Crear vídeos para YouTube: todo lo que debes saber.

Sigue las mejores técnicas de los reporteros gráficos y creadores de contenido profesionales para conseguir que tu vídeo destaque entre los demás.

Chicas en el maletero de un todoterreno

¿Qué tipo de vídeos tienen éxito en YouTube?

Los YouTubers suben vídeos de todo tipo, calidad y duración sobre cualquier tema que se les ocurra. Mira entre los vídeos destacados y podrás encontrar vídeos musicales buenísimos, programas de entrevista de bajo presupuesto y vídeos de sonidos relajantes. Lo que todos estos vídeos tienen en común es que los que están detrás de ellos están muy interesados en crear contenido y han encontrado a personas a las que este contenido les parece interesante. A lo mejor al principio no consigues tantos me gusta o comentarios como los YouTubers famosos, pero puedes seguir estos consejos que te ayudarán a hacer el mejor vídeo posible.

 

 

Hazte con el equipo adecuado.

Las herramientas que te hacen falta van a depender del tipo de vídeo que quieras hacer. Por ejemplo, si estás haciendo un videoblog o un vídeo en el que estás jugando a un videojuego, tal vez lo único que necesitas es un smartphone o una cámara web y un trípode. O si estás haciendo vídeos ASMR, te hará falta un buen micrófono externo. Normalmente los cortometrajes, sketches o vídeos musicales suelen tener una producción de mayor nivel, pero también puedes hacerlo con una cámara DSLR y pocos gastos más. (Después de todo, puedes hacer un largometraje con un iPhone).

 

“En cuanto a la creación de contenido, la verdad es que ahora puedes hacer casi cualquier cosa sin necesidad de herramientas especiales”, comenta el cinematógrafo y director Hiroshi Hara. “Si no eres una persona muy técnica o no te gusta la idea de usar una cámara cara, aprende a familiarizarte con un iPhone, configúralo lo mejor posible y empieza a crear contenido”.

 

Si dispones de dinero para gastar, busca sitios que te permitan sacarle provecho al dinero.  “Invierte en luces”, recomienda el cineasta David Andrew Stoler. Una toma bien iluminada marcará la diferencia a la hora de editar tu vídeo.

Diferentes cámaras graban la misma toma

Planifícate antes de grabar.

Piensa qué quieres hacer y cómo quieres hacerlo, así te ahorrarás tiempo, dinero y dolores de cabeza. Recuerda que hacer un vídeo de alta calidad solo requiere un poco más de esfuerzo que uno de baja calidad.

 

Guion gráfico.

Imagina cómo quieres que sea tu vídeo. Apunta las ideas de las escenas, la trama, los ángulos de la cámara, los personajes y el atrezo. Los dibujos no tienen que ser exactos, ni buenos técnicamente hablando, pero cuanto más detallado sea el guion gráfico, más probabilidades tendrás de conseguir lo que quieres.

 

Elabora una lista de tomas.

Al elaborar una lista de tomas, empezarás a pensar cómo hacer realidad tu guion gráfico. ¿Qué tipos de toma necesitas para contar tu historia? ¿Qué equipo y técnicos se necesitará para la configuración de cada cámara? Piensa que puede haber gente que lo vea en tabletas o teléfonos y tenlo en cuenta a la hora de planificar las tomas. Si lo que quieres es que el espectador se fije en algo, olvídate de las tomas de paisajes amplios con un sujeto pequeño, ya que lo verá diminuto en la pantalla del teléfono.

 

Una buena lista de tomas te servirá de guía en el set. Te ayudará a saber las tomas que ya tienes y cuáles son las que te faltan. Asimismo, ayudará a tu equipo, si lo tienes, a saber qué hace falta para grabar cada toma.

 

No te hace falta una lista de tomas si te estás grabando a ti mismo en un vídeo de una toma en tu escritorio, pero te será más fácil grabar y editar si tienes un esquema. Tener claro qué quieres conseguir antes de empezar a grabar te ahorrará tiempo y hará que tu vídeo sea más atractivo.

Coche aparcado junto a una gran roca

Consejos de producción.

Ponle atención a la iluminación.

No importa el tipo de vídeo que estés grabando, la luz siempre es importante. “Date tiempo para instalar las luces. Es lo más importante para tener un buen rango dinámico en tu vídeo”, opina el cineasta David Andrew Stoler. Échale un vistazo a los histogramas de tu cámara para asegurarte de que estás capturando las luces y sombras que quieres.

 

Graba en modo Log.

Consigue capturar los detalles de luces y sombras grabando en modo de vídeo con curva logarítmica (Log). En el modo Log, tu cámara captura toda la información posible, que da como resultado tener el mejor rango dinámico. Si no grabas en modo Log, grabas en modo lineal, lo que se traduce en una distribución irregular de los valores de exposición y en una posible pérdida en detalles de luces y sombras. Tendrás un margen más amplio en posedición si grabas en modo Log.

 

Cuenta con lo básico.

Antes de hacer tomas artísticas difíciles, efectos de cámara de cine o efectos especiales, consigue las tomas que necesitas para contar una historia completa. Así, cuando estés editando tu vídeo, no te costará mucho trabajo crear una historia lógica.

