Fotografía de maternidad: ideas y

consejos para sesiones

La maternidad es un momento único que muchas mamás fotografían para el recuerdo. Hoy en día este tipo de fotografía tiene una gran popularidad y muchas futuras madres buscan contar esa historia a través de una sesión de fotos profesional.

 

En esta guía veremos algunas de las características de la fotografía de maternidad, los pasos a tener en cuenta y algunas ideas y consejos para tus sesiones.

Aerial photograph captures cars going over the Golden Gate bridge

Contenido:

 

¿Cómo hacer fotografías de maternidad?

 

Una sesión fotográfica de maternidad no tiene por qué ser muy diferente a cualquier otro tipo de sesión, pero sí que hay que tener en cuenta las limitaciones físicas o el estado de ánimo de la futura mamá (aunque es algo que deberíamos tener presente con cualquier modelo, en cualquier caso). Los tres puntos claves son: una buena planificación, la selección del equipo y la iluminación.

 

A continuación, veremos cómo afectan estos elementos a las sesiones de fotos durante el embarazo.

 

Planificar una sesión de fotos de embarazo.

 

Toda sesión fotográfica empieza con una buena planificación para garantizar el mejor resultado y evitar problemas innecesarios. Por supuesto, siempre tendremos que ser flexibles e improvisar ante sucesos inesperados, pero estos deberían ser mínimos y haberse tenido en cuenta durante la planificación. En la fotografía de maternidad, este proceso es incluso más importante debido a las limitaciones o necesidades de la mamá o futura mamá.

 

Localizaciones.

Lo primero es decidir entre interiores o exteriores, y aquí se presenta un factor muy importante a considerar: ¿es seguro para una mujer embarazada o para un bebé? Por supuesto, la seguridad debe tenerse en cuenta en cualquier sesión fotográfica, pero, debido a la propia naturaleza de las mamás y los bebés, se deberían evitar lugares en los que se tenga que andar largas distancias o que no cuenten con las instalaciones adecuadas, por ejemplo, baños públicos, que la mamá puede necesitar con más frecuencia dependiendo del estado de gestación.

Open air trike flying high over the mountains

Vestuario.

El vestuario es otro aspecto esencial para la fotografía de maternidad. Un punto importante para considerar es la comodidad de las mamás, por lo que es primordial elegir ropa y accesorios con los que la madre no solo tenga buen aspecto, sino que le permitan moverse y sentirse a gusto en todo momento.

 

Lo mejor es escoger colores dependiendo del tipo de ubicación y elementos con los que se jugará. Es común usar telas vaporosas y vestidos largos en exteriores y optar por ropa más casual, como camisetas y pantalones, en interiores.

“Me resulta más cómodo llevar conmigo vestidos premamá de varios tamaños para mis clientes. Los vestidos son muy caros y solo los van a usar durante un mes o dos.”

Jacqueline Vega, fotógrafa

 

También es recomendable contar con varias opciones de vestuario, siempre y cuando la madre tenga la suficiente movilidad para cambiarse varias veces. Hoy en día, muchas mamás incluso optan por desnudos artísticos, que se están abriendo paso dentro del mundo de la fotografía de embarazo artística. En este caso es aún más importante que se sientan cómodas y que se realice en el lugar adecuado, en muchas ocasiones su propio domicilio, por lo que tendremos que transportar el estudio.

 

Accesorios.

Deja volar la imaginación con los accesorios. Comparte tus ideas con la mamá y escucha cualquier sugerencia. Puedes usar accesorios clásicos como flores, ropita de bebé y juguetes o experimentar con otras tendencias, como utilizar las fotos de la ecografía. La cuestión es ser creativo y adornar las sesiones de forma artística y original.

Open air trike flying high over the mountains
Open air trike flying high over the mountains

La seguridad y la comodidad, lo primero.

Como hemos mencionado antes, la seguridad es fundamental en cualquier sesión, pero es incluso más importante cuando trabajamos con personas vulnerables, con limitaciones o necesidades fisiológicas debido al embarazo. El acceso a servicios o lugares para cambiarse de ropa son sumamente recomendables en las sesiones fotográficas de embarazo.

