Retratos de cachorros: cómo pintar perros.

Ya se trate de pintar un perro realista o el esbozo de una viñeta con un adorable cachorro, aprovecha nuevos trucos para captar la personalidad y emoción caninas.

Boceto de un perro que se estira

Los mejores amigos se merecen una atención especial.

Los perros son los compañeros ideales. A menudo se sintonizan con nuestros pensamientos y sentimientos más que nosotros, por lo que nos indican mucho con sus expresiones y lenguaje corporal. Al dibujar bien un perro, si quieres representar una anatomía precisa y captar su distinta personalidad, tienes que examinarlos muy de cerca.

Estudia las fotos de referencia.

Antes de seguir con cualquier tutorial de dibujo paso a paso, decide la raza o la combinación de razas que deseas dibujar. Un perro salchicha tiene dimensiones bastante diferentes de las de un husky o labrador, y todos ellos tienen caras completamente diferentes de las de un carlino o Boston terrier. Estudia los ejemplos de la raza en fotos y anota las características distintivas. Las diferencias clave tienden a verse en las áreas siguientes:

 

  • Tipo de cuerpo: grande o pequeño, pecho ancho o estrecho, piernas largas o cortas
  • Longitud y forma del hocico: hocico pronunciado o cara lisa, trufa ancha o estrecha
  • Orejas: tiesas o dobladas, grandes o pequeñas
  • Longitud del pelo: corto o largo; recto, ondulado o rizado
  • Color del pelo: todo desde colores sólidos a franjas y lunares, o combinaciones de los tres
Resultados de búsqueda de imágenes de perros en Adobe Stock

Para obtener fotos útiles de referencia de muchos tipos de perros en todas las posiciones posibles, explora fotos de perros en Adobe Stock. Si estás dibujando un retrato de un perro específico, intenta conseguir tantas fotos de referencia como puedas para tener una idea de la personalidad del perro.

 

Si dibujas o pintas digitalmente, puedes llevar referencias directamente a tu lienzo e incluso practicar realizando trazos sobre una o dos fotos digitales de perros. Consulta este tutorial paso a paso de Adobe Photoshop Sketch para empezar.

Entiende los cuerpos de los perros.

Tu dibujo puede beneficiarse del aprendizaje sobre la estructura muscular y esquelética canina. “Una de las cosas más útiles al dibujar cualquier tipo de animales consiste en darse cuenta de cómo su anatomía se adecua a la nuestra propia”, afirma el artista Jonathan Case. El esqueleto de un perro es bastante similar al de un humano, con una columna vertebral que conecta la cabeza y el cuello a una caja torácica y pelvis prominentes, pero las caderas y el cuello son angulosos, y las proporciones de los huesos son diferentes.

 

Las patas de los perros pueden resultar particularmente difíciles de captar. “Lo que pensamos que es el codo del perro es en realidad como su tobillo, y sus patas traseras tienen una estructura diferente de las delanteras —explica la artista Megan Levens—. Se apoyan en las puntas de sus patas como la mayoría de los animales”. Familiarizarse con la estructura esquelética aporta una base literal y figurativa con la que empezar a crear. “Una vez que tengas una idea sobre cómo descansa esa pata trasera y entiendas dónde se asientan los músculos de sus muslos en relación con la rodilla y el tobillo, comprenderás mejor cómo proporcionarlos”, afirma el artista Lucas Elliott.

Empieza a dibujar con formas básicas.

Usa formas simples para crear un perfil aproximado del cuerpo del perro. Dibuja por encima o, si estás dibujando digitalmente con Adobe Fresco, usa una capa que ocultarás más adelante. “En el caso de un perro con un hocico largo, dibujaré una bola o un cubo redondeado para la parte principal de la cabeza del perro, el cráneo, y, después, añadiré un cilindro, rectángulo o algún tipo de bloque para el resto del hocico”, afirma Levens. “Con perros con la cara más pequeña, pueden ser dos especies de cubos que se bloqueen juntos, o incluso un solo cubo. Además, un cilindro para el pecho y un cubo redondeado más pequeño para el área de la cadera”.

 

Para las patas, recuerda que los huesos superiores de las patas (fémur y húmero) parecen más cortos que los huesos inferiores de las mismas patas. Compara tu boceto con fotos de referencia y realiza ajustes hasta que quedes satisfecho con las proporciones.