 

Usa una pantalla verde.

Si no tienes el tiempo ni los recursos necesarios para grabar en distintas ubicaciones, prueba una pantalla verde. Son fáciles de montar y desmontar. Además, puedes usar vestuario, atrezo y escenografía para enriquecer la escena. Nota: Es importante iluminarla de manera uniforme y grabar a los actores lo más lejos posible de la pantalla.

Acantilado con una cascada

Consejos de posproducción.

Grabar el mejor vídeo posible solo es el principio. Cuando ya tienes todos los clips de vídeo sin procesar, puedes darles forma y convertirlos en una historia con significado y visualmente llamativa con introducción, nudo y desenlace.

 

Haz bien el trabajo con un software de edición de vídeo.

Limítate a seguir los principios de la edición de vídeo. El montaje final debe ser conciso, sobre todo si haces vídeos para YouTube. Los espectadores tienen millones de vídeos entre los que elegir y puede que no te den el beneficio de la duda, así que llama su atención lo antes posible y mantenla sin perder el tiempo.

 

“Una buena regla de oro para Internet es enganchar al público lo antes posible”, dice el director y editor Jonathon Pawlowski. “Tienes más o menos un minuto y medio o dos para llamar la atención”.

 

Si estás haciendo vídeos de viajes y los quieres editar y posproducir sobre la marcha, utiliza Adobe Premiere Rush. Con Premiere Rush, puedes grabar un vídeo nuevo, editarlo, añadirle gráficos animados y compartirlo, todo desde tu iPhone o Android. Para un software de edición de vídeo más potente, utiliza Adobe Premiere Pro. Con las potentes herramientas de edición de Premiere Pro, tienes a tu alcance las herramientas de un editor de largometrajes de gran presupuesto.

 

Hazlo bonito.

Cuando tengas el montaje final, puedes ajustar la corrección y gradación del color tanto en Premiere Pro como en Premiere Rush.

 

Si no estás del todo satisfecho, puedes editar el audio, mezclarlo, añadir música y efectos de sonido en Adobe Audition. A continuación, vuelve a introducir esas pistas de audio en la línea de tiempo. Premiere Pro tiene un límite de 16 pistas de audio. En Premiere Rush el límite es de cuatro.

Compártelo con el mundo.

Cuando hayas terminado de editar, llega el momento de subir tu vídeo. Con Premiere Rush, puedes compartir vídeos de alta calidad directamente en las redes sociales que quieras.

 

Desde tu ordenador:

paso

Haz clic en el panel Compartir y activa YouTube.

paso

Inicia sesión mediante Premiere Rush.

paso

Añade metadatos como descripciones y etiquetas, así como una miniatura o un diseño personalizados. Los metadatos ayudan al posicionamiento SEO para que el buscador pueda encontrarlo.

paso

Puedes programar una hora en la que se publicará tu vídeo si no quieres publicarlo de inmediato.

paso

Haz clic en Exportar.

Para dispositivos móviles:

paso

Primero haz clic en Exportar.

paso

Elige YouTube e inicia sesión.

paso

Añade metadatos como descripciones y etiquetas, así como una miniatura o un diseño personalizados.

paso

Haz clic en Publicar.

Para subir tu vídeo desde el navegador, en la página de YouTube haz clic en el icono de la cámara que está en la parte superior derecha. Inicia sesión en tu cuenta, si no lo habías hecho antes, y arrastra y suelta tu vídeo en YouTube. Asegúrate de añadir un título, una descripción y etiquetas.

 

Si esperas que te paguen, puedes solicitar monetización, que permitirá que se reproduzcan anuncios antes del vídeo. Elige la miniatura que quieres mostrar y haz clic en Guardar. Una vez que el vídeo se haya subido por completo, se hará público al mundo.

 

Asegúrate de compartir tu vídeo con tus amigos en las demás redes sociales y anima a todo el mundo a que le dé a me gusta y comente. Los me gusta y los comentarios hacen que un vídeo sea tendencia. Haz los suficientes vídeos destacados y tal vez puedas dejar tu trabajo diario y convertirte en un creador de contenido a tiempo completo.

Puede que también estés interesado en…

Editando un vídeo en el móvil

Cómo editar vídeos: todo lo que debes saber.

Aprende los principios de la edición de vídeo y consejos prácticos tanto para pantallas grandes como pequeñas.

Gato distrae a su dueña mientras lee

Storyboarding: el mundo del guion gráfico.
Descubre cómo esta artística habilidad del guion gráfico ayuda a plasmar ideas en la gran pantalla, así como en la pequeña.

Portada del libro Tarzán de los simios

Adéntrate en el mundo de la ilustración de cuentos infantiles.

Obtén información y consejos sobre el competitivo mundo de las ilustraciones para la literatura infantil.

Paisaje con montaña y lago

Tipos de planos cinematográficos que debes conocer.
Descubre los planos cinematográficos más usados y aprende cuándo y cómo utilizarlos para conseguir el mejor efecto.

Obtén Adobe Premiere Rush

Crea y comparte vídeos en línea desde cualquier parte.