es posible que tus clientes quieran compartir el video del primer año de vida de sus bebés en las redes sociales, por lo que deberías optimizar varios clips para usarlos en plataformas como Facebook, TikTok, Snapchat e Instagram, y notificárselo cuando les entregues los resultados. Un buen videógrafo hace que la experiencia de sus clientes sea sencilla y en ella se incluye también la facilidad para mostrar al resto del mundo mediante Internet lo adorable que es su bebé.

 

Los videos de bebés son una gran forma de mantener el contacto con tus clientes. Es muy probable que las mismas parejas que te contrataron para documentar momentos importantes como una preboda, una boda o una sesión de fotos en familia te vuelvan a llamar para grabar el video del primer año de vida de sus bebés. Además, si empiezas a mejorar grabando videos de bebés, tendrás todo lo que necesitas para grabar el primer año de vida de tu propio hijo si algún día decides tenerlo. “Solo tienes que lanzarte y ponerte manos a la obre —dice Williams—. Disfrútalo”.

Colaboradora

Haz más con Adobe Premiere Pro.

Puedes crear videos visualmente deslumbrantes de modo virtual y en cualquier parte: para películas, televisión y sitio web.

Puede que también estés interesado en…

Micrófono de alta calidad para grabación ASMR

Qué es el ASMR y cómo conseguir seguidores en Youtube.
Millones de personas recurren al ASMR para relajarse. Aprende cómo hacer un video que transmita tranquilidad y calma.

Opción de calidad de imagen

Reduce el tamaño de una foto.
Aprende qué tipos y tamaños de archivos de fotos funcionan mejor para editar, publicar, compartir e imprimir.

Person adding audio into video using Adobe Premiere Pro

Add audio to video.

Add multiple audio tracks from voiceovers to sound effects to a video file.

Cámara de video grabando una escena

Cómo hacer un video musical.

Lleva tu video musical del concepto a la fase de posproducción con estos consejos de cineastas experimentados.

Obtén Adobe Premiere Pro

Puedes crear producciones perfectas con el software de edición de video líder en su sector.

7 días gratis, luego MXN $449.00 al mes.