Pros y contras de la resolución de vídeo UHD de 8K

8K es la resolución de vídeo más alta disponible en la actualidad. Obtén un análisis experto de sus pros y contras para determinar si es adecuada para tu próximo proyecto.

Comparación de resoluciones de vídeo

UHD de 8K: lo último en ultraalta definición

8K, que es la resolución más alta disponible actualmente para las cámaras y pantallas, es el avance tecnológico que ha aterrizado más recientemente en el mercado. “La resolución de un vídeo es el equivalente a los megapíxeles de una foto. Se trata de la cantidad de píxeles que hay en un fotograma”, explica el reportero gráfico Mike Leonard. La resolución nativa de 8K, de casi 8000 píxeles de ancho, es de 7680 × 4320 píxeles, es decir, consta de 33 177 600 píxeles en total. En comparación, la resolución de 4K, que se conoce como Ultra HD o UHD, tiene unos 4000 píxeles de ancho, lo que se corresponde con 8,3 millones de píxeles totales. “Para que se entienda este nivel de detalle, los cines reproducen las películas con una resolución ligeramente superior a 1080 píxeles (Full HD), y eso solo en los que tienen las pantallas más grandes”, comenta Leonard.

 

Además de las cámaras profesionales, las televisiones 8K están generalizándose cada vez más, a medida que la nueva tecnología sustituye a las 4K. Otros productos electrónicos de consumo, como las consolas Sony PlayStation 5 y Microsoft Xbox Series X, y los smartphones Samsung Galaxy S20, cuentan ya con capacidades de vídeo de 8K.

 

Aunque la resolución de 8K, que cuadruplica la resolución de 4K, represente el futuro del vídeo, la cuadruplicación de los píxeles no tiene por qué conllevar la cuadruplicación de la calidad. “Las resolución es uno de los fundamentos necesarios para entender la calidad de vídeo, pero también entran en juego otros factores”, asegura el reportero gráfico Hiroshi Hara. “No se trata solo de la cantidad de píxeles, sino también de cómo percibe la imagen el sensor, el color y el rango dinámico”, añade Leonard. Todo contribuye a la calidad del vídeo, desde la cámara y las lentes empleadas, hasta el formato de vídeo, la velocidad de bits y la velocidad de fotogramas de la grabación de vídeo. Descubre las ventajas y desventajas de grabar en 8K para determinar si esta opción de alta resolución es adecuada para tus proyectos.

 

Ventajas

Comparación del vídeo con resolución de 8K con el vídeo sin resolución de 8K

Resolución de alta calidad

Si bien la resolución no es el único factor determinante para obtener una mejor calidad, es uno de los principales. En lo que respecta a la resolución, el contenido de 8K ofrece una nitidez y un detalle inigualables.

Recortar vídeo de 8K en un editor de vídeo

Cambio de marco

Como el vídeo de 8K capta tantos detalles en cada plano, es ideal para cambiar el marco en la fase de edición de la producción. “Imagina que estás editando una entrevista y tienes un plano demasiado amplio que quieres recortar para conseguir un primer plano. En cuanto recortes la imagen, los píxeles se expandirán, a veces, hasta el punto de que la imagen adquiera un aspecto pixelado o borroso”, explica Leonard. Pero, gracias a la enorme cantidad de píxeles con la que cuenta la resolución de 8K, puedes recortar los vídeos tranquilamente para crear la mejor composición posible, sin que la calidad se vea perjudicada.

Equipo de producción grabando un vídeo en un croma verde

Efectos especiales

Los vídeos que incluyen una gran cantidad de imágenes generadas por ordenador (CGI) se benefician de la mejora de la calidad y el detalle que ofrece la resolución de 8K. “Cuanto más se pueda aumentar una imagen sin perder información de píxeles, mayor será su nitidez cuando se integren efectos especiales”, asegura Leonard,

 

Desventajas

Tamaño de archivo

El precio que hay que pagar por disfrutar de esta alta resolución es el almacenamiento de más datos en el disco duro, lo cual puede resultar costoso. Por tanto, si tienes pensado grabar en 8K, ten en cuenta el espacio que ocuparán las secuencias. Durante el proceso de edición, estos datos adicionales también pueden conllevar tiempos de carga más lentos. “Salvo en algunos casos, es excesivo y conlleva una gran cantidad de datos. Por estos dos motivos, las empresas de producción suelen pasar del 8K”, afirma Hara.

