Fotos de cara: el arte del primer plano.

Los primeros planos y los retratos corporativos son una manera de presentarse. Sigue estos consejos para realizar a la perfección fotos de cara profesionales para LinkedIn, currículos de actores y más.

Hombre frente a muro con corazones

Crea una buena primera impresión con un buen primer plano.

Un retrato increíble te dice quién es alguien. A diferencia de las fotos de los pasaportes, los carnés de conducir o los DNI que simplemente muestran cómo es alguien, los primeros planos deben transmitir más cosas, como la actitud, el carácter y la personalidad.


Para conseguir un buen primer plano, el fotógrafo necesita saber de quién es y para qué se va a utilizar. Un primer plano para un profesional que lo va a utilizar en LinkedIn es diferente de uno para un actor o un modelo. Para dominar este campo, también necesitarás saber cómo fotografiar el rostro humano y practicar las habilidades sociales que tranquilizan a los sujetos y resaltan su personalidad.

Mujer con una americana sonriendo
Fotografía del rostro de un hombre con gafas de sol
Fotografía del rostro de una mujer

¿Qué es un primer plano?

Un primer plano es un saludo. Los primeros planos deben darle al espectador la sensación de que están conociendo a alguien, en un contexto profesional, por primera vez. Ver un primer plano debe ser como una introducción que complementa cualquier texto o contexto relacionado con él. Un primer plano hace que un perfil de LinkedIn sea más que una simple lista de experiencias laborales y un perfil profesional más que una simple lista de habilidades e intereses.

 

“Contar una historia con un primer plano es muy importante. De lo contrario, solo es alguien”, dice la fotógrafa editorial y de retratos Grace Rivera. “Tiene que decir algo e impactar en el espectador para evocar un sentimiento”. Ese sentimiento, dice Rivera, debería venir del sujeto, pero depende del fotógrafo crear un contexto donde ese sentimiento pueda tomar forma.

 

“Contar una historia con un primer plano es muy importante. De lo contrario, solo es alguien”.

 

Debido a los temas parecidos y al énfasis en lo personal, los primeros planos y la fotografía de retratos tienen mucho en común. A menudo, los consejos y trucos técnicos para uno se aplicarán al otro. Sin embargo, Rivera destaca rápidamente que no son lo mismo. Los primeros planos y los retratos tienen historias diferentes que contar, y los fotógrafos deben tener en cuenta su propósito al hacerlos.

 

“Si vas a sacar una foto de cara para LinkedIn”, dice Rivera, “tendrá una actitud completamente diferente a la de un editorial para una revista. Si fuera al set preparada para un retrato corporativo cuando el trabajo es un editorial para una revista, sería un fracaso. Ten en cuenta a quién estás fotografiando, para qué lo haces y dónde va a aparecer la imagen. Si dedicas tiempo a hacer esto, el resultado será positivo”.

Hombre iluminando su cara
Mujer mirando un trozo de tarta
Fotografía del rostro de una mujer con un sable de luz

Cómo iluminar a los sujetos para los primeros planos.

Conseguir la luz correcta para un primer plano puede ser todo un reto. Las creencias populares recomiendan para los primeros planos una luz blanca y suave sobre un fondo blanco. Sin embargo, tanto la luz suave como la intensa pueden servir para los primeros planos si hay una correcta planificación y consideración. “Realmente depende de las elecciones que tomes y del aspecto que estés buscando”, dice Heather Concannon, que tiene un máster en iluminación de estudio. “Si buscas un efecto más dramático, una luz intensa, como la luz solar directa o una gran luz, hará que el sujeto se vea de cierta manera y eso puede ser realmente genial”.

 

Hacer coincidir la iluminación con el aspecto y la personalidad del sujeto es esencial. “Cuando estás fotografiando retratos”, afirma Concannon, “siempre quieres tener un momento para pensar de dónde vienen las fuentes de luz. A continuación, asegúrate de que la ajustas correctamente”.

Chico tocando la guitarra

Concannon reconoce que para muchos fotógrafos principiantes es difícil fotografiar a alguien con una luz intensa o cuando está iluminado desde atrás. Es posible utilizar la luz intensa o el contraluz, pero dice que llegar al nivel en el que puedes aprovecharte de estos elementos requiere experiencia. Su consejo para los fotógrafos de primeros planos novatos es quedarse dentro y aprovechar las nubes.

 

“Un día nublado al lado de una ventana es el tipo de iluminación para retratos más agradable”, declara. “Las nubes difuminan el sol. En un día nublado, cualquier lugar es bueno. Pero, si estás en un lugar interior, acércate a una ventana donde las nubes difuminen la luz o si hay un techo sobre la ventana para bloquear ese sol intenso. Eso puede crear una luz hermosa, suave y uniforme para el sujeto”.

 

Trabajar en el exterior a menudo puede tener excelentes resultados, pero con todas las variables potenciales que lo acompañan, también puede llevar a problemas imprevistos. “Si hay un sol brillante encima durante el día, hago que los sujetos se muevan a la sombra”, dice la fotógrafa Sarah Aagesen. “La luz cenital crea sombras nítidas en las caras que pueden ser difíciles de corregir durante la edición de fotos”.

 

Céntrate en el rostro humano.