 

También es importantísimo hacer descansos y contar con una silla cómoda para la mamá, así como asegurarse de que hay agua y comida. Si van a asistir otros niños o bebés a la sesión, es posible que necesites un lugar para calentar el biberón. En cualquier caso, evitaremos sesiones largas que puedan incomodar a la mamá y a los participantes.

Open air trike flying high over the mountains

Equipo para la fotografía de maternidad.

Por supuesto, una parte fundamental de la planificación es elegir el equipo adecuado. Cuando la sesión fotográfica de maternidad sea en el estudio, resultará muy fácil acceder a todo el equipo, pero aun así algunas sesiones se pueden ralentizar para adaptarse al estado de gestación de la mamá. Si la sesión de fotos es en otra localización, debemos asegurarnos de contar con todo el equipo y prepararlo para que esté listo al inicio de la sesión.

 

Algunos elementos que no pueden faltar son:

 

  • Objetivos: Lleva tantos como necesites para la sesión que hayas planificado. Una mala selección puede limitarte y arruinar muchas fotografías o incrementar el tiempo de edición para corregir errores.

  • Reflector de luz: Es fundamental para controlar la luz en interiores y para contrarrestar los cambios de luz en el exterior. La luz, como veremos a continuación, es esencial y los reflectores te abrirán un mundo de posibilidades.

  • Trípode: Es necesario para realizar fotografías con ciertas condiciones de luz y aperturas, así como para mantener fondos fijos y jugar con el movimiento.

  • Flash: Es imprescindible para interiores y localizaciones en las que la luz cambie constantemente o se vaya reduciendo. También es indispensable dentro de los estudios fotográficos para tener un mejor control de la iluminación.

  • Pilas y tarjetas de memoria de repuesto: Lo último que querrás es poner fin a una sesión de fotos en el mejor momento porque te has quedado sin pilas o sin espacio en la tarjeta de memoria. Como regla general, son dos elementos que siempre debes llevar en tu maletín de fotografía.
     

¿Cómo utilizar la luz en la fotografía de maternidad?
 

Todo fotógrafo, aficionado o profesional, sabe el impacto que la iluminación tiene en el resultado final. Una mala iluminación puede arruinar fotografías con zonas muy oscuras y poco definidas o efectos de luz extraños que pueden difuminar la foto. A todos nos ha pasado: nos encontramos con la escena perfecta en busca de inspiración, pensamos en la composición y el encuadre y nuestros ojos nos adelantan el resultado que buscamos, pero al tomar la fotografía obtenemos algo completamente distinto.

 

La óptica de las cámaras fotográficas ha evolucionado mucho. Hoy en día, las cámaras ofrecen una gran cantidad de preajustes o correcciones automáticas, pero siguen estando limitadas por la propia física, muy distinta al ojo humano. Eso sí, también ocurre lo contrario y podemos descubrir efectos increíbles jugando con luces inusuales o complejas.

 

Por supuesto, en muchas ocasiones podemos corregir efectos no deseados durante el proceso de edición; sin embargo, siempre es mejor evitarlos y utilizar la edición solo para retocar la fotografía con ajustes o efectos.

Open air trike flying high over the mountains
Open air trike flying high over the mountains

La luz en exteriores.

La principal característica de la luz en exteriores es que cambia constantemente, algo a tener muy en cuenta, sobre todo, en sesiones largas en las que la consistencia es fundamental. Esto es de especial importancia cuanto más cerca estemos del amanecer o la puesta de sol, momentos en los que la luz cambia de forma radical en cuestión de minutos, al contrario de lo que ocurre al mediodía, cuando la luz cambia con mayor lentitud.

 

Lo último que queremos al realizar una sesión de fotos de embarazo es tener que improvisar y cambiar por completo todos los ajustes cuando ya habíamos encontrado la iluminación perfecta para nuestra fotografía.

 

Por supuesto, podemos aprovechar esos cambios para trabajar con distintas iluminaciones, pero, en ese caso, debe formar parte de la planificación si no queremos acabar improvisando para contrarrestar reflejos o sombras no deseadas.

 

La mejor opción siempre es una buena planificación: selecciona el lugar y las horas que mejor se adapten a tu idea original y al horario de la mamá. El equipo también es fundamental y en muchas ocasiones necesitaremos pantallas e incluso focos de apoyo para ajustar la iluminación natural según va cambiando.

