Las ideas para contenidos en YouTube salen de ti.

Convierte tus intereses en vídeos de YouTube magníficos con estas ideas para contenidos en YouTube. Sea cual sea tu pasión, publica vídeos que te ayuden a encontrar a gente que la comparta.

Una cámara de vídeo montada sobre un trípode que apunta a una persona que toca la guitarra sobre un sofá

Empieza tu propio canal de YouTube.

Con más de dos mil millones de usuarios, YouTube alberga todo género de vídeos cortos. Todo lo que necesitas para convertirte en un creador de contenidos es un smartphone como, por ejemplo, un iPhone o un Android, una cuenta de Google, y el deseo de comunicar algo. Desde tutoriales hasta reacciones en vídeo y vídeos de tomas falsas, puedes subir prácticamente cualquier contenido a YouTube y ver si atrae al público.

Ideas demostradas para vídeos de YouTube.

Si no tienes claro por dónde empezar con tu primer vídeo de YouTube, piensa en el contenido que más te gusta ver. ¿Qué aportación única puedes dar al género? ¿Qué vídeos te encantaría que hubiera? Si un tema te interesa, es probable que también le interese a otra persona.

Una cámara de vídeo montada para apuntar hacia abajo a una persona que muestra cómo pintar algo

Móntate un vlog.

Vlog es la abreviación de videoblog. “La creación de videoblogs es solo un proceso —afirma el creador de contenidos Joshua Martin—. Se puede tratar casi cualquier tema”. Puedes videobloguear sobre cualquier cosa que pienses y hagas, así que pon en marcha la cámara de tu teléfono y ponte manos a la obra.

Al principio, te puede resultar útil pensar en tu modelo ideal de espectador y en lo que a este le gustaría saber de ti. Empieza por un breve vídeo introductorio en el que expliques a la gente quién eres, qué tipo de contenido te gustaría compartir y por qué deberían unirse a tu canal. Prueba con una o dos frases pegadizas. “Si te bloqueas y no sabes por dónde empezar, empieza a grabarte”, recomienda Martin.

La clave de todo buen videoblog es la edición. Los youtubers experimentados cortan las partes aburridas y las pausas prolongadas, y tratan de combinar tomas con acción. Puedes mostrarles a tus espectadores cómo es un día normal en tu vida, o contarles un viaje de aventura que te cambió la vida, pero hagas lo que hagas, estás recorriendo un camino y te los estás llevando contigo. Una introducción para tus vídeos que muestre tu imagen de marca y abra boca sobre los temas que tratarás en el videoblog es una buena estrategia de marketing y constituye una forma excelente de asentar tu canal.

No tengas miedo de preguntarle a tus espectadores por el contenido que les gustaría ver. Te pueden contestar en los comentar y puedes adaptar tus vídeos en consecuencia. Si recibes muchas preguntas, puedes crear un vídeo de preguntas y respuestas o de contestación para que tu público te conozca un poco mejor. Mira qué están haciendo los videoblogueros de éxito y podrás aprender de ellos, pero manteniéndote fiel a tu esencia.

Haz reseñas.

Si sabes mucho de electrónica, videojuegos, cine o cualquier tema de ese tipo, puedes ampliar tu audiencia utilizando esos conocimientos para hacer reseñas de nuevos aparatos tecnológicos, videojuegos o contenidos multimedia. Aunque no tengas conocimientos especializados, utilizas productos, ves programas de TV o películas, escuchas música, y también lees sitios web, revistas o libros todos los días. Si tienes algo que decir sobre alguna de estas cosas, puedes compartir tus impresiones en YouTube. Busca una forma divertida de explicar las especificaciones de los productos y de expresar una reacción genuina a tus compras (o incluso comentar artículos que no comprarías nunca y por qué).

Enseña a la gente.

El primer vídeo de Joshua Martin que cosechó popularidad fue una explicación detallada de su equipo de cámaras. “De repente, se me ocurrió que la gente busca una cámara concreta, cómo utilizarla y los accesorios disponibles para ella”, comenta Martin. Así pues, transformó esa idea en una serie de vídeos sobre los aparatos que utiliza, y pronto se convirtió en una fuente fiable para otras personas que utilizaban la misma cámara.

