Cómo convertirse en YouTuber.

Descubre lo que hace falta para convertirse en un YouTuber de éxito con consejos profesionales que te ayuden a ganar dinero con tu canal y a crear una base de suscriptores sólida.

YouTuber que coloca una cámara en un trípode para grabar un vídeo de ejercicios para su canal de YouTube

Así que quieres ser una estrella de YouTube...

YouTube es una de las plataformas más populares entre aspirantes a creadores de contenido. Cuenta con audiencias en todo el mundo, herramientas avanzadas de análisis y es el centro que incluso alberga la mayoría de los nichos de temas más específicos. Quizás tengas unos cuantos vídeos en YouTube que quieras ampliar o puede que hayas llegado al momento para llevar tu canal bisoño al siguiente nivel.

 

Independientemente de tu punto de partida, si quieres crear una audiencia para un canal que genere ingresos, necesitarás algo más que un contenido de calidad. Pero tampoco es una cuestión de ingeniería aeroespacial... Si trabajas duro, algunos conocimientos de YouTube y un poco de destreza en marketing puedes hacer que la creación de contenido pase de ser un ingreso complementario a un proyecto hecho y derecho.

YouTuber que habla a una cámara sobre un trípode para su canal de YouTube de grabación de audio
YouTuber que habla a una cámara sobre un trípode para su canal de YouTube de cocina

Canaliza tus pasiones en un canal de YouTube.

Lo primero que tienes que establecer al crear tu propio canal de YouTube es el tipo de contenido que vas a hacer. Puedes tener muchos intereses, pero tu canal debe centrarse en un solo tema. Es importante definir esta expectativa pronto para que tu audiencia sepa de qué vas y si tu canal es para ellos.

 

Ya sean tutoriales de maquillaje, videoblogs diarios, reseñas de videojuegos o vídeos explicativos, “hay un nicho para todos —afirma Brad Rodríguez, fundador del popular canal de bricolaje Fix This Build That—. No importa lo que sea, pero tú tienes que tenerlo claro”.

 

Algunos creadores de contenido de vídeo, como los que se dedican a los videoblogs, pueden crear contenido que varíe de un día a otro, pero el factor unificador sigue siendo la personalidad del videobloguero y su estilo de vida.

Collage de tres imágenes de personas que hacen ejercicios, estiramientos y que posan para la cámara

Conoce a tus destinatarios

Esto va de la mano con saber qué tipo de vídeos vas a hacer. “Tienes que saber para quién estás haciendo vídeos”, comenta Rodríguez. Tu canal no le gustará a todo el mundo y no pasa nada. Es mejor crear una base sólida de 100 fans que 1000 suscriptores casuales que no interactúen.

 

Encuentra a tu público objetivo, ponte en su lugar y pregúntate qué quieren ver. Cuando eliges un tema que te apasiona, lo que quieres hacer y lo que la audiencia quiere ver probablemente coincidirá la mayoría de las veces.

 

Esto no significa que estés encasillado en una especialidad. Tu canal puede crecer y evolucionar al igual que tú. Si escuchas a tu audiencia, probablemente así será. “Lo bueno es que empezarás recibiendo comentarios de tu audiencia y, después, podrás diversificar desde ahí”, explica Rodríguez.

 

Preocúpate por tu SEO.

La optimización del motor de búsqueda (SEO) es la clave para conseguir que tus vídeos lleguen a la mayoría de las personas. “El objetivo de YouTube consiste en mantenerte en la plataforma el mayor tiempo posible”, afirma Rodríguez. YouTube usa un algoritmo para clasificar el contenido y maximizar el número de espectadores en toda la plataforma.

 

Tu objetivo como creador de contenido es mejorar tu posición con el algoritmo. Pero no hay ninguna forma de “ganarle” al algoritmo. En pocas palabras, el algoritmo prioriza el contenido que más clics recibe, que más se ve y que durante más tiempo se ve. Deberás recurrir a las métricas para indicar lo bien que está funcionando tu contenido, pero un contenido atractivo es la mayor clave para el éxito.

 

Tres métricas que no debes perder de vista.

Según Rodríguez, las tres grandes métricas que se deben tener en cuenta son la proporción de clics, el porcentaje medio de visualización (retención) y el tiempo total de visualización.

 

1. La proporción de clics es el porcentaje de personas que ven tu vídeo después de ver la miniatura. Es decir, si tu vídeo le aparece a 1000 personas en sus resultados de búsqueda y 100 de ellos hacen clic en él, tendrás una proporción de clics del 10 %.

 

2. La tasa de retención es el porcentaje medio que ven de tu vídeo los espectadores. “Si puedes conseguir una tasa de retención del 50 %, es un buen punto de referencia para empezar”, afirma Rodríguez.