Open air trike flying high over the mountains
Open air trike flying high over the mountains

Por otra parte, la gran ventaja es que no estamos limitados a nuestro equipo de iluminación, ya que la luz natural puede ofrecer resultados únicos, muy difíciles de conseguir en interiores. Dos buenos ejemplos son la «hora dorada» y la «hora azul», tan populares en el mundo de la fotografía.

 

La primera, también llamada «hora mágica», se considera la hora perfecta por su suavidad y uniformidad, además de por un efecto relajante muy apropiado para la fotografía de maternidad. Sus características hacen que sea la luz ideal, puesto que, según la fotógrafa Jenn Byrne, «es difícil sobreexponer o subexponer partes de una imagen, como la cara de un sujeto, ya que la luz es muy uniforme y tiene un hermoso tono dorado», características ideales para retratos en exteriores. Además, la luz es direccional, por lo que podemos controlar fácilmente las sombras, los contraluces y las siluetas.

 

Y si aguantamos hasta el fin de la hora dorada nos encontraremos con la «hora azul», que ofrece tonos azulados y púrpuras con luz suficiente como para no necesitar flash. Dura unos 15 minutos, pero sus tonos saturados y atmósfera surrealista nos permitirán tomar fotos de ensueño. Además, la paz y la calma que transmite este momento del día pueden ayudar a la mamá a relajarse para finalizar la sesión.

Open air trike flying high over the mountains

La luz en interiores.

Evidentemente, las sesiones en interiores nos ofrecen un mayor control sobre la iluminación, que solo se verá afectada por nuestra idea o selección del equipo. En la mayoría de los casos necesitaremos varios tipos de flash, pero también reflectores para suavizar las luces. Por otro lado, podemos utilizar focos, pero se recomienda usar siempre luces más suaves que hagan que la mamá se sienta muy cómoda durante la sesión y que no le generen demasiado calor.

 

Si trabajamos en nuestro estudio, podremos contar con todo el equipo. Sin embargo, recuerda planear bien la sesión de fotos para evitar perder tiempo por cambios de última hora, lo que podría alargar la sesión y hacer que la madre se sienta cansada. La comodidad es lo primero y por eso muchas mamás quieren hacer las sesiones fotográficas de embarazo en su propio domicilio. En ese caso, es fundamental visitar antes el espacio que se vaya a utilizar para poder seleccionar el equipo adecuado.

Open air trike flying high over the mountains
Open air trike flying high over the mountains

¿Cómo editar fotografías de maternidad?

 

Una vez terminada la sesión, pasamos a otro proceso fundamental, la edición. Herramientas de edición como Adobe Photoshop y Adobe Lightroom nos permiten realizar todos los ajustes y correcciones necesarios para obtener la fotografía que tenemos en mente.

 

Lo primero es realizar una buena selección. Como mencionamos antes, las sesiones fotográficas de maternidad deberían ser más cortas, por lo que intentaremos tomar cuantas más fotos mejor y podremos incluso terminar con más de 100 imágenes, entre las que tendremos que seleccionar cuáles pasarán al proceso de edición.

“El proceso de selección tiene un grado de importancia increíble. Se puede decir que algunos fotógrafos poseen una visión clara, pero no hacen la elección correcta ni dan con la mejor edición.”

Flo Ngala, fotógrafo

 

Veamos algunas de las herramientas más útiles para el proceso de edición:

 

Ajuste del tono y la saturación.

 

Esta herramienta es fundamental para equilibrar la gama de colores y la definición tanto de la fotografía completa como de secciones específicas. Puede que el color del vestuario contraste demasiado con el fondo o con el tono de la piel o, al contrario, que queramos resaltarlo para que destaque en la composición.

 

En ese caso, podemos utilizar el regulador de tono para controlar la intensidad o aplicar efectos como el lavado de colores, los clásicos tonos sepia o incluso efectos artísticos con niveles de saturación más agresivos. También podemos usar la herramienta Esponja de Adobe Photoshop, que facilita la selección de la paleta de colores y las áreas que queremos editar.

 

Sombras e iluminaciones.

 

A la hora de editar fotografías, también hay que usar el ajuste de los detalles de iluminación y sombra. Esto nos permitirá conseguir resultados con un buen equilibrio de claros y oscuros y así evitar que salgan sobreexpuestas o subexpuestas.