Un buen fotógrafo de primeros planos tiene en cuenta la variación y los contornos del rostro humano. “Puedes enfocar los ojos, la nariz y la frente de alguien y capturar su verdadera esencia”, opina Concannon. “Entonces estás suavizando automáticamente su piel. Estás suavizando el fondo y eliminando las distracciones”.

 

Un buen primer plano enfoca al sujeto al tiempo que resta importancia o incluso difumina el fondo. Lo más importante es cómo aparece el sujeto y la forma en que mira a la cámara. Ese énfasis se puede servir de una profundidad de campo poco profunda con una apertura de aproximadamente 2,8 o un ajuste en el extremo inferior de la escala de apertura.

 

En cuanto a ese bonito fondo borroso, una distancia focal de 50-85 mm funciona bien, aunque se pueden usar mayores distancias focales para lograr un efecto bokeh de fondo aún más borroso.

 

Una distancia focal de 50 mm simula la visión del ojo humano. Ese enfoque naturalista funciona bien para primeros planos y retratos. “Miras a la cámara y vas a ver algo que no está muy ampliado o muy alejado en comparación con lo que estás viendo con tus ojos”, dice Concannon.

Mujer rodeada de peluches
Mujer lanzando burbujas de jabón

Sin embargo, hacer fotos de cara con una distancia focal mayor tiene sus ventajas. Con 85 mm, el fotógrafo puede darle más espacio al sujeto. Si estás trabajando con alguien que está nervioso por hacerse la foto, esa distancia adicional podría marcar la diferencia cuando se trata de que se muestre tal y como es.

 

Por el contrario, elegir una distancia focal que reduzca la distancia entre el fotógrafo y el sujeto puede ayudar a tranquilizarlo.

 

“Cuando estoy en el estudio, quiero una distancia focal que me permita interactuar físicamente con los sujetos”, dice la fotógrafa y autora más vendida del New York Times Carli Davidson. “No quiero estar muy lejos de ellos”. Para Davidson, esa distancia la hace sentir separada de su sujeto y eso se interpone en el camino para establecer la relación necesaria para conseguir la mejor foto. “No quiero perder esa interacción divertida, seria o triste”, añade.

 

Captura la confianza en las fotos de cara.

Los primeros planos son personales. Para que el fotógrafo capture la verdadera forma de ser de los sujetos, deben sentirse cómodos. Sin embargo, muchas personas dejan de ser ellos mismos en cuanto ven una cámara. Se ponen tensos, miran directamente a la cámara o ponen una sonrisa artificial. Depende de los fotógrafos arreglar esto.

Hombre con pelo rizado y gafas

La confianza es clave cuando se trata de hacer que el sujeto esté cómodo. “Incluso si no te sientes seguro, finge un poco de confianza”, dice Rivera. “Alivia la tensión al comienzo de una sesión de fotos. Después, puedes dejar que las cosas fluyan naturalmente. Habla con el sujeto, conócelo y, mientras fotografías, encuentra esos momentos en los que se siente más cómodo”.

 

Entrenar el ojo para captar esos momentos y capturarlos con tu cámara es la esencia de lo que hace que un primer plano sea satisfactorio, ya sea para LinkedIn o para el archivo de audición de un actor. Saca su forma más natural y auténtica, y ayúdales a causar una gran primera impresión.

Puede que también estés interesado en…

Mujer con pecas mirando a la cámara

Iniciación a la fotografía de retrato.

Acércate a los retratos perfectos con consejos y recomendaciones de los fotógrafos profesionales.

Ñus cruzando un río

Trucos y consejos para fotografiar la naturaleza.

Explora las posibilidades de la fotografía de naturaleza, desde animales en movimiento hasta extensos paisajes.

Ciudad por la noche desenfocada

Qué es el efecto bokeh y cómo desenfocar el fondo de tus fotos.

Obtén más información sobre el precioso efecto de desenfoque que puede darles un toque impactante a tus fotos.

Perro en la orilla de la playa-Consejos de distancia focal | Adobe

Introducción a la distancia focal.

Descubre formas de seleccionar la distancia focal ideal para todas y cada una de tus fotos.

Prueba Lightroom hoy mismo.

Lightroom (1 TB)
Obtén Lightroom para escritorio y dispositivos móviles con otros servicios de Creative Cloud.

12,09 €/mes

|

Lightroom (1 TB)
Obtén Lightroom para escritorio y dispositivos móviles con otros servicios de Creative Cloud.

12,09 €/mes.

Fotografía (20 GB)
Consigue Lightroom, Lightroom Classic y Photoshop en aplicaciones de escritorio y iPad.
12,09 €/mes

|

Fotografía (20 GB)
Obtenga Lightroom, Lightroom Classic y Photoshop para escritorio y iPad
12,09 €/mes.

Estudiantes y profesores
Ahorra más del 65 % en la colección completa de aplicaciones de Creative Cloud.
19,66 € al mes.

Todas las aplicaciones
Consigue Photoshop para escritorio y iPad, así como la colección completa de aplicaciones creativas.
60,49 €/mes

|

Todas las aplicaciones
Consigue Photoshop para escritorio y iPad, así como la colección completa de aplicaciones creativas.
60,49 €/mes