 

3. El tiempo total de visualización indica qué contenido ven realmente los espectadores, en contraste con los que hacen clic y abandonan.

 

Presta atención a tus aperturas y tus finales.

Una forma de mejorar tu SEO es ir directamente al grano con tu mensaje. No malgastes tu primer minuto con una presentación larga. Una vez que inicies el vídeo, mantén el interés hasta el final. No termines la parte principal del vídeo con tres minutos de sobra y dedícalos al cierre. Si haces esto, mucha gente se irá, lo que reducirá tu tasa de retención y el tiempo total de visualización.

Vídeo de YouTube sobre ejercicios reproducido en la pantalla de un ordenador de sobremesa situada en un escritorio con varios accesorios de oficina a su alrededor

Empieza fuerte con un título contundente.

“El algoritmo se ha vuelto tan inteligente que ni siquiera tienes que usar las palabras clave”, explica Rodríguez. Dado que YouTube analiza automáticamente el contenido de tu vídeo fotograma a fotograma, es más importante poner un título interesante que uno que se pueda buscar.

 

A nadie le gustan los títulos con ciberseñuelos, así que sé específico sobre lo que se va a ver en el vídeo, pero dale un poco de vida sin preocuparte por un impacto negativo en tu SEO. “Quieres proponer una pregunta en su mente cuya respuesta encontrarán al hacer clic en tu vídeo”, afirma Rodríguez.

 

YouTuber que habla a una cámara sobre un trípode para grabar un vídeo de ejercicios para su canal de YouTube

Cómo convertir tu canal en una forma de hacer dinero.

Una vez que tu canal esté en marcha y funcionando, es hora de pensar en los patrocinios y en la monetización de tu canal. Esto es algo esencial si tu objetivo es hacer que YouTube sea un curro a jornada completa. Y si no, deberías prepararte para que las marcas se acerquen a ti igualmente. “Si no tienes ningún plan y luego surge, tendrás que reaccionar en el momento y podrías comprometerte con algo que no quieres —afirma Rodríguez—. Por lo tanto, infórmate con antelación, porque las empresas se acercarán a ti”.

 

Sé selectivo con tus patrocinadores.

Que no te incomode decir que no. “No te sientas obligado a aceptar cualquier cosa —aconseja Rodríguez—. Si dices que sí a todo, comprometerás la integridad de tu canal”. Tu reputación como figura de confianza es vital para tener éxito como persona influyente.

 

Si no eres sincero, tu audiencia se dará cuenta, así que pregúntate si crees en el producto o la empresa que te está cortejando y decide si te vas a asociar con ellos. “Para mí el filtro es: ¿habría comprado esto por mi cuenta?”, comenta Rodríguez.

 

Acepta las condiciones anticipadamente.

Por lo general, las marcas ofrecerán un producto gratuito a cambio de una reseña, pero nunca asumas que sabes todo lo que implica. Puede que algunas marcas solo quieran que lleves su camiseta durante un vídeo, mientras que otras pueden esperar un vídeo completo dedicado a su producto. “Todo es negociable”, aconseja Rodríguez. Algunas empresas pueden exigir unas directrices creativas estrictas para tu contenido patrocinado. En esas situaciones, no olvides que tú puedes rechazarlo.

 

"Yo les cuento a las empresas que soy el que mejor sabe hablar a mi audiencia y que, si leo un guion, no voy a conectar con ellos. Pero, si hablo sobre cómo he usado el producto y para qué me ha servido, con mis propias palabras, será mucho más auténtico”, afirma Rodríguez. Recuerda que los responsables de marketing de las marcas desean una victoria tanto como tú, así que enfoca los debates como si estuvieras en el mismo equipo.

 

Mantente alejado de situaciones legales complicadas.

No debes firmar los contratos de patrocinio habiendo echado únicamente un vistazo rápido. Un par de cosas en las que debes fijarte son la propiedad del contenido y el cumplimiento normativo de la FTC (Comisión Federal de Comercio). Algunas marcas añadirán una cláusula que les otorgue derechos de autor y propiedad sobre tu contenido, lo que significa que pueden hacer que elimines el vídeo o lo redistribuyas sin ninguna compensación.

 

Puedes leer sobre las directrices de aprobación de la FTC aquí, pero lo principal es ser honrado y no inducir a error sobre tus promociones. Si se trata de contenido patrocinado, asegúrate de dejarlo claro en tu vídeo.

Persona que mira su teléfono después de practicar ejercicio intenso

Cómo aumentar tus seguidores e ingresos.

Expándete a otras redes sociales.

TikTok, Instagram, Facebook y Twitter son grandes redes sociales con nuevas audiencias que están a la espera de que las contacten. Para conseguir la máxima exposición, diversifica y usa tu comunidad de YouTube para que empiecen a seguirte en una nueva plataforma. Esto te permitirá interactuar con tus seguidores en un nivel más profundo y te mantendrá al tanto de los temas del momento.