El comando Sombra/iluminación ayuda a corregir sujetos oscuros con una gran luz de fondo, así como aquellos que han salido un poco borrosos a causa del flash. Deberás mover el regulador hacia la derecha o hacia la izquierda para iluminar las sombras u oscurecer las iluminaciones.

 

Contraste y enfoque.

 

Este es uno de los ajustes básicos que nos permitirá realizar un primer balance de colores y luces, así como ajustar el enfoque. A mayor brillo, mayor iluminación y tonalidad, mientras que un brillo reducido pondrá más énfasis en las sombras. Por otro lado, el contraste ajusta la gama de tonos general de la fotografía. Es un ajuste por el que pasa prácticamente cualquier fotografía digital y es sobre todo útil con iluminaciones y sombras que pueden hacer que la imagen pierda definición.

Open air trike flying high over the mountains

Distorsión y ruido.

 

Algunas lentes distorsionan la imagen de diversas formas, por ejemplo, curvando las líneas rectas hacia el borde de la imagen o hacia dentro para crear diferentes efectos de profundidad. Con las herramientas de distorsión y ruido, podemos tanto eliminar la distorsión producida por la lente que utilizamos durante la sesión fotográfica, como añadirla para simular ese tipo de lente. De este modo, eliminaremos errores de apertura de diafragma o distancia y longitud focal o simularemos una lente distinta a la utilizada originalmente.

 

La herramienta Viñetas nos permite corregir la difuminación de color que se produce en los bordes y las esquinas debido a las características o ajustes de la lente. También permite eliminar otro tipo de efectos no deseados como la aberración cromática, un halo de color en los bordes de algunos objetos de la composición debido por lo general a problemas de enfoque.

 

Eliminar imperfecciones.

 

En muchas ocasiones, desearemos deshacernos de algunas imperfecciones, manchas o sombras extrañas. En ese caso, las herramientas Tampón de clonar y Pincel corrector nos permitirán eliminar esos pequeños granitos o arrugas en el vestuario, por ejemplo.

 

El Tampón de clonar necesita que seleccionemos un área similar como punto de muestra, que será la que oculte el área afectada. Además, como su nombre indica, también podemos utilizarla para clonar objetos o detalles de la imagen.

 

El Pincel corrector facilita mucho la edición si queremos deshacernos de pequeños detalles, como una mancha, ya que no requiere un punto de muestra y ajusta de manera automática las texturas y la iluminación para que la reparación se fusione a la perfección con la imagen.

 

Si no queremos especificar un punto de muestra, podemos utilizar la opción Pincel corrector puntual que ofrece los mismos ajustes automáticos que el Pincel corrector estándar. Es una opción muy útil para los detalles más pequeños.

Open air trike flying high over the mountains

Blanqueamiento de dientes.

 

No dejes que unos dientes te arruinen la foto. Con el comando Tono/saturación, podrás darles más blancura y brillo a los dientes de la embarazada y a los de las otras personas que aparezcan en la imagen.

 

En primer lugar, tendrás que seleccionar los dientes con una de las herramientas de selección (recomendamos la herramienta Lazo). Ahora, crea una capa de ajuste, elige Tono/saturación de la lista y opta por los amarillos como gama de colores preestablecida. Ya podrás usar el regulador para blanquear los dientes.

 

Blanco y negro.

 

El estilo de fotografía en blanco y negro es muy popular en la fotografía de maternidad, pues le aporta elegancia y una sensación de inmortalidad que el color no siempre consigue capturar. Si vas a apostar por este estilo, deberás saber cómo editarlo.

 

Si bien puedes fotografiar directamente en blanco y negro, eso no es siempre lo más recomendable, sobre todo si quieres ofrecerle a la embarazada la posibilidad de elegir la misma foto también en color. Es tan fácil como usar el conversor de Adobe Photoshop: Ventana > Ajustes > Blanco y negro.

 

Después de pasar la foto a blanco y negro, recomendamos que retoques de nuevo el tono, la saturación, las sombras e iluminaciones, la exposición, el contraste y otros ajustes fotográficos para asegurarte de obtener el mejor resultado.

 

Ideas para sesiones fotográficas de embarazo.

 

Incluye a otros miembros de la familia.