Persona reproduciendo un vídeo con resolución de 8K
Reportero gráfico mirando al monitor de reproducción de su cámara

Coste

Además de la inversión en potentes equipos que puedan procesar vídeos de 8K y un gran almacenamiento, las cámaras 8K suelen ser más caras que las opciones estándares de HD. Las cámaras que graban en 8K no son aún igual de habituales que las de 4K, pero ya hay opciones disponibles en el mercado, como el smartphone Samsung S20 Ultra y la cámara cinematográfica RED Monstro, con un precio de 55 000 USD.

¿Se nota la diferencia?

Uno de los debates más comunes sobre el valor de la resolución de 8K se centra en las limitaciones del ojo humano. Se ha sostenido que la resolución de 8K se aproxima al límite de la cantidad de píxeles que el ojo humano puede percibir. De hecho, hay quien afirma que no se puede distinguir la diferencia entre una película proyectada en una pantalla de 4K y otra de 8K.

 

Lo cierto es que se deben reunir las condiciones de visualización adecuadas para aprovechar todas las ventajas de la resolución de 8K, y esto ocurre en muy pocas ocasiones. Por ejemplo, no importa si un vídeo se ha grabado en 4K si se reproduce en la pantalla HD de un ordenador portátil estándar; además, la mayoría de los cines sigue proyectando las películas en una resolución de 2K. También es importante la distancia de visualización; a la distancia a la que la mayoría de las personas ve la televisión, la definición de 8K suele perderse. Por otra parte, cada tipo de pantalla muestra colores variables e inexactos. A fin de mitigar este problema, puedes calibrar el monitor para que muestre unos colores lo más precisos posible.

¿Deberías usar el formato de 8K en tus vídeos?

Debes tener en cuenta una serie de factores, no solo el de obtener la resolución más alta posible en tus vídeos. “La resolución de 8K es un gran paso adelante, en el sentido de que es increíble que las cámaras puedan tener esta capacidad”, afirma Leonard. Sin embargo, debido a su alto coste y al posible insignificante impacto de esta alta resolución, deberías estudiar detenidamente si la 8K es apropiada para tu proyecto.

Si trabajas con vídeos con efectos especiales y CGI, notarás una gran diferencia, como la posibilidad de recortarlos sin que se pierda calidad, una de las grandes ventajas de la 8K. “La fotografía de moda y los anuncios publicitarios de alto nivel suelen emplear la 8K”, añade Hara. No obstante, aunque la resolución de 8K se utilice mayoritariamente en ámbitos especializados como estos, cada vez se está haciendo más accesible.


Si optas por usar la 8K, asegúrate de usar un software de edición de vídeos como Adobe Premiere Pro, que pueda hacer funcionar tu flujo de trabajo rápidamente y sin problemas.

Colaboradores

Haz más con Adobe Premiere Pro.

Crea vídeos visualmente deslumbrantes de modo virtual y en cualquier parte: para películas, televisión y web.

Puede que también estés interesado en…

Persona que añade audio a un vídeo con Adobe Premiere Pro

Elige el formato de vídeo adecuado.

Encuentra el mejor formato para transmitir, descargar o almacenar los vídeos en un equipo.

Vista apagada de un diagrama de partes de la interfaz de Adobe Media Encoder en un ordenador portátil

Reduce el tamaño de un archivo de vídeo con Adobe Media Encoder.

Descubre cómo reducir el tamaño de los archivos de vídeo sin perder calidad.

Editando un vídeo en el móvil

Cómo editar vídeos: todo lo que debes saber

Sabemos que, en posproducción, convertir secuencias sin editar en contenido atractivo no es coser y cantar.

Persona que añade audio a un vídeo con Adobe Premiere Pro

Añade audio al vídeo.

Añade a tus vídeos varias pistas de audio, desde voces superpuestas hasta efectos de sonido.