 

Diversifica tus fuentes de ingresos.

Los ingresos por publicidad y los patrocinios son solo el principio en YouTube. Fuentes como Patreon y la venta de productos promocionales también pueden aumentar tus ingresos como YouTuber. Si tienes un canal de fotografía, lanza un paquete de ajustes preestablecidos. Si tienes un canal de fitness, haz un plan de ejercicios en PDF y empieza a generar ingresos pasivos. Si tienes otras redes sociales, también puedes conseguir ingresos de otras plataformas como Facebook, Instagram, TikTok o Twitter.

 

“Todas estas cosas son como poner un cubo bajo la lluvia para recoger agua —comenta Rodríguez—. Si miras solo a un cubo, no hay mucha agua. Pero, si juntas todos los cubos, todo suma”.

 

Más consejos para empezar con fuerza tu canal de YouTube.

Empieza con una base de contenido.

Si puedes, crea una serie de vídeos para lanzar tu canal. Tu primer vídeo puede tener una gran solidez, pero es poco probable que la gente se suscriba a un canal que tiene solo un vídeo. Si tienes otros cinco vídeos más que explorar después de ese, los espectadores curiosos pueden llegar a conocerte y es más probable que se suscriban.

 

La coherencia es la clave.

Una vez que la maquinaria está en marcha, depende de ti mantenerla en movimiento. Crea un horario de contenido y cúmplelo para obtener unas ganancias estables con tu canal. “Esa coherencia ayudará a que los espectadores vuelvan —explica Rodríguez—. Ese es el mayor desafío: existen muchísimos canales. La gente sigue a cientos de creadores diferentes en YouTube, así que puede que no vean el tuyo”.

 

Ya sea subir un nuevo vídeo cada miércoles o publicar nuevo contenido a diario a las tres de la tarde, establece una expectativa con tu audiencia desde el principio para que sepan exactamente cuándo y dónde encontrarte.

Encabezado de YouTube para un canal de ejercicio

Haz de tu canal una marca.

No pases por alto los aspectos más básicos a la hora de crear la página de inicio de tu canal. Crea un banner y un logotipo o una imagen de perfil personalizados, y asegúrate de completar el nombre y la descripción de tu canal con tu horario de carga.

 

Un contenido de alta calidad es clave.

El valor de producción dice mucho cuando se trata de un gran contenido. Usa una cámara réflex digital en lugar de la cámara web de tu ordenador para conseguir la mejor calidad de vídeo e invierte en configuraciones de audio e iluminación. No necesitas gastar miles de euros para empezar: hasta las cámaras de los móviles pueden grabar vídeos en 4K hoy en día y los juegos de luces y micrófonos decentes cuestan mucho menos de lo que puedes pensar.

 

A la hora de editar, elige un software de edición de vídeo que pueda convertir todos tus clips en un producto de gran calidad. Adobe Premiere Pro es una gran opción que usan tanto los profesionales de la industria cinematográfica como los aficionados. Las transiciones, los títulos, los efectos especiales y el audio, entre otros, son toques de posproducción que ayudan a mantener la interacción de la audiencia desde el primer vistazo hasta el último fotograma.

 

Ser un YouTuber conlleva muchas cosas, pero no te desanimes si el éxito no se da de la noche a la mañana. El trabajo duro dará sus frutos con paciencia y perseverancia. YouTube es un sitio genial para conocer a gente con ideas afines y profundizar en una afición que te encanta, así que recuerda que es importante disfrutar del viaje y dejar que la pasión por tu tema brille a través de tus espectadores.

Colaborador

Haz más con Adobe Premiere Pro.

Crea vídeos visualmente deslumbrantes de modo virtual y en cualquier parte: para películas, televisión y web.

Puede que también estés interesado en…

Opción de calidad de imagen

Reduce el tamaño de una foto.
Aprende qué tipos y tamaños de archivos de fotos funcionan mejor para editar, publicar, compartir e imprimir.

Editando un vídeo en el móvil

Cómo editar vídeos: todo lo que debes saber.

Aprende los principios de la edición de vídeo y consejos prácticos tanto para pantallas grandes como pequeñas.

Persona que añade audio a un vídeo con Adobe Premiere Pro

Añade audio al vídeo.

Añade a tus vídeos varias pistas de audio, desde voces superpuestas hasta efectos de sonido.

Micrófono preparado para grabar

Cómo crear tu propio pódcast.

Aprende los conceptos básicos para irrumpir en este popular medio de audio.

Obtén Adobe Premiere Pro

Crea producciones perfectas con el software de edición de vídeo líder en su sector.

7 días gratis, luego 24,19 € al mes.