Collage de varias siluetas de perros

Perfecciona la silueta.

Empieza convirtiendo estas formas básicas en el cuerpo de un perro conectando el contorno y perfeccionándolo. Una vez más, consulta tus fotos para juzgar si el lomo es una línea recta o ligeramente curva. Haz los ajustes necesarios, en especial al comprobar esas complicadas patas traseras. Si el perro es peludo, el contorno puede ser suave, pero no te olvides del músculo que se encuentra bajo el pelo. “Todavía te queda saber dónde está la forma y cómo esta dicta dónde va a crecer el pelo —afirma Levens—. Eso va a demostrarte dónde está la musculatura”. 

Rellena los espacios en blanco.

Empieza borrando las líneas maestras u ocultando la capa del contorno si estás dibujando digitalmente. Después, añade más detalle al contorno del cuerpo, sombreando en las zonas de sombras que sugieren músculos y variaciones del pelaje. Ten en cuenta el modo en que la luz incide en las orejas y el hocico, y no te olvides del rabo. Para obtener consejos valiosos sobre cómo añadir color y textura a una adorable viñeta de perro —y qué pinceles usar—, mira esta tutorial de Adobe Live con la ilustradora y diseñador Natalie Murrow. 

Dibujo de un perro tumbado
Dibujo de la cara de un perro

Capta el alma del animal en los ojos.

Los ojos de un perro dicen mucho sobre su personalidad y estado de ánimo, por lo que dedica tiempo a plasmarlos bien. Megan Levens dice que esto tiene que ver sobre todo con prestar atención a la forma y al tamaño. “La expresión de los ojos puede deberse a lo cerrados que estén sus párpados. Puedes exagerar un poco más los ojos para conseguir la expresión. Un perro muy relajado tendría unos ojos un poco más pequeños. Un poco menos de blanco en los ojos muestra un perro más tranquilo. Cuando veas el blanco de los ojos, indica que están excitados”.

Capta la expresión.

¿Está el perro feliz o triste, relajado o excitado? Todos los perros, desde el chihuahua más pequeño al pastor alemán más grande, son un cúmulo de emociones. Puedes retratarlos mejor con una ligera exageración de sus rasgos. “Puedes retraer los labios un poco más cuando sonría, de modo que el labio casi toque el ojo”, afirma Elliott. Las orejas de un perro feliz tienden a bajarse hacia atrás, y la lengua puede sobresalir, lo que también podría exagerarse un poco. Por el contrario, las orejas de un perro triste están caídas , mientras que un perro enfadado mostrará unas orejas tiesas, el ceño fruncido, los ojos entrecerrados e incluso los dientes al descubierto.

Perro con la cabeza fuera de un coche en movimiento

Fórmate tú mismo.

Al igual que amaestrar a un perro requiere horas de paciencia, también las requieren tus manos y ojos cuando dibujes un perro. Persevera durante unos días en tus esfuerzos iniciales con la ilustración del perro y seguirás mejorando tus habilidades de dibujo de perros. Una vez que hayas conseguido avances con los perros, prueba a hacer bocetos de lobos o prueba con otro animal de cuatro patas en el boceto de un caballo.

Puede que también estés interesado en…

Dibujo de dos rosas

Cómo dibujar una rosa.
Mejora los dibujos de rosas aprendiendo la anatomía de la planta en esta guía paso a paso.

Boceto de un dibujo parcial de la cara de una persona

Perfecciona tu capacidad para dibujar caras y cabezas.
Obtén consejos para dibujar los mejores rasgos faciales, desde retratos realistas a dibujos animados.

Lobo salvaje en una roca con el bosque al fondo

Cómo dibujar un lobo.
Capta el espíritu salvaje del lobo con estos consejos de dibujo.

Persona con un kimono que toca un guzheng

El negocio y la práctica del periodismo gráfico.

Aprende de los profesionales las reglas básicas para hacer fotografías de hechos de interés periodístico.

Consigue Adobe Fresco

Redescubre la diversión de dibujar y pintar en cualquier parte.

 

Comprar por teléfono
 

Argentina

0800 266 0538

 

Ecuador

01800 000 163 

 

Colombia

01800 518 3516
 

Costa Rica

0800 012 1842
 

Perú

0800 77284