Tú también puedes aplicar tus conocimientos para enseñar a los demás con vídeos explicativos o tutoriales. La gente busca respuestas a cuestiones que van desde la planificación financiera hasta preguntas sobre cine clásico. Si te estás reformando la casa por tu cuenta, puedes enseñarle a la gente cómo remodelar una cocina mientras haces lo propio con la tuya. Si eres un hacha en los videojuegos, puedes ayudar a otros jugadores a alcanzar un nivel superior en sus juegos favoritos. O, si te apasiona el cine, puedes explicar los huevos de Pascua presentes en películas famosas recientes a aficionados más ocasionales.

Cuando le hayas agarrado el tranquillo a crear contenidos para YouTube, puedes incluso empezar a producir videotutoriales sobre cómo crear y compartir un vídeo en YouTube. Si sabes de lo que hablas y puedes compartir tus conocimientos de forma divertida, puedes acabar reclutando a una legión fiel de suscriptores.

Una cámara de vídeo sobre un pequeño trípode montados en la encimera de una cocina para grabar a una persona haciendo un vídeo de cocina

Crea vídeos sobre comida.

Los vídeos de recetas o de cocina son sumamente populares en YouTube. Puedes enseñarle a la gente cómo preparar tus platos favoritos; explicarles lo fundamental para picar una cebolla como es debido; u ofrecerles divertidos trucos de cocina como, por ejemplo, cómo pelar una granada.

Si eres más de comer que de cocinar, puedes convertir tus reseñas gastronómicas en vídeos sobre comida. Evalúa los mejores restaurantes de tu ciudad o los mejores cereales infantiles que acaban de salir al mercado. Compara todos los bocadillos de pollo frito de tu zona o enséñale a la gente cómo comer de forma saludable.

Céntrate en la moda y en la belleza.

Si tienes un sentido del estilo exquisito (o, simplemente, un sentido del estilo propio), compártelo con el mundo. Luce tus nuevas pruebas y accesorios en cuanto lleguen mediante vídeos de unboxing. Disecciona los estilos de moda o graba un vídeo a cámara rápida de tus elecciones de moda. Si tu juego de maquillaje siempre está a punto, revisa productos nuevos o haz recorridos virtuales de tu rutina diaria.

Desarrolla tu propia imagen de marca de hábitos de vida.

Tu canal de YouTube puede ser muchas cosas al mismo tiempo. Mezcla videoblogs con reseñas y tutoriales, y desarrolla tu imagen de marca como influente de hábitos de vida y salud. Desgrana tus hábitos alimentarios, tus tablas de ejercicio y tus rituales de cuidado personal, e inspira a otras personas para que optimicen su salud física y mental.

Vídeo de Joshua Martin

Crea vídeos musicales.

Los vídeos musicales siempre tendrán cabida en YouTube. Los artistas musicales lo comparten todo: desde grabaciones de conciertos en directo hasta sesiones de improvisación íntimas con amigos y vídeos musicales con una excelente producción. Si no eres un artista musical, prueba a crear y compartir vídeos con la letra de tus canciones favoritas.

Crea cortometrajes.

YouTube es un lugar excelente para que los cineastas encuentren un público. Tanto si quieres hacer documentales, vídeos de bromas, cine de terror o, simplemente, anuncios graciosos, puedes empezar a compartirlos en YouTube y ver qué es lo que le gusta a la gente.

Ponte manos a la obra.

El punto de partida ideal puede ser cualquier lugar en el que estés. Tan solo tienes que decidir qué tipo de vídeo quieres hacer y ponerte a ello. Si quieres que tu vídeo esté guionizado, escribe el guion. Si solo necesitas un esquema general, plásmalo en unos apuntes. Si quieres improvisar y ya corregirás todos los errores durante el proceso de edición, basta con empezar a grabar.

No dejes de aprender.

Cuando des con el contenido que te guste, estudia ese género para saber qué es lo que se ha hecho antes. “De este modo, podrás ver si estas copiando contenido o hablando de lo mismo que hablan todos”, explica Martin. Al prestar atención a lo que hacen otros creadores, podrás asegurarte de hacer algo único. (También puedes ver vídeos de YouTube sobre el arte de la creación de contenidos para ver más consejos).