 

Incluir a la pareja o a otros miembros de la familia puede crear una narrativa más familiar y te permite jugar con composiciones grupales. Los abuelos lo disfrutarán muchísimo y, si hay otros niños, recibirán con una sonrisa al nuevo miembro de la familia. Podemos contar la historia de la pareja o de la familia solo con una mirada o una sonrisa; captúralas para el recuerdo.

Open air trike flying high over the mountains
Open air trike flying high over the mountains

Añade objetos de bebé.

 

Utiliza juguetes, complementos y ropita de bebé para mostrar la anticipación de la mamá. Desata tu creatividad y haz que interaccionen con los juguetes en el suelo, por ejemplo, pero recuerda proponer posiciones cómodas y evitar otras poco favorecedoras.

 

Piensa en la tradición familiar.

 

Recrea fotos antiguas para seguir la tradición o incluso reinventarla. Puede que la madre tenga una foto de la abuela cuando estaba embarazada de ella y quiera recrearla. En ese caso, podemos usar vestuario y juguetes de la época, por ejemplo, o incluso los de la fotografía original. Otra opción es recrearla modernizando todos los elementos, tanto del vestuario como de los complementos.

 

Piensa en una localización con significado.

 

Selecciona una localización que tenga importancia para la madre o para la familia. Puede ser la casa de los abuelos donde creció la mamá, que ofrecería una mayor comodidad y permitiría incluso invitar a los abuelos para participar en algunas fotografías o puede que la sesión de fotos se realice en el lugar donde pasaba las vacaciones de pequeña. La localización es fundamental para contar una historia y no hay mejor forma de escogerla que utilizando un lugar especial para la mamá.

 

Utiliza la ecografía del bebé.

 

Puedes usar también la imagen de la ecografía, siendo la primera «fotografía del bebé». Aprovecha las expresiones de la mamá mientras mira la imagen o pídele que invite a la pareja o a la familia y capturarás miradas y sonrisas únicas.

Open air trike flying high over the mountains

Pareja de embarazadas.

 

Si una hermana de la mamá, o incluso su mejor amiga, está embarazada, las sesiones dobles pueden ser un recuerdo precioso tanto para la familia como para las amigas de toda la vida que han compartido tantísimos momentos juntas.

 

Incluye a las mascotas.

 

Puede tratarse del perro o gato familiar con el que la mamá creció y con el que podemos enlazar la narrativa o una mascota más reciente que crecerá junto al bebé.

 

Haz un seguimiento de la evolución de la barriguita.

 

Esta última idea requiere más planificación, pero, si se escoge realizar una sesión fotográfica de maternidad al inicio del embarazo, es posible hacer un seguimiento desde que sale la barriguita hasta que la madre sostiene al bebé en sus brazos.

 

Es muy importante tener en cuenta que la disponibilidad para las sesiones se verá limitada en las etapas finales, pero para entonces tendremos una rutina que se adapte a la persona. El resultado final mostrará todas las etapas y nos permitirá una infinidad de montajes.

 

El autorretrato de las embarazadas.

 

¿Sabes que no hace falta contratar a un fotógrafo o fotógrafa profesional para retratarte durante el embarazo? Tanto si quieres hacerte una foto embarazada puntualmente o estás pensando en hacer un seguimiento de tu barriguita, es posible hacerlo sola.

 

Deberás asegurarte de estar en un sitio amplio, bien iluminado (es mejor aprovechar la luz natural) y donde te sientas cómoda. Es imprescindible que tengas una buena cámara, un trípode en el que apoyarla para que no se mueva y, a ser posible, un disparador remoto (aunque también puedes usar la cuenta atrás).

 

Fotografía de embarazo artística.

 

Las fotografías de maternidad son una buena oportunidad para dejar volar la imaginación y ser creativo. No tengas miedo de probar cosas nuevas, elegir escenarios insospechados y optar por técnicas fotográficas arriesgadas, como la exposición doble, la retroiluminación o las fotografías en blanco y negro.

Open air trike flying high over the mountains

Consejos adicionales para las sesiones de fotografía de maternidad.

 

1.  Presta atención a los ángulos. Selecciona los ángulos meticulosamente para no destacar elementos con los que la mamá se pueda sentir incómoda. De esta forma, el fotógrafo tiene que contar con un repertorio de poses, encuadres y técnicas que se adapten a cualquier ocasión. Algunas mujeres pueden sentirse incómodas con el tamaño del vientre mientras que otras pueden preocuparse más por los granitos, pero, en cualquier caso, cada una es única.