Ponte en contacto con creadores a quienes sigas para pedirles consejo. A la gente le gusta hablar sobre lo que dominan bien, así que no tengas miedo de plantear preguntas y empieza a crearte una red de contactos. “No todo el mundo se labra el éxito por su cuenta —comenta Martin—. Hace falta una comunidad”.

Ten paciencia con el proceso y contigo.

En cuanto crees tu primer vídeo, no te apresures a subirlo. Compártelo con tus amigos o compañeros y pídeles su opinión. Podrían detectar cosas que se te hayan pasado por alto, y así podrás modificar cosas o regrabar tomas para mejorar el vídeo. Después puedes revisarlo con nuevos ojos y detectar con mayor facilidad cualquier cambio que quieras hacer.

Cuando hizo su primer vídeo, Martin no confiaba en sus habilidades ni en su equipo: “Me dije a mí mismo que me iba a limitar a grabar lo que fuera que tuviera en mente y a sacarlo. Me dije que iba a ser una basura, pero que era solo el principio. Y, en cuanto publiqué el primer vídeo, me sentí más tranquilo”.

Una foto de una persona levantando el pulgar con el banner de suscripción de YouTube superpuesto

El negocio entre bambalinas.

Sea cual sea el tipo de vídeos que crees, todos te ayudan a desarrollar tu propia marca como creador de contenidos. Si tienes interés en convertir tu contenido en una profesión, encontrar tu nicho podría llevarte varios intentos. Si creas un vídeo que funciona, aprende de ese éxito. Dales a tus espectadores más de lo que quieren y, con suerte, tu lista de suscriptores crecerá.

Acepta este consejo del mundo de los vídeos de marketing e incluye una llamada a la acción al final de tus vídeos. Quienes han visto un vídeo excelente suelen tener en buena consideración a la persona que lo creó. Si tan solo les pides que se suscriban a tu canal, puedes darles el empujoncito que necesitan para hacer clic en ese botón.

Tanto los suscriptores como los me gusta y los comentarios suman para que puedas ganar dinero con tu canal. Si no te gusta pedirle a la gente que se suscriba, intenta echarle creatividad a tu llamada a la acción. Martin dice lo siguiente: “Gracias por ver el vídeo. Si queréis apoyar este canal, ya sabéis qué hacer”, y ahí lo deja. Puedes emplear plantillas en Adobe Premiere Pro para crear elementos gráficos que señalen el botón Suscribirme y que así no tengas que repetir lo mismo siempre.

Ahora bien, antes de ponerte a pensar en el dinero, céntrate en el contenido. Encuentra aquello que te entusiasma y lánzate a hacerlo.

Colaborador

Haz más con Adobe Premiere Pro.

Crea vídeos visualmente deslumbrantes de modo virtual y en cualquier parte: para películas, televisión y web.

Puede que también estés interesado en…

Persona sentada en su mesa de trabajo mientras crea una miniatura de vídeo personalizada en su equipo de escritorio.

Diseña miniaturas de YouTube que causen una primera impresión excelente.

Crea una imagen en miniatura personalizada para tu vídeo de YouTube que destaque e incremente tus visualizaciones.

Combinación y edición de vídeo en un dispositivo móvil

Edita vídeos en tu teléfono.
Utiliza Adobe Premiere Rush para editar clips de vídeo y fusionarlos en un archivo de vídeo para la web o las redes sociales.

Persona que añade audio a un vídeo con Adobe Premiere Pro

Añade audio al vídeo.

Añade a tus vídeos varias pistas de audio, desde voces superpuestas hasta efectos de sonido.

Gato distrae a su dueña mientras lee

Storyboarding: el mundo del guion gráfico.
Descubre cómo esta artística habilidad del guion gráfico ayuda a plasmar ideas en la gran pantalla, así como en la pequeña.

Obtén Adobe Premiere Pro

Crea producciones perfectas con el software de edición de vídeo líder en su sector.

7 días gratis, luego 24,19 € al mes.