 

2.  Planea la sesión en el momento ideal. Si la sesión se realiza en el noveno mes, seguro que la mamá tiene más limitaciones físicas que si se realiza con anterioridad. Eso sí, cada mujer es un mundo y algunas se sienten muy cómodas incluso durante el último mes de embarazo. Muchos fotógrafos especializados en fotografía de maternidad recomiendan el séptimo mes, pero siempre dependerá de cada mamá y de cómo evolucione el embarazo.

Open air trike flying high over the mountains

3.  Piensa en la historia que quieres contar. Cada fotografía tiene que contar una historia. Puede ser a través de una mirada, una sonrisa, un gesto o jugando con la localización, el vestuario y los accesorios, pero debe tener una narrativa. Decídela con anticipación para generar una sesión cohesiva y de calidad.

 

4.  Atrévete con la fotografía en blanco y negro. Prueba con el clásico blanco y negro para maquillar las pequeñas imperfecciones asociadas al embarazo. El blanco y negro ofrece tonos de piel más uniformes y, además, nos permite incluso aplicar técnicas de sobreexposición o sombras.

5.  Sé empático con la embarazada. El embarazo es un momento muy especial para la futura mamá, pero también muy delicado, ya que su cuerpo experimenta muchísimos cambios rápidamente. Todos estos cambios hacen que algunas mujeres tengan problemas con su imagen y se sientan poco atractivas. Esto no ocurre siempre y otras mamás se encontrarán radiantes y encantadas en la sesión fotográfica de maternidad con la que buscan capturar ese momento tan especial.

En cualquier caso, el papel del fotógrafo es hacer que esté lo más cómoda posible en todo momento para evitar que las fotos parezcan forzadas. El objetivo es capturar imágenes lo más naturales y con la mejor calidad posible.

Open air trike flying high over the mountains

Fotografía de maternidad: las preguntas más frecuentes.

 

¿Cómo maquillarse para una sesión de fotos de embarazada?

 

En términos generales, se recomienda usar un estilo de maquillaje suave y natural, con labios en tonos claros y ojos con un delineado muy fino y un toque de máscara. Los labios pueden resaltarse un poco más si el resto de la imagen va a ser muy clara. Obviamente, todo esto es algo muy personal y puede que, según la sesión, necesites un maquillaje más o menos sofisticado. En cualquier caso, recomendamos no sobrecargarlo mucho.

 

¿En qué mes se recomienda hacer una sesión de fotos de embarazo?

 

Suele recomendarse hacer la sesión de fotos entre las 28 y las 35 semanas de gestación. Es el momento ideal, ya que podremos capturar una barriguita bien marcada mientras la futura madre sigue sintiéndose cómoda y poco pesada. En caso de querer hacer un seguimiento del embarazo, las sesiones deberán hacerse una vez al mes.

 

Los expertos en fotografía de maternidad de Adobe.

 

Los siguientes expertos han contribuido en la realización de este artículo:

 

  • Natalie Buck, fotógrafa de embarazadas y bebés. Enamorada de su trabajo, ella siempre intenta buscar el lado creativo de todo. Explora su obra

  • Jacqueline Vega, fotógrafa especializada en capturar bodas y familias. Explora su obra

Puede que también estés interesado en...

Contraste de luces por la noche - Fotografía nocturna | Adobe

Fotografía nocturna.
Poca luz no tiene por qué ser sinónimo de baja calidad con estos consejos para unas fotos nocturnas excelentes.

Padre con su hijo a caballito que miran por una ventana

Encuentra tu verdad en la fotografía artística.

Sigue tus pasiones y explorar las capas conceptuales de la creación de fotos artísticas.

Controles de exposición de una cámara

¿Qué es el ISO?
Descubre el papel que este pilar del triángulo de exposición desempeña en la fotografía.

Bailarines actuando en el escenario - Fotografía de velocidad de obturación | Adobe

Velocidad de obturación: qué es y para qué se utiliza.

Descubre cómo la velocidad de obturación puede ser clave para capturar el movimiento y regular la exposición de nuestras fotos.

Consigue Photoshop Lightroom.

Edita, organiza, almacena y comparte fotos desde cualquier lugar.

7 días gratis, luego 12,09 